28 mar. 2013

LA AVARICIA ROMPE EL SACO

La avaricia rompe el saco dice el dicho y es así, la avidez por conseguir algo grande frustra generalmente la obtención de una ganancia aceptable por querer tener más, siempre más, hasta en algunos casos se llega a no apreciar lo que se ha conseguido por ese mismo factor.

Y es lo que le ha pasado al “yerno perfecto”, Iñaki Urdangarín.

El duque consorte de Palma, o como él mismo se llamó en uno de los famosos correos sacados a la luz por su exsocio, el duque “em-palma-do”, lo tenía todo, había triunfado como jugador de balonmano en su equipo el F.C. Barcelona y en la selección española, obteniendo además 2 medallas de bronce olímpicas. En 1997 dio el gran braguetazo, casándose con la Infanta Cristina. Desde el 2001 hasta 2005, ocupó cargos en el Comité Olímpico Español.

Había llegado alto….pero él quería más…ya tenía 3 hijos y casado con la Infanta tenía que disponer de dinero, de mucho dinero, no solamente para darle una buena vida a su familia, si no porque él no podía ser y tener menos, su ambición es tan grande como su altura….tenía que tener más, tenía que demostrarle a su familia y a la familia de su mujer que él era más que bueno.

Así que a Iñaki Urdangarín se le subió la fama a la cabeza, o como dicen en mi pueblo “se le llenó el c….de papelitos” y la avaricia y el ansia de poder propiciaron que quisiera tener lo que nunca había tenido, más dinero, mucho más, enriquecerse de manera rápida, aunque para lograrlo tuviera que engañar, mentir y estafar.

En 2003 se asocia con su antiguo profesor Diego Torres para dirigir la Asociación Instituto de Investigación Aplicada, que rebautizan como Instituto Nóos

El Instituto Nóos, en sus comienzos había sido una empresa dedicada a "realizar investigaciones sobre el papel de la inteligencia de mercado en la competitividad de las empresas, así como a servir de punto de encuentro a los profesionales de esta disciplina". Dentro de sus actividades estaban previstos la organización de cursos, conferencias, seminarios y publicaciones.

Sus comienzos no fueron fáciles, es decir no tenían casi actividad….y no me extraña, porque no creo que la gente común entendiera que hacían con semejante definición de sus objetivos, a mí me parece un verdadero intríngulis su actividad.

A partir del año en el que Iñaki entra a formar parte, la Asociación cambia de nombre, de objeto social y de actividades y se presentaba como una entidad sin ánimo de lucro cuya "misión es realizar investigaciones de interés general sobre los procesos de formulación e implementación de las estrategias de patrocinio, mecenazgo y responsabilidad…..y sigo sin entender nada….pero esto les funcionó, o mejor dicho que Iñaki estuviera allí funcionó, porque realmente es “un abrepuertas magnífico” tener a un miembro de la Casa Real en una empresa.

Esta etapa les fue sumamente fructífera, consiguieron contratos comerciales con grandes empresas, como Telefónica o Repsol, entre otras y comenzaron a trabajar con los Gobiernos autonómicos de Valencia, Baleares y Madrid.

Todo esto les redituó a Iñaki & cía, millones de euros, que según la actividad de su empresa debían reinvertir en organizaciones de ayuda o en donaciones…..cosa que no hicieron en su totalidad, porque de todo el dinero ganado solo donaron una muy pequeña parte….pero que muy pequeña.

En junio de 2006, Iñaki deja la presidencia del Instituto Nóos reconvertida en Fundación, para irse a trabajar a Telefónica Internacional como consejero entre otros cargos, operando desde Barcelona. En 2009 fue ascendido a consejero y presidente de la Comisión de Asuntos Públicos de Telefónica Latinoamérica y Estados Unidos, con un sueldo anual de alrededor del millón de euros. En julio del 2012, Telefónica/Movistar renueva su contrato, que vencía el 31 del mismo mes, por un año, con un sueldo de 1,5 millones de euros y gastos de representación por un valor de 1,2 millones, además su contrato prevé, un finiquito de 4,5 millones en caso de cese.

