24 nov. 2012

OTRA DE CARARROTAS….LAS GRANDES EMPRESAS OLIGOPÓLICAS….UNA DE TRÁMITES CON TELEFÓNICA

Regresando con la Sección de LOS CARARROTAS….hoy la palma…o el apodo mejor dicho, se lo lleva una empresa.

Así que les contaré lo que le pasó a una amiga cuando quiso dar de baja el teléfono con internet en su casa, contratado con Telefónica….LA CARRAROTA de hoy…y ya verán porqué.

Tener un horario de trabajo en horario comercial no te permite realizar trámites, como ir al Banco, hacer alguna reclamación en alguna oficina, etc., a menos que cojas un día de tus vacaciones y dediques la mañana a resolver “ese problema” con el servicio que te brinda alguna empresa, como por ejemplo Telefónica, Endesa, Aqualia, Vodafone, etc.

Me dirán Uds, que ahora con todas esas empresas se puede realizar las gestiones por teléfono y hasta por internet…si claro que si…y algunas de las gestiones te las realizan en un plis plas, sobre todo si es una contratación, hasta te hacen una “ola” telefónica y te ponen la alfombra roja, aunque no la veas.

Pero si quieres reclamar porque te están cobrando de más por el servicio, o quieres darte de baja…..es un verdadero suplicio realizar la gestión por teléfono y no digo nada por internet, porque quizás la página web de la empresa en cuestión no esté preparada para dicha gestión…obviamente….ninguna empresa quiere perder clientes….por eso ocultan muy bien, la forma de darse de baja y hasta tratan por todos los medios de que no te des de baja o no realizan la gestión que les estás solicitando.

Mi amiga contrató el servicio de teléfono fijo e internet con wifi en un piso alquilado hace más o menos cuatro años con Telefónica. No recuerdo bien si para realizar la gestión llamó al 1004 o a otro número que encontró en internet. La cuestión fue que le confirmaron casi inmediatamente que el instalador pasaría por su casa más rápido que una gacela. Como trabaja de lunes a viernes y no está en su casa hasta después de las 7 de la tarde, les solicitó que el instalador pasara por su casa el sábado por la mañana, a lo que contestaron que no había problema.

El sábado por la mañana tenía al instalador de Telefónica en su casa, después de 1 hora, tenía su teléfono fijo instalado con cable larguísimo y su router wifi, para navegar por internet en cualquier habitación de su casa.

Estaba contentísima, había contratado el servicio de fijo más internet por 30 euros + IVA al mes….una verdadera ganga, la oferta…un ofertón!!!!…..además pagaría en cuotas la instalación y el alta….pero cuotas pequeñas.

La sorpresa fue cuando recibió su primera factura….120 euros. No lo podía creer, tuvo que estudiar la factura con lupa, para descubrir que le habían cobrado el cable larguísimo a precio de oro y hasta el aire que había respirado el técnico instalador en su casa y no sé cuantas cosas más.

Bueno, dijo….no pasa nada…la siguiente factura será más baja….casi.....70 eurazos….y así sucesivamente…no bajaba de los 60, 70, 80 o 90 euros…y eso que no hablaba con nadie, que no llamaba a móviles con el fijo y que se suponía que las llamadas a fijos, que hacía pocas, estaban incluidas en la cuota de esos ficticios 30 euros, es decir….eran gratuitas.

Un buen día, mi amiga decidió mudarse de su piso alquilado y pensó que no quería tener más el teléfono fijo….porque además de su precio astronómico, que estaba ya cansada de pagar, ella lo había instalado por tener internet y eso lo podía solucionar de otra forma y mucho más económica.

Llamó a Telefónica y les comunicó su decisión de mudarse y de no querer tener ya, el servicio de teléfono con internet. Le respondieron que no había problema, que por darse de baja le cobrarían una multa de 150 euros y que debía avisar con 15 días de antelación. Bueno, pensó mi amiga es la última vez que me asaltan, además pensó que era muy fácil….Pobrecilla….qué ilusa!!!.

Resulta que quedaban solo 15 días para realizar la mudanza, así que le dijo a la telefonista, pues estoy avisando hoy, porque me mudo justamente dentro de 15 días. Ahhh muy bien, le contestó la telefonista, anoto aquí esa información. Le enviaremos una carta a su casa, donde Ud, encontrará los datos de su contrato y que con fecha dentro de 15 días, Ud quiere realizar la baja del servicio porque se muda, tendrá un número de expediente también que tendrá que dar cuando la reciba y nos llame nuevamente para dárnoslo y haremos efectiva la baja del servicio.

Bien….pasaron trece días desde aquello…y la carta no aparecía por la casa de mi amiga, así que ella llamó nuevamente a Telefónica, para recordarles que esperaba la carta y que si no la recibía dentro de dos días, ya no estaría en esa casa para recibirla, así que prefería que se la enviaran a su nueva dirección. Por las dudas le recordó a la telefonista que la gestión se había iniciado hacía trece días, y que quería que el servicio fuera dado de baja el día especificado por ella, o sea, dos días después. La telefonista le dijo que si, que no había problema…que la gestión había comenzado trece días antes.

