5 mar. 2014

EL PERRO DEL HORTELANO (II)

- Bueno…Hace como seis años, cuando me separé de Roberto, cuando a él le entró la crisis de los 40….te acordás…que a mi me agarró algo similar y me anoté en meetic….no sé…se me dio por ahí.

- Me acuerdo y que conociste a un montón de tipos….pero ninguno valía la pena….si yo te lo dije, nena….ahí no ibas a encontrar nada.

- Si….bueno….resulta que un sábado por la tarde, estaba mirando fotos, echando la tarde, por si veía a alguien interesante y uno me envío un mensaje.

- Supongo que fue el tal Julio???.

- Si….miré su foto y le contesté…me pareció interesante en un principio.

- En un principio???

- Si…por internet, ya sabés??...todos los gatos son pardos.

- Claro,- dijo Lucía asintiendo.

- Esa misma tarde, quedamos de vernos….Me vestí super provocativa…un pantalón rojo ajustadísimo y una camiseta negra idem…unas sandalias con taconazo.

- Ibas a una cita o a levantarte al tipo ese???.

- Las dos cosas….ya sabés…estaba en un momento de esos.

- Qué momento???

- Qué no enganchaba nada hacía tiempo.

- Aaaahhh…dale seguí,- dijo Lucía sonriendo.

- Bueno….el tipo se vé que estaba en la misma….porque entró al trapo.

- Qué pasó???.

- Bueno…esa tarde – noche, nada más que besos…porque tampoco era cosa de apresurarse.

- No…claro…ibas vestida para el asesinato, y no pretendías nada más???....eso no te lo cree ni mi abuelita que es super inocente y de otra época. Hasta me pregunto como el tipo ese te perdonó la vida y no te bajó el hacha.

- Ahora que lo pienso…yo si fuera hombre, no me hubiera perdonado la vida esa noche,- dijo Marga riendo.

- Como eres!!!...pero sigue.

- La historia siguió su curso…salidas por aquí y por allá….besos, arrumacos…hoteles…un viaje de fin de semana…y todo eso en los primeros quince días de relación.

- Si que ibas rápido!!!.

- Si…demasiado….y me iba metiendo, poco a poco….el tipo me gustaba…pero ahora que lo pienso, me gustaba como era en la cama…porque me daba mucha caña…pero nada más….claro que en los primeros días…uno no ve otra cosa…te ciega el romanticismo…la pasión…el ardor….A las tres semanas, todo eso cambió.

- Me temo lo peor….


Continuará…