3 mar. 2014

EL PERRO DEL HORTELANO (I)

Tarde de lluvia, tortas fritas, telenovela y mate…que más puedo pedir, se dijo Lucía.

De repente, sonó el teléfono. Era su amiga Marga.

- No sabés, lo que acaba de ocurrirme, -dijo rápidamente.

- ¿Qué te ha pasado?, -contestó Lucía suponiendo lo que se venía.

- No lo vas a poder creer.

- De ti, lo creo todo….porque te pasa de todo, nena….yo no sé como lo hacés.

- Te cuento….

- No…mejor, veníte, que acabo de hacer tortas fritas.

- Dale…dentro de un rato estoy en tu casa.

Lucía apagó la tele y se dispuso a esperar a su amiga que vivía cerca. Marga siempre la sorprendía con sus cosas y sus amores, o desamores más bien, aunque hacía bastante tiempo que su amiga estaba felizmente casada con el amor de su vida, como ella decía.

Cuando Marga llegó, Lucía ya había dispuesto el mate, el termo y las tortas fritas recién hechas sobre la mesa del comedor.

Se sentaron y entre mate y mate y torta frita y torta frita, Marga le dijo a Lucía.

- Te acordás de Julio?.

- Julio???....Julio???,- repitió Lucía….No, nena, quién era???.

- Aquél que conocí por el meetic…te acordás???...Hace como seis años.

- De ese nunca me contaste nada…o no me acuerdo….contáme.

- Si….No te acordás, pero si te lo conté….Pero te lo cuento de nuevo.

- Dale,- dijo Lucía partiendo una torta frita y cebando otro mate.


Continuará…