2 mar. 2013

POLLO AL AJILLO CON PATATAS "SEMIBRAVAS"

Hoy retomo la sección de DESASTRES EN MI COCINA, que la tenía un poco olvidada.

Cocino todos los días o casi todos, pero es que a veces lo hago y se consume tan rápido que no me da tiempo a echarle la foto, como me ha pasado con el plato de hoy, así que tengo que confesar que las fotos no son mías…pero me ha quedado exactamente igual….y de sabor ni les cuento….como decía mi padre….boccato di cardinale.

El pollo al ajillo es una receta muy fácil de preparar, además de rápida. Lo he acompañado con unas patatas fritas cortadas en cubo y bañadas con una salsa kétchup picante, a las que he dado en llamar: “Patatas semibravas”.

En algunas recetas he encontrado que le ponen vino blanco, hojas de laurel, vinagre al pollo al ajillo....no dudo que quede exquisito de esa forma...pero les voy a presentar mi receta que nada tiene que envidiarle a las otras...y eso no lo digo yo...sino que lo dice el hecho de que no quedó naaaaadaaaaa en el plato.....triunfo total!!!!.

INGREDIENTES - para 2 raciones (más o menos):

1 pechuga de pollo troceada (yo he usado 4 filetes de pechuga de pollo troceados en cubos)
4 dientes de ajo picados gruesos
Hierbas provenzales.
Aceite de oliva
Sal
4 patatas medianas, peladas y troceadas en cubos
Salsa kétchup picante (la he comprado en el Eroski, pero hay más marcas y en otros supermercados)

PREPARACIÓN:

Pelamos las patatas y las cortamos en cubos medianos.


Ponemos en una sartén la cantidad suficiente de aceite de oliva para freír primero las patatas y posteriormente el pollo. No hace falta mucho, con 5 o 6 cucharadas bastarán, aproximadamente que cubra el fondo.

Cocinamos las patatas hasta que estén doradas y las retiramos a una fuente.

Las bañamos con la salsa picante.

En la misma sartén (y obviamente que en el mismo aceite), a continuación haremos el pollo.

Salpimentamos el pollo y además lo especiamos con las hierbas provenzales.

Ponemos a dorar en el aceite, los dientes de ajo, pelados y cortados en trozos grandes.

Cuando empiecen a tomar color (sin que se quemen ni doren demasiado) se incorpora el pollo troceado. Dejaremos rehogar sin olvidarnos de remover hasta que el pollo empiece a dorarse.

En cuanto el pollo está completamente dorado, retirar del aceite y a comerrrrrrr que se enfría!!!!!.