16 ago. 2012

144 horas.com

Este verano he asistido a varias fiestas patronales. La primera a mediados de mayo en el Parador de las Hortichuelas, seguí con la Noche de San Juan, el 23 de junio, después la Fiesta de Santa Ana a finales de julio en Roquetas de Mar y pronto me toca la Feria de Almería.

En todas ellas se ve un común denominador: el consumo de alcohol y no hablo del que se toma dos o tres cañas, unos cubatas o algunos tintos de verano….hablo del que carga su cuerpo con algunos litros de alcohol y sigue y hasta piensa en inyectárselo en vena.

He visto jóvenes cargando bolsas y hasta neveras para el correspondiente y aunque prohibido botellón.

Y es realmente una pena verlos cuando el alcohol va haciendo su efecto y al día siguiente cuando no recuerdan prácticamente nada de lo que hicieron bajo los efectos del alcohol... y eso, si pueden contarlo.

Tengo que decir que no soy de consumir alcohol, es más, siempre que salgo, lo único que consumo es cerveza sin alcohol y de más joven también era así, siempre con mi refresco en la mano y atenta por si a alguno de mis amigos/as les pasaba algo.

Podrán pensar... ¡¡¡qué aburrida!!!...para nada…en realidad, me divertía como una cosaca con las “payasadas de la gente que se emborrachaba”, además era la única “fresca” que al día siguiente podía dar cuenta de todo lo ocurrido el día anterior….y vaya que me entretenía al ver las caras resacosas de los que escuchaban mis relatos.

Y por qué cuento todo esto???...Porque acabo de ver uno de los spot de la FAD (Fundación de Ayuda contra la Drogadicción) que ha creado, para este verano, una campaña a la que han llamado “144horas.com”, cuyo nombre se debe a la cantidad de tiempo que “un millón de jóvenes dedican en esa época a consumir alcohol”. 

Campaña julio 2012: El tiempo que le dedicas al alcohol, se lo quitas a todo lo demásEs una iniciativa dirigida prioritariamente a jóvenes y adolescentes que han adquirido el llamado “botellón” como un hábito y que invierten gran parte de su tiempo en este tipo de actividades.

La campaña tomó como referencia la Encuesta Estatal sobre Uso de Drogas en Estudiantes de Enseñanzas Secundarias (ESTUDIES 2010), que reveló que la edad media para comenzar a consumir alcohol se sitúa en los 13,7 años, con una mayor tendencia entre las chicas. Además, entre los 14 y los 18 años, los encuestados se habían emborrachado en el último mes; encontrando como lugares de consumo los bares (66,3%), los espacios abiertos (64,1%) y las discotecas (57,5%).

La campaña se basa en un experimento en el que un joven dedica 144 horas a aprender una actividad que nunca había realizado. La idea de la FAD ha sido demostrar que esas horas dan para mucho más que solo emborracharse.

Pablo, el muchacho en cuestión, es un madrileño de 21 años, al que llevaron a Cantabria, para emplear todas esas horas en aprender a hacer surf desde cero.

El lema sigue siendo el mismo que ya usó la FAD para otras campañas contra el alcoholismo juvenil: “El tiempo que le dedicas al alcohol, se lo quitas a todo lo demás”.

He entrado a la web: 144horas.com….muy bonita, pero al darle al botón de CONTINUAR, la  página web no funciona, pero he encontrado algunos de los videos en youtube, y aquí les dejo uno.



PD: Actualizo el post, porque después de mucho tiempo, tengo dos lectores más por el Feed....biennnnveeeeeniiiiiiidoooossss!!!!