Se mudó y la carta no llegó….o mejor dicho llegó once días después de la mudanza, a su nuevo piso. Así que llamó a Teléfonica para comunicar el número de expediente de baja. La atendió un telefonista con voz gutural al que no se le entendía lo que hablaba, que le comunicó que la baja se la iba a tramitar ese día, ella le dijo que no, que la gestión la había comenzado en tiempo forma y que la baja debía tener fecha de once días antes, además esos días ella no había usado el teléfono….porque ya se había mudado y desenchufado el teléfono. Después de un pequeño rifi rafe telefónico, en el que el telefonista le dijo que la gestión figuraba iniciada hacía trece días (el día de su anterior llamada), pero que no había problema, que le iba a gestionar la baja. Mi amiga se quedó tranquila porque pensó que el telefonista le había entendido y había tramitado la baja del servicio cuando correspondía.

Otra vez….¡QUÉ ILUSA!!!!...y además con mayúsculas.

A final de ese mes intentando llamar a otra amiga desde su móvil al fijo de su amiga, se equivocó y llamó al antiguo número de su ex-casa y oooohhhh!!! Sorpresa…..funcionaba….comunicaba….obviamente que no le cogió nadie la llamada porque el teléfono estaba desconectado, pero en la central digital de Telefónica si funcionaba….lo que quería decir que aún no había sido dado de baja, once días después de su discusión con el telefonista que supuestamente había tramitado la baja.

Así que con mucha curiosidad por aclarar la situación llamó por cuarta vez a Telefónica para averiguar qué había pasado con la baja de su ex-teléfono.

Le dijeron que ese teléfono aún funcionaba, que no había sido dado de baja. Mi amiga no lo podía creer…era como una pesadilla de larga duración de la que no se podía despertar….además estaba preocupada, porque sabía que pronto le llegaría otra facturaza de aquellas por un servicio que no había disfrutado desde hacía un mes….iba a pagar por algo que no había usado.

Cabreada, le dijo al telefonista que diera el teléfono de baja YA MISMO!!!!, en ese momento…y que no se le ocurriera cobrarle ni un céntimo de más.

El telefonista le contestó que YA ESTABA…que había tramitado la baja…que lo siguiente que le cobrarían sería  la multa por rescindir el contrato antes del año. Mi amiga les contestó que si…que estaba de acuerdo.

Como no se fiaba un pelo de esa gestión…..llamó nuevamente a Telefónica a los pocos días, para escuchar nuevamente que el teléfono aún seguía activo, mi amiga, a punto de explotar, le informó que iba a denunciarlos por LADRONES si no daban de baja el teléfono ipso facto….esa vez si le hicieron caso…..lo dieron de baja. A su vez la telefonista le dijo, que le habían cobrado de más en su última factura (cuando ella ya no disfrutaba del teléfono) y que le devolverían 29 euros.

Mi amiga, pensó que por fin lo había conseguido….y que si le devolvían el dinero…se reconciliaba con Telefónica, aunque nunca más volvería a contratar sus servicios. Y esto lo ha cumplido y cada vez que le llaman para ofrecerle alguna oferta de esas milagrosas…dice que no le interesan y corta….no quiere que le vuelvan a robar ni engañar, porque a los pocos meses, mi amiga descubrió que no le habían devuelto los 29 euros….si no que se los habían cobrado, y también le habían cobrado más de 70 euros seis meses después….supuso que era la multa…y se olvidó del tema para siempre…..hasta ayer….cuatro años después… que recibe un extraño mensaje en su móvil del número 217248, que dice así:

“La Aplicación nos avisa que tiene un recibo impagado. Contacte con Gestión de Cobros antes de 72 horas para la emisión y abono de nueva carta de pago. Transcu…..”

Y ahí terminaba el mensaje, ...así…cortado.

Mi amiga se preguntó ¿a quién le debo yo?....tengo todas mis cuentas al día…. además el mensaje no aclaraba a quien le debía algo….así que con la mosca en la oreja, recurrió a San Google para saber a quién pertenecía el número desde el cual le enviaban ese mensaje extraño…..y ooooohhhh!!! Otra vez sorpresa….de Telefónica.

CHORIZOS….MÁS QUE CHORIZOS!!!! pensó…y llamó a su servicio de teléfono móvil para que bloquearan los mensajes desde ese teléfono…porque a Telefónica no le piensa pagar ni un céntimo más….no les debe absolutamente nada después de cuatro años….es más, Telefónica le debe a ella más de 200 euros por cobrar por un servicio que ya no estaba siendo utilizado, hacer caso omiso de las innumerables llamadas realizadas por ella para que dieran de baja el servicio y por tener telefonistas ineptos no lo hacían, sin incluir que jamás le cobraron la cuota contratada de 30 euros + IVA por el servicio,…..dicen que el cliente siempre tiene la razón, en este caso y con las grandes empresas, esa máxima no puede aplicarse si quieres darte de baja del servicio.

Esta ha sido  la historia de mi amiga con Telefónica….la próxima les contaré lo que me ha pasado con un telefonista de ENDESA esta mañana….para mear y no echar gota como dice el dicho.