28 ene. 2013

CARARROTAS Y CHORIZOS (I): LOS PEIRANO (tercera parte)

La Justicia probó que el Grupo Peirano era dirigido por Juan, José y Dante Peirano Basso y que el 70 por ciento del paquete accionario del Grupo pertenecía a Jorge Peirano Facio, padre de los anteriores y vinculado en 1971 al vaciamiento del Banco Mercantil del Río de la Plata.

Por intermedio del Banco Montevideo, el Grupo adquirió recursos en distintas modalidades financieras y utilizando “la confianza” y el dinero de los ahorristas, desvió depósitos hacia el Trade and Commerce Bank (TCB) de las Islas Caimán, dinero que después utilizó para provecho propio, desviando dinero al exterior o pagar deudas de sus empresas, así como cubrir agujeros contables o faltantes de sus Bancos en Argentina y Paraguay.

27 ene. 2013

CARARROTAS Y CHORIZOS (I): LOS PEIRANO (segunda parte)

En febrero de 2002, los directores del Banco Montevideo, Dante Peirano Basso y Marcelo Guadalupe Brenna, comunican al Superintendente de Instituciones de Intermediación Financiera del Banco Central del Uruguay, Carlos Fernández Becchino, que la institución por ellos representada no corría ningún peligro a pesar de que numerosos ahorristas estaban retirando su dinero por la situación en la región y aseguraban fehacientemente que la estabilidad del Banco era muy buena y no estaba comprometida su liquidez ni su solvencia. 

Además le comentan que el Trade and Commerce Bank (TCB), integrante del Grupo Velox (propiedad de los Peirano) está atendiendo a la vez un retiro paralelo de fondos, lo que le ha exigido al Banco de Montevideo un esfuerzo adicional para colaborar en el cumplimiento de la obligaciones contraídas del TCB. Dicen que “deben continuar colaborando con el TCB, porque las consecuencias para el Banco de Montevideo serian negativas, afectando su imagen y seriedad. Luego “recalcan” que les parece necesario “mantener esta carta en los archivos reservados de esa institución, preservando así su confidencialidad”.

26 ene. 2013

CARARROTAS Y CHORIZOS (I): LOS PEIRANO (primera parte)

El caso Bárcenas, la detención de Díaz Ferrán y la de su testaferro y liquidador Ángel de Cabo, la cantidad de veces que han llamado a declarar a Ruíz Mateo y sus innumerables empresas y negocios “truchos”, el asunto de las preferentes de Bankia, Nova Caixa Galicia y otros bancos, me hacen recordar el caso de los Peirano en mi país.

Los Peirano (Jorge Peirano Facio y sus hijos Juan, Jorge, Dante y José Peirano Basso) se declaraban fervientes cristianos, iban a misa todos los domingos y seguían, como todo buen cristiano, los mandamientos, pero se olvidaron  o pasaron por alto el octavo…el de “NO ROBARÁS” y el décimo: "NO CODICIARÁS LOS BIENES AJENOS".

19 ene. 2013

Y SIGUEN LOS CARARROTAS …QUE ADEMÁS SON OVEJAS NEGRAS

Después de este largo receso navideño, regreso por aquí, aunque les diré que no con muchas ganas, porque no hay nada que me desanime más que ver, escuchar y leer todo lo que aparece por las páginas de los periódicos y los noticieros de radio y televisión.

Estoy realmente asqueada y decepcionada con los políticos de este país. No puedo creer que España tenga una clase política de tal calaña.

La olla podrida parece que tiene un volumen de extraordinarias dimensiones y ahora que se ha destapado, es increíble lo mal que huele.

Desde que vivo aquí, no dejo de escuchar sobre casos de corrupción aquí o allá….el caso Malaya con Roca y Julián Muñoz, entre otros, a la cabeza, seguimos con el caso Gürtel, con más implicados y más enredos que una telenovela mexicana, el caso Pokémon que involucra a la plana mayor de los políticos gallegos y para seguir por los mismos  lares, el caso Baltar y el amiguismo político llevado a la enésima potencia y sin olvidarme del caso Nóos con Urdangarín y Torres como imputados….mi madre diría…Dios los cría y ellos se juntan.