8 jul. 2012

DESASTRES EN MI COCINA...EL FREGADERO REPLETO

Hoy el desastre es el fregadero repleto de cacharros después de cocinar....Y esto sucede en las cocinas de aquellos que no tenemos lavavajillas...y si además somos especialistas en usar y ensuciar mucho...festín asegurado en el fregadero, porque el que cocina, ensucia.

Si, ....esto es una verdad como la copa de un pino dicen por aquí....pero es que yo no sé cómo me las apaño para ensuciar veinticinco mil cacharros (se me está pegando lo exagerao'...jeje.), que obviamente después tengo que lavar….Realmente admiro a los cocineros de la TV porque siempre tienen la cocina impecable.

Cuando era pequeña, había en la TV en Uruguay, al mediodía, un programa que se llamaba “Cordon Blue invita a cocinar”. Era una de las precursoras de los programas de cocina en el país  y mi tía, aunque muchas de sus recetas no le gustaban,  no se perdía ninguna de sus emisiones. Cordon Blue tenía una ayudante que se llamaba Cecilia, que para más datos, era su hija. La chica se dedicaba a quitar platos y cacharros de delante de la cámara con mucha elegancia, pero además a probar los platos que se hacían y divertía realmente a todas las televidentes. Siempre recordaré como la llamaba su madre, con aquella voz gruesa que tenía, lo que además es broma en mi familia cuando hay que llamar a alguien…."Ceciliaaaa, alcánzame tal cosa"…"Ceciliaaaa tráeme la olla"…con mucha autoridad y alargando el nombre de la ayudante y Cecilia corría de un lado al otro del plató haciendo las cosas que le decía Cordon Blue. 
Y por qué cuento esto, se preguntarán….es que cada vez que cocino me encantaría tener una Ceciliaaaaa, que vaya juntando ollas, platos y sartenes y los vaya lavando rápidamente a medida que los ensucio.....pero como esto no es posible....seguiremos ensuciando cacharros y lavándolos....no me queda otra.

Aquí les dejo la receta de Muslos de pollo guisados, como los hago yo, con fotos del plato y además fotos del fregadero de la cocina repleto de cacharros después de la preparación del plato…eso si…ya limpios.

INGREDIENTES:

4 muslos de pollo 
1 cebolla 
4 dientes de ajo 
1 ó 2 zanahorias 
1 tomate
1 pimiento rojo (usé 1 pimiento ya cocido…se pueden usar los que vienen envasados también para ahorrarnos un paso)
1 vasito de vino blanco
aceite de oliva 
agua 
sal 
laurel
hierbas provenzales
albahaca
orégano

PREPARACIÓN:

1.- Pelamos y cortamos la zanahoria en trozos pequeños o dados (a gusto de la cocinera o los comensales) y en una olla la ponemos a cocinar con un poco de agua. Cuando estén cocidas, reservar.

2.- En una sartén, echamos un chorrito de aceite de oliva (4 cucharadas) y se pone a rehogar la cebolla cortada en trozos pequeños y el pimiento rojo cortado en trozos. Cuando la cebolla esté casi transparente y el pimiento prácticamente cocido, se agrega el tomate cortadito en trozos. Cuando todo esté cocido, condimentamos con las hierbas provenzales, la albahaca y el orégano (soy nieta de italianos y me encantan las especias). y dejamos cocinar unos 5 minutos más para que la verdura se impregne del aroma de las especias.

Como utilicé un pimiento que ya estaba cocido, este paso fue bastante rápido.

3.- Transferir la verdura a un plato y reservamos, o si quieren ya la juntamos con las zanahorias que están cocidas.

4.- A continuación se incorporan en una olla (la segunda, o la misma en la que hicimos las zanahorias, que habremos lavado previamente), los muslos salpimentados, que se pueden agregar con piel o si lo preferimos sin la piel y rehogamos con 4 cucharadas de aceite y los ajos, hasta que se doren y los ajos estén blandos, teniendo cuidado de que los muslos, no se peguen al fondo de la olla y de no tener ningún accidente con el aceite caliente…porque suele saltar bastante…si esta etapa nos asusta un poco, podemos tapar la olla y de vez en cuando y con mucho cuidado, dar vuelta los muslos para que se doren completamente.

5.- Una vez que los muslos estén dorados, se incorpora a la misma olla, la verdura que habíamos reservado junto con las zanahorias, agregamos el vaso de vino blanco y un vaso de agua. A su vez, añadimos una o dos hojas de laurel.

6.- Dejamos que se evapore el alcohol del vino, ajustamos de sal y que se cueza todo unos 10 minutos más o hasta que al pinchar los muslos estén blandos y la  salsa adquiera el punto deseado.

Me dirán que he utilizado muchas cacharros….pues si….de eso me di cuenta después cuando tuve que lavarlas....pero estarán de acuerdo conmigo que es un plato muy fácil y rápido.

Lo acompañé con patatas fritas cortadas en cubos….o si lo prefieren con unas patatas bravas (iguales que las otras pero con salsa brava)….y mucho pan para mojar en la salsa de los muslos.

NOTA FINAL: Me acaban de hacer una recomendación mientras escribía la receta...el churry siempre atento….que la verdura la triture con la licuadora, así la salsa tiene una consistencia más cremosa (al estilo carne con tomate) y es más fácil de mojar el pancito….....la próxima vez, la haré de esta forma y ya les contaré.