22 sept. 2013

LA ENFERMEDAD DEL OLVIDO: ALZHEIMER

Ayer se celebró el Día Mundial del Alzheimer, una enfermedad que se llevó la alegría y la mente de una de mis tías, la Tía Chicha…la Super Tía y que otra vez vuelve a tocarme de cerca porque poco a poco va convirtiendo a mi suegra en una persona muy distinta de lo que era, con repentinos cambios de humor, terquedad, confusión, disturbios en la memoria de corto plazo, problemas de atención y desorientación…y lo peor de todo, es que esto recién empieza y que es un proceso irreversible.

En España afecta a más de 3,5 millones de personas, entre pacientes, familiares y cuidadores, pero se cree que hay muchas más.

Pero hoy quiero recordar dos películas que tratan esta enfermedad. Una de ellas es ARRUGAS, un largometraje de animación 2D basado en el aclamado cómic del mismo título de Paco Roca (Premio Nacional de Cómic 2008).

ARRUGAS narra la amistad entre Emilio y Miguel, dos ancianos recluidos en un geriátrico. Emilio, antaño, director de banco, jubilado y enfermo de Alzheimer, es llevado por su hijo a una residencia de ancianos. Confuso por su nuevo entorno y desorientado, sufre regresiones a etapas anteriores de su vida, pero encuentra apoyo en Miguel, su compañero de habitación, y juntos utilizarán todo tipo de trucos para que los médicos no se den cuenta del progresivo deterioro de Emilio y no acabar en la planta superior de la residencia, el temido piso de los asistidos. En su lucha por seguir activos como personas y mantener su dignidad, los dos irán forjando una autentica y profunda amistad.


Otra película que trata la enfermedad y los estragos en la vida familiar que puede llegar a provocar, es el Diario de Noah, basada en la novela de Nicholas Sparks. Una película muy romántica, que nos demuestra que el amor es más fuerte que cualquier enfermedad.

Una de las frases más bonitas de la película, es la que Noah encuentra en el libro que le lee a Allie todas las tardes en la residencia donde están los dos, para que ella conozca y recuerde su historia: “Léeme esto, y volveré contigo cada vez”.