26 abr. 2014

OTRA CARARROTA DE CUIDADO: MÓNICA DE ORIOL ... EDITADO 28/04/2014

Hace unos días escuchaba con estupefacción las palabras de Mónica de Oriol, a la sazón presidenta del Círculo de Empresarios y mayor accionista de Seguriber, la empresa que debía salvaguardar la vida y el orden en el Madrid Arena la fatídica noche de Halloween, donde cinco chicas perdieron la vida tras una avalancha humana, hace casi dos años, la recuerdan??...

Pues esta señora, si es que la puedo llamar de esa forma, ha hecho unas declaraciones que han indignado a medio mundo, porque ha pedido que se rebaje el salario mínimo interprofesional (SMI) a las personas sin formación, que en España es de 645,30 € y que ha sido congelado por el Gobierno el año pasado.

Concretamente ha dicho: “hay que dar un trato desigual a una formación desigual, de modo que sólo se abone esa remuneración si el trabajador tiene alguna cualificación…”.

Y siguió sus explicaciones, diciendo:

“La existencia del SMI te obliga a pagar un sueldo a estos jóvenes ninis, -lo que no estudian ni trabajan-, aunque no valgan nada. Hay que darles un dinero que no producen”. Porque en su opinión no deberían recibir dicho salario “hasta que no produzcan lo que cuestan”.

Por último, criticó que la reforma laboral aprobada por el Gobierno en 2012 no hubiera ido más lejos, sobre todo en la rebaja de los costes del despido, porque opina que se tendría que haber apostado por “colocar a España a la cabeza, no seguir dejándola a la cola de Europa”.


Y no contenta con eso, trata a los parados como “parásitos del sistema”, porque según ella nadie acepta un trabajo si tiene dos años por delante de prestaciones y además miente cuando dice que nuestras prestaciones son más “generosas que las del resto de Europa”.

Vamos a ver, tilinga de tres al cuarto, porque de otra forma no te puedo llamar…porque cuando me enfado, me sale el uruguayo que llevo dentro…España está en la cola de Europa por empresarios como vos, que intentan convertir en esclavos a sus empleados, que piensan como vos, como el tristemente célebre Díaz Ferrán que dejó a todos sus empleados en la calle y a los turistas varados en los aeropuertos, mientras ocultaba su patrimonio para no pagarle a sus acreedores…menos mal que está en la cárcel de donde espero no salga jamás.

Con respecto al salario mínimo, España si que está en la cola de Europa. No sube hace más de dos años, cuando al actual Gobierno se le ocurrió congelarlo…en Luxemburgo el sueldo mínimo es de 1800 €, en Reino Unido de 1200 €, en Alemania acaban de fijar un salario mínimo de 8,50 € por hora trabajada, lo que da como resultado un salario mínimo de 1360 € al mes.

Decíme vos, si podrías vivir con 645,30 €….ehhh…qué pasa???...qué no te da ni para comer???...me imagino….viste….entonces….cerrá la boca antes de decir sandeces…miserable…Me gustaría saber cómo has llegado hasta dónde has llegado, porque con la neurona que tenés y como pensás, no creo que lo hayas logrado por ti misma....porque no tenés uña pa' guitarrero....seguro que algún favorcito tuviste que hacer...o te ayudó la fortuna de papá???....

Además nadie está en el paro porque quiere, sino porque la cantidad de trabajo disponible en este país se ha ido al carajo…porque la crisis ha hecho que muchas empresas hayan cerrado y dejado a sus empleados en la calle…y por empresarios “truchos” como vos, que prefirieron enriquecerse antes de pagar los tributos y los sueldos correspondientes.

Antes de hablar y tirar esas ideas, hacé un examen de conciencia, no estrujés a los empleados que están haciendo malabares para subsistir con lo que vos, parásita, considerás una fortuna de salario,…y calláte…que calladita quedás más bonita…aunque visto lo visto, ni eso…anteojita.

Qué a gustito me he quedao’…si señor…

EDITADO 28/04/2014: El sábado 26, después de casi dos días de emitidas sus desafortunadas declaraciones, la señora se ha disculpado, creo que motivada por el revuelo que ha armado:

“Me equivoqué en la manera en que me expresé. Lo siento y pido disculpas. Al hablar de los jóvenes sin formación, dijo - utilicé una expresión muy poco afortunada, que ha dado lugar a interpretaciones totalmente contrarias a lo que yo misma pienso”.
“Todas las personas tienen dignidad y valía, con independencia de su formación profesional. Siento haber ocasionado esta situación y pido disculpas a todos los que haya molestado”.

Nobleza obliga, publicar sus disculpas también....aunque, si bien, todos tenemos derecho a equivocarnos y rectificar, es mejor pensar las cosas dos veces antes de hablar y meter la pata hasta el cuadril....no sé...digo yo...