Pero toda esta vida maravillosa y exitosa se desplomó como un castillo de naipes. En noviembre de 2011, Urdangarin y sus socios comenzaron a ser investigados por el caso Babel, derivado de la investigación del caso Palma Arena y el 10 de noviembre de ese año apareció en los medios de comunicación la noticia de una probable imputación por un supuesto desvío de dinero público por parte del Instituto Nóos que él había presidido.

La investigación judicial siguió profundizando en las presuntas irregularidades, fundamentalmente en la malversación de caudales públicos, prevaricación y fraude fiscal. Según el sumario del fiscal, Nóos habría fijado unos precios desproporcionados en relación a los servicios que prestaba a la Administración pública. Además, después de recibir estos fondos públicos se simulaba la contratación de servicios ficticios por un importe superior, una vez más, al servicio realmente prestado. También se ha descubierto un entramado de empresas vinculadas a Iñaki, las cuales servían para derivar las ganancias reales de Nóos y pagar menos impuestos.

En diciembre de 2011, Iñaki Urdangarín fue imputado por el juez José Castro, y desde ese momento ha declarado ya dos veces, siempre negando su participación en cualquier negocio ilícito, a su vez, inculpó a Diego Torres y aseguró que el papel de la Infanta Cristina en la trama empresarial era meramente “testimonial” y figurativo y que el Rey le pidió que se desvinculara de sus actividades profesionales, lo que según él, realmente hizo, aunque la documentación demuestra lo contrario.

También están imputados su exsocio Diego Torres y el secretario de las Infantas, Carlos García Revenga, que figuraba como tesorero del Instituto Nóos.

La venganza de Diego Torres no se hizo esperar, porque según él, no va a cargar con toda la culpa, siendo que Urdangarín también está involucrado y con su declaración se quiere ir de rositas, así que comenzaron a caer como en cuentagotas, correos electrónicos que involucran hasta la punta del pelo a Iñaki Urdangarín en todos los tejes y manejes del Instituto Nóos y los últimos tratan de involucrar también a la Infanta en las actividades de la empresa de su marido, de la cual formaba parte, porque integraba el Consejo.

Y la Casa Real que dice de todo esto???...A finales de 2011, mediante un comunicado, La Zarzuela apartó a Iñaki Urdangarin de sus actos oficiales, porque su comportamiento no era “ejemplar” y en enero de 2013 borraron todo rastro de Iñaki de la página web de la Casa Real….o sea que es literalmente “borrado de un plumazo”, como si eso ocultara o minimizara el escándalo, aumentado aún más por las “confesiones” de la Princesa Corinna…una convidada de piedra en todo este entuerto….que se presenta como “amiga del Rey” aunque más parece una china en su zapato.

Saldrá incólume Urdangarín de esto??? ¿ y la Infanta?...no lo creo, el lío es mayúsculo, la estafa es muy grande.

Pero lo que más sorprende en verdad, es la avaricia de este hombre que hasta en su curriculum destacaba que se había casado con S.A.R. la Infanta Cristina y no lo ponía en cualquier lugar, si no que lo hacía casi en el encabezado para que no pasara desapercibido….para que todo el mundo viera que él estaba un peldaño por encima del resto de los mortales por haberse casado con la hija del Rey y eso se nota también en su forma de caminar, a pesar de que tenía que ir a declarar en los juzgados de Palma de Mallorca, él caminaba altivamente, con gesto adusto, pensando la he cag….pero con la convicción plena que de ese trance saldría airoso.

Lamento decirte Iñaki….que estás de m….hasta las orejas y más...y que de ésta no te salva ni el mago Mandrake….aunque nunca se sabe….no???