28 oct. 2012

EL DIARIO DE MARÍA (VIII)


- Hola María, -dijo Juan tratando de incorporarse de la cama.

- Hola Juan,-dije dándole un beso en la comisura de los labios, pensando que no era adecuado besarle en los labios.

- Eyyyy….y ese beso por qué?,-preguntó Juan sorprendido.- Esperaba otro beso!!!.

- Es que,….no sé….,-contesté avergonzada.

- Ven….acércate que yo no puedo y dame un beso,- suplicó Juan.

Y me acerqué y lo besé.

- Así está mejor. Siéntate en la cama que no me molestas- dijo Juan cuando hice ademán de coger una silla para sentarme cerca de la cama.

- Bueno…¿cómo estás?...¿cómo te sientes?,- pregunté

- Ahora, un poco mejor. Pero he tenido algunas complicaciones…se me infectó la herida…pero no quiero contarte eso. Tenía muchas ganas de verte y miedo a la vez de que no quisieras verme…de que quizás hubieras conocido a otro….no sé….pensaba todos los días en vos.

- Y yo Juan…hablé con Federico....

- Me lo dijo y también me comentó que no te veía muy interesada y eso me asustó….como que le habías preguntado por compromiso y no por interés por mi.

- Eso fue lo que le hice creer….

- ¿Por qué?.

- Por tonta…..pero ya está….ahora que te veo y estamos hablando, estoy más tranquila….es que pensé después de nuestra última conversación, antes de la operación, que no querías verme más.

- Uyyyy…que tonta….si te lo dije….quería tiempo….pero ahora sé que quiero estar contigo….ven…dame un beso.

Esa tarde fue una de las mejores tardes que pasé con Juan, a pesar de que no se podía mover mucho, andaba con dificultad apoyado en las muletas, pero habíamos vuelto a estar juntos y eso era lo mejor…lo más importante.

Ayyyy, que bonito!!!!....qué bonito es el amor, exclamó Marina mientras cerraba la libreta de su tía y la apretaba contra su pecho….esto me ilusiona mucho, pensó.

- Marina….¿qué dices?,- preguntó Pamela al ver a su hija con ojos soñadores.

- Nada mamá….nada de nada…., -contestó Marina, apretando aún la libreta.

Continuará….