28 ene. 2013

CARARROTAS Y CHORIZOS (I): LOS PEIRANO (tercera parte)

La Justicia probó que el Grupo Peirano era dirigido por Juan, José y Dante Peirano Basso y que el 70 por ciento del paquete accionario del Grupo pertenecía a Jorge Peirano Facio, padre de los anteriores y vinculado en 1971 al vaciamiento del Banco Mercantil del Río de la Plata.

Por intermedio del Banco Montevideo, el Grupo adquirió recursos en distintas modalidades financieras y utilizando “la confianza” y el dinero de los ahorristas, desvió depósitos hacia el Trade and Commerce Bank (TCB) de las Islas Caimán, dinero que después utilizó para provecho propio, desviando dinero al exterior o pagar deudas de sus empresas, así como cubrir agujeros contables o faltantes de sus Bancos en Argentina y Paraguay.

El TCB, era un Banco Offshore, autorizado a operar por el Banco Central Uruguayo solo con depositantes NO RESIDENTES, que recién tuvo presencia física en las Islas Caimán en el año 2001. En el barrio de Carrasco de Montevideo, funcionaba la firma TCB Mandatos S.A., en dependencias del Banco de Montevideo, que no estaba autorizada a captar ahorros de plaza ya que era una empresa de servicios, pero lo hacían.

Todo ello derivó en un escándalo mayúsculo, la detención de los Peirano, muchos ahorristas se quedaron sin su dinero y también en las actuaciones del Partido Nacional (en la oposición en ese momento), que reclamaron la renuncia del entonces Ministro de Economía Alberto Bensión, lo que provocó cambios en todo el equipo económico.

El 8 de Agosto de 2002 el juez de lo penal Dr. Pablo Eguren, a solicitud del Fiscal Dr. Rafael Ubiría, decretó el procesamiento y prisión de seis de los principales integrantes del Grupo Peirano: José, Jorge y Dante Peirano Basso y los Directores del Banco de Montevideo, Marcelo Guadalupe Brenna, Juan Domingo Ratti y Mario San Cristóbal.

Los delitos van desde la violación sistemática de las normas del Banco Central, asociación para delinquir, violación a las leyes sobre sociedades anónimas, pasando por ilícitos económicos y operaciones fraudulentas.

A su vez el magistrado reiteró la orden de captura para el Cr. Juan Peirano Basso, al que atraparon en Miami y encarcelaron y citó a declarar a Jorge Peirano Facio, que luego fue procesado y encarcelado y falleció en la cárcel en 2003.

El fraude cometido por los Peirano contra centenares de ahorristas que confiaron en ellos, ha provocado verdaderas situaciones de angustia, cinco suicidios y casi una veintena de muertos por enfermedades producidas por la impotencia y la desesperación.

Y como los ahorristas de “las preferentes” en España, los ahorristas del Banco Montevideo dicen que:

1) No eran ahorristas del Trade and Commerce Bank sino del Banco de Montevideo.

2) Nunca firmaron una Cesión de Derechos.

3) Depositaban su dinero en el Banco de Montevideo, en sus cajas habilitadas, en alguna de las varias modalidades ofrecidas por el Banco de Montevideo, llámese Plazos Fijos, Bonos del Tesoro, BM Fondos, VIC, Eurobonos, u otras ofrecidas a través de su Private Banking.

4) Nunca concurrieron a TCB Mandatos de la zona de Carrasco.

5) Nunca fueron a Latinur S.A., ni conocían su existencia.

6) Y obviamente que nunca fueron a las Islas Caimán.

Además, no solo se sienten estafados por los Peirano, sino también por los empleados del Banco que no les avisaron de la situación y por el Gobierno, que permitió “la violación sistemática de la normativa financiera.

Aseguran también que “todo el personal bancario, con conocimiento o no de los negocios "truchos de los Peirano",  mostraron una gran dejadez en la venta porque nunca dejaron claro a los ahorristas los riesgos que se corrían, sino todo lo contrario, porque en la captación de ahorros se aseguraba:

1) Que eran DEPÓSITOS A PLAZO FIJO DENTRO DEL URUGUAY.

2) La posición del Banco de Montevideo calificado por la Empresa Calificadora Internacional “Moodys” con una triple A como mejor Banco Nacional.

3) Para aumentar la credibilidad se señalaba la adquisición de otra entidad Bancaria Nacional que es el Banco La Caja Obrera, saneado totalmente después de 14 años de intervención estatal, en el que por suerte al momento de todo esto, yo ya no tenía dinero, pero no todos tuvieron mi suerte.

Los ahorristas aseguran y pueden aportar centenares de testimonios al respecto que la gran mayoría no sabían lo que firmaron, que otros ni siquiera firmaron documentos, otros han mostrado de cómo se vaciaron la cuentas corrientes con la excusa de que se les pagarían mejores intereses……¿esto no les suena conocido?...lo vemos todos los días en los noticieros…..y a mí me parece estar viviendo un verdadero déjà vu.

Está probada la estafa, los ladrones cumplieron en parte su condena; pero aún persiste la impunidad, ya que decenas de testaferros y cómplices del Grupo Peirano siguen actuando, sin que nada ni nadie los juzgue.

En 2009 y por el cambio de determinadas leyes, los Peirano quedaron libres después de cinco años de detención y sin antecedentes penales y ahora se ha descubierto que para no perder la costumbre, han puesto sus manos en otra financiera, Heritage, que ha comenzado a operar hace poco en la City de Montevideo, a pesar de haber sido inhabilitados por el Banco Central del Uruguay para cualquier operación financiera…..el Gobierno Uruguayo no escarmienta con esta gente....pero lo peor de todo es que han transcurrido más de 10 años….y los ahorristas aún siguen esperando….

Todo esto demuestra una vez más, como dice el dicho…que en todas partes se cuecen habas.