7 jul. 2013

UN BIZCOCHO MARMOLADO MUY FACILONGO

Cuando comencé con la sección de Desastres en mi cocina, creo que mencioné que había tenido algunos fracasos con bizcochos y eso que eran recetas super probadas y realizadas muchas pero que muchas veces….pero nada…tres de mis primeros bizcochos aquí terminaron en el cubo de la basura.

Ahora que ya por fin voy en el buen camino bizcocheril, puedo decir que la culpable de tales desastres era mi enemistad con el horno.

El pobre horno…un incomprendido por mi…hasta que le encontré los pequeños trucos, para que los bizcochos me quedaran espectaculares, sin que me quedaran crudos, ni apelmasados ni tampoco quemados….si es que la experiencia en este asunto de la cocina lo es todo, además de la química y mucho amor.

La prueba de fuego fue con el Bizcocho de yogur…el viejo y querido bizcocho de yogur que viene explicado en el paquete de la harina para bizcochos del Mercadona, al que le hice algunos cambios (cuando no…jeje) y además “marmolé”…..soy una arriesgada….pero como dice el dicho….el que no arriesga no gana.

Y aquí les dejo la receta:

INGREDIENTES

4 huevos enteros
200 g de azúcar
1 yogur de limón (que puede ser natural, pero es que el de limón era el que tenía en casa)
100 g de aceite de oliva (he pesado el aceite, así solo usaba la balanza y no ensuciaba el medidor, pero la receta indica 100 mL)
250 g de preparado para bizcocho Aragonesa
2 cucharadas de Nesquick o Colacao
Mantequilla para engrasar el molde de 20 o 22 cm de diámetro

PREPARACIÓN

Precalentar el horno a 180 ºC y engrasar el molde con la mantequilla. Además se espolvorea el molde con un poco de harina (tratando de esparcirla bien) para que luego sea más fácil desmoldar el bizcocho.

Batir los 4 huevos con el azúcar hasta que tengamos una mezcla homogénea. En ese momento, agregamos el yogur y el aceite y seguimos batiendo con varilla, cuchara o batidora (aunque con ésta se adiciona mucho aire a la mezcla...yo lo hago con cuchara) y por último cuando ya estos ingredientes estén bien mezclados se agrega la harina poco a poco, batiendo enérgicamente para que no queden grumos en la mezcla posterior.

Una vez obtengamos una mezcla homogénea, se apartan cuatro cucharadas de la mezcla en otro recipiente y se le adiciona el Nesquick o Colacao a esta mezcla, mezclando todo muy bien.

Se vierte el contenido de la mezcla principal en el molde y con la mezcla color/sabor chocolate se hacen vetas para conseguir el marmolado. 

Se hornea el bizcocho a 180 ºC, durante al menos media hora (esto depende del horno), cuidando que no se queme y probando al final si está cocido con un palillo, el cual debe salir limpio al introducirlo en el bizcocho.

Retirar del horno, dejar enfriar, desmoldar….y a comerrrrr!!!!.