28 oct. 2012

EL DIARIO DE MARÍA (VIII)


- Hola María, -dijo Juan tratando de incorporarse de la cama.

- Hola Juan,-dije dándole un beso en la comisura de los labios, pensando que no era adecuado besarle en los labios.

- Eyyyy….y ese beso por qué?,-preguntó Juan sorprendido.- Esperaba otro beso!!!.

- Es que,….no sé….,-contesté avergonzada.

- Ven….acércate que yo no puedo y dame un beso,- suplicó Juan.

27 oct. 2012

EL DIARIO DE MARÍA (VII)


25 de enero de 1995

Y sigo esperando que Juan me llame. Ayer hablé con Federico y le pregunté por él, me dijo que estaba recuperándose en su casa, que anda con muletas y me preguntó si me había llamado, le contesté que no, sin darle mayor importancia al asunto....no quería que Fede me escuchara desesperada....pero no sé si se lo habrá creído...sabe que me interesa.

En fin...tendré que esperar que me llame.

27 de enero de 1995

- Hola María, -dijo Juan 

- Hola Juan,- contesté queriendo ocultar la alegría que sentía al escuchar su voz.

- ¿Cómo estás?

- Bien....en casa....,- dije, queriendo parecer indiferente.

21 oct. 2012

EL DIARIO DE MARÍA (VI)


29 de diciembre de 1994

Ha pasado la Navidad y no he tenido noticias de Juan, ¿lo habrán operado ya?. Tengo ganas de saber de él. Podría llamar a Federico, pero no...mejor no....porque no quiero que Juan sepa que estoy interesada en saber de él...además me dijo que me llamaría...así que tendré que esperar.

7 de enero de 1995

No puedo leer....no puedo hacer nada, porque vivo pensando en él....ya no puedo esperar más...tengo que llamarle. Pero no....mejor no....

9 de enero de 1995

Está bien....no aguanto más la espera o moriré de la desesperación, pero llamaré a su trabajo, por si saben algo de él.

14 oct. 2012

EL DIARIO DE MARÍA (V)


Marina estaba decidida a saber más del romance entre Juan y su tía María, así que en cuanto llegó del colegio, y sin quitarse el uniforme, abrió el cuaderno y dio vuelta la última página que había leído y se encontró con dos páginas en blanco.

No puede ser!!!!, exclamó....noooo!!!, .....tía María....no me puedes hacer esto. Quiero saber más de tí. 

Regresó a donde había empezado con la lectura y se fijó en la fecha: 26 de octubre de 1994. 

Ufff....cuánto tiempo ha transcurrido. Yo ni siquiera había nacido. 

13 oct. 2012

EL DIARIO DE MARÍA (IV)


Marina subió las escaleras hacia su dormitorio, después de tomar una taza de Colacao con un trozo de bizcocho, dispuesta a seguir leyendo el diario de su tía.

Se tiró en su cama, abrió el cuaderno en la página que había dejado marcada y continuó leyendo:

“La noche estaba estrellada y algo fresca. Me había puesto la falda de pana marrón y unas medias tupidas, pero aún así tenía frío. Espero que la caminata con Juan me haga entrar en calor o él me abrace pronto, porque si no me congelaré, pensé, mientras Juan me cogía de la mano y cruzábamos la calle rumbo al Paseo Marítimo.

La charla era agradable, pero notaba cierto nerviosismo en Juan, que no sabía a qué se debía. Si era porque recién nos conocíamos, por timidez, por vergüenza o quizás porque yo no le agradaba. Pero esto último no podía ser porque me había dicho que yo le gustaba.