15 nov. 2013

PAN CASERO...OTRA RECETA

Con el ego subido a la estratosfera por el éxito de la receta de pan anterior, me propuse hacer otra receta de pan (si es que ahora no me para nadie)…esta vez la receta de pan blanco básico HOGAR ÚTIL…que pueden ver aquí.

En realidad es similar a la otra, pero me apetecía intentarlo, además esta lleva levadura seca y no fresca….y quería ver como se comportaba esta otra levadura, ya que nunca la había usado (si es que soy novata en esto del pan).

INGREDIENTES

2 cucharaditas de levadura seca (1 sobre y medio más o menos de levadura seca…la levadura seca son como granitos pequeñitos marroncitos, he comprado la de marca MAIZENA que viene en un paquete con 5 sobrecitos)
350 mL de agua
500 g de harina de fuerza
1 y ½ cucharadita de sal
2 cucharadita de azúcar

PREPARACIÓN

Poner la levadura en un cuenco junto con 100 mL de agua tibia, que esté tibia y no caliente, porque si no nos cargamos la levadura y el azúcar, para que la levadura crezca….quizás el azúcar no sea necesario, pero como siempre la he puesto, yo que sé, la sigo poniendo aunque no esté en la receta…si bien no hace, mal tampoco.

Dejar reposar la levadura durante unos 5 minutos y cuando la veamos que espuma, revolver para disolverla bien en el agua.

Mezclar la harina con la sal en un recipiente y hacer un hueco en el medio. En este hueco agregaremos la levadura disuelta.

Con una cuchara de madera, y con movimiento envolvente, retiraremos de los bordes del recipiente parte de la harina y la mezclamos con la levadura, formando una masa blanda….OJO!!!....parar de introducir harina cuando veamos que ya tenemos un bollito de masa, suave y blando….nos va a sobrar mucha harina en los alrededores, pero no nos apresuremos.

Tapar con un paño de cocina limpio y dejar reposar durante 20 minutos hasta que la masa esponje y aumente ligeramente de tamaño.

En este punto tengo que decir, que dejé leudar más minutos, en realidad fueron más de 30 minutos…y no es que me olvidara, pero me puse a hacer otras cosas y zasss!!!, se me pasó el tiempo volando….si les pasa esto, no pasa nada….seguimos adelante...y se los digo yo que soy panadera novata.

Luego del tiempo transcurrido, verter la mitad del agua restante en el centro del recipiente y vamos mezclando con el bollo inicial y la harina que lo rodea, poco a poco, con cuchara de madera o con las manos. Se añade el agua restante, según sea necesario, hasta formar una masa firme, húmeda y sin grumos.

Enharinar una superficie lisa y poner la masa en ella. Comenzar a amasar, aproximadamente durante 10 minutos, hasta obtener una masa homogénea, brillante y elástica.

Poner la masa en un recipiente limpio y dejar leudar durante 1 hora y media o 2 horas, hasta que doble su tamaño....la he dejado dos horas....porque siempre es mejor que sobre y no que falte.

Tras ese tiempo, deshinchar la masa, amasando suavemente, quitándole el gas y dejar reposar durante 10 minutos.

Formar con la masa una barra de pan larga, según el tamaño de la bandeja del horno. A mí me han quedado dos barras. Ponerlas en la bandeja con papel vegetal y tapar con el paño de cocina. Dejar crecer durante 45 minutos hasta que duplique su tamaño.

Hacer 5 cortes en diagonal no muy profundos en la cara superior del pan y llevar al horno previamente calentado a 220ºC. Cocer durante 45 minutos hasta que el pan adquiera un color dorado y suene a hueco cuando se lo golpee con los nudillos (y esto lo he comprobado y es verdad).

Dejarlo enfriar sobre una rejilla metálica y a comer!!!....este también queda más que bueno.