23 jun. 2012

LA NOCHE DE SAN JUAN



La Noche de San Juan es una festividad de origen muy antiguo, que solía estar ligada con las celebraciones en la que se festejaba la llegada del solsticio de verano en el hemisferio norte, cuyo rito principal consiste en encender una hoguera.

Los antiguos celtas llamaban Alban Heruin a este festival y su principal significado era el de celebrar el instante en el que el Sol se hallaba en su máximo esplendor, cuando duraba más tiempo en el cielo y mostraba su máximo poder a los hombres, y al mismo tiempo, el día en que empezaba a decrecer hacia el Solsticio de Invierno en diciembre.

La finalidad de este rito era "dar más fuerza al sol", que a partir de esos días, iba haciéndose más "débil" y los días se van haciendo más cortos. Simbólicamente el fuego también tiene una función "purificadora" en las personas que lo contemplan.

Para conmemorar y al mismo tiempo para atraer su bendición sobre hombres, animales y campos, se encendían esas grandes hogueras. Este festival se lo asocia a rituales destinados a obtener pareja o a conservarla también.

Se celebra en muchos puntos de Europa, aunque está especialmente arraigada en España, Portugal (Fogueiras de São João), Noruega (Jonsok), Dinamarca (Sankthans), Suecia (Midsommar), Finlandia (Juhannus), Estonia (Jaanipäev) y Reino Unido (Midsummer).

En muchos lugares no cabe duda de que las celebraciones actuales tienen una conexión directa con las celebraciones de la antigüedad ligadas al solsticio de verano, influidas por ritos pre-cristianos o simplemente vinculados a los ciclos de la naturaleza.

Sin embargo, en España y también en Portugal, se vincula la antigua fiesta pagana de celebración del solsticio de verano, el 20-21 de junio con las celebraciones del día de San Juan, el 24 de junio, que es cuando se encienden las hogueras en las calles, plazas y playas de las poblaciones y se reúnen familiares y amigos.

En Almería, se celebra la noche del 23 al 24 de junio y éste último día es festivo local. Se trata de una fiesta muy popular que se celebra con barbacoas y hogueras en la playa, durante toda la noche.

Son innumerables los rituales propios de la Noche de San Juan, pero todos giran en torno a la glorificación del fuego. De hecho, este es el festival del fuego por excelencia.

Uno de los rituales que me gusta hacer es pedir 3 deseos escritos en papel y tirarlos al fuego y lavarme la cara con agua del mar a las 12 de la noche.

La presencia del agua es uno de los grandes símbolos de estas fiestas de San Juan, que no se tiene muy en cuenta pero es parte esencial de numerosos ritos de esta festividad, porque no olvidemos que esta celebración es en honor a San Juan el Bautista, quien preparó la llegada de Jesús, bautizando a todos lo que quisieran en las aguas del río Jordán.

Fuego y agua se mezclan con tierra y aire en esta noche mágica para dar protección, fuerza, salud y buenos deseos.

Por ejemplo, en Lanjarón (Granada), se celebra la Fiesta del Agua y del Jamón. Se realiza todos los años el fin de semana más próximo al 24 de Junio y dura unos 5 o 6 días, dependiendo de las actividades planificadas. En la medianoche de San Juan, desde las 0 horas hasta la 1, se realiza la Carrera del Agua, que es cuando todos los habitantes y visitantes del pueblo recorren kilómetro y medio de sus calles mojándose con lo que encuentren: cubos, mangueras, pistolas de agua, etc, además del agua que les llueve desde los balcones y tejados arrojada por los vecinos que no participan en la carrera en sí.

En otros lugares, sobre todo los que tienen playa, a las 12 de la noche, la gente se introduce entre las olas, comulgando por un corto tiempo con el mar y recibiendo de él toda su fuerza.

Con estos rituales, más allá de pasar estupendamente esa noche, junto a familiares y amigos, se trata de regalar concordia, luz y buenos deseos….y ahora más….que es cuando todos necesitamos realmente un milagro para que nos vaya mejor.

Qué disfrutéis entonces de la Noche de San Juan…..y felicidades a todos los Juanes y Juanas.

Fuentes: