4 mar. 2012

EL WHATSAPP Y YO

Para Navidad me regalaron un Smartphone, super chulo, con pantalla totalmente táctil (a la que aún me tengo que acostumbrar, porque a veces le erro a los números y llamo a Katmandú…jeje).

Antes tenía otro móvil, que si bien tenía pantalla táctil no era Smartphone, y podía usar el famoso lapicito que dos por tres terminaba perdido por ahí y tenía que estar buscándolo.

En el trabajo, mis compis super tecnológicas, al ver mi nuevo móvil, comenzaron a decirme que instalara el Whatsapp.

Para empezar, diré que tenía una vaga idea de lo que era, ya que el hijo de mi pareja, el poco tiempo que está con nosotros, los domingos cuando viene a almorzar, no se despega de su Samsung Xperia ni por decreto, atento a los mensajes que le envían sus amigos y su novia.

Pero como no me gusta ser “móvildependiente” y convertir el aparatito en una extensión de mi mano como si estuviera pegado con superglú…me puse a investigar por internet ¿Qué es el famoso Whatsapp, Wazap, Wassap, Wassup, Uasap, Guaza...o como se escriba...que tiene a todo el mundo enganchado y hasta dejan de comer por enviar un mensajito?.

Parece ser que el WhatsApp Messenger es una aplicación exclusivamente para móviles, como una especie de MSN, con funciones pensadas para los teléfonos, como la de enviar la posición geográfica y añadir contactos desde la agenda”.

Y ahí…ya no me empieza a gustar…¿qué es eso de enviar la posición geográfica?...vamos que esto parece hasta detectivesco….mmm….no me gusta…no me gusta.

Dicen que es gratis su instalación y su uso….pero, no es tan gratuito como parece, ya que usa internet en el móvil y por lo tanto hay que tener una tarifa de datos para enviar y recibir mensajes, acorde al uso que se le da….porque si no a fin de mes….madre mía….madre mía…nuestros bolsillos crujirán.

Segundo he visto que al cabo de un año de uso, el programa requiere que lo registres para seguir funcionando. El precio de la suscripción anual es de dos dólares al año…me dirán que es ridículo el precio pero…poder enviar un SMS solo nos cuesta la tarifa que tengamos contratada porque el uso del programita de SMS es gratuito siempre ya que viene instalado con el móvil.

Algunos me dirán que vale la pena porque el ahorro que supone compensa con creces el gasto en datos, que a fin de cuentas también sirve para navegar y bajar apps…..pero aún no me convence.

Está disponible para todos los móviles, pero he visto que mucha gente en los foros ha tenido problemas con diferentes marcas de móviles o de modelos….así que no debe ser tan fácil de instalar en algunos móviles…sobre todo en aquellos que no tienen alguna aplicación necesaria o que no son de ultimísima generación.

Otra cosa a tener cuenta es la privacidad, que se ve afectada cuando te llegan mensajitos de esos a las 3 de la mañana, el teléfono no deja de sonar hasta que los lees y tu con un ojo abierto y otro cerrado porque estabas plácidamente dormido....eso es para tirar  el móvil contra la pared y pasar al amigo que te envío el mensaje a la lista negra.

Y ahora voy con los aspectos de seguridad…eso si me preocupa. Siempre me ha preocupado el tener protegida la información de mi PC, que no le entren virus, porque en definitiva mi trabajo y a veces mi diversión depende de ello…tener que quedarme sin PC unos días porque le ha entrado un virus, para mi es una catástrofe y no les digo nada cuando comencé a escuchar que estaban surgiendo los primeros virus para móviles…bueno…bueno….esto ya es el acabose.

Y leo lo siguiente: la aplicación Whatsapp guarda sin ningún tipo de cifrado la información sobre contactos, conversaciones y sesiones en bases de datos de fácil acceso, e incluso detalles sobre la localización si el GPS esta activo y esto se complica más si se utiliza una red pública para comunicarse.
Y pasan los meses y la gente de Whatsapp hace caso omiso de todo esto y siguen surgiendo brechas en el programa, las cuales permiten tomar por la fuerza la cuenta de otro usuario por diversas vías y bastante fácilmente.

Parece ser que sobre algunas de éstas vulnerabilidades sí que ha habido una declaración oficial desde el equipo de desarrollo para asegurar que habían sido subsanadas, pero otras parecían seguir activas tiempo después.

Y creo que el problema no es tener grietas de seguridad, algo a lo que cualquier programa está expuesto, el problema es que después de meses sigan sin que nadie les encuentre un parche que las subsane.

Algunos más conocedores que yo de todo esto, dicen que no han dejado de usarlo, pero toman sus precauciones, como ser, la de no mantener conversaciones en las que se revele  información más personal de lo debido, ni ningún tipo de dato sensible, como los números de las cuentas bancarias, que pueda quedar guardado como texto plano para que cualquiera pueda leerlo en el futuro.

En fin….después de todo lo investigado por internet….creo que seguiré sin instalar la aplicación en mi móvil y sin enviar un Whatsapp….me quedaré con lo que tengo…y si necesito enviar un mensaje…aunque me cueste más….utilizaré un SMS o una señal de humo…que pa’l caso…tienen la misma utilidad....quizás cuando en algunos aspectos mejore, lo instalaré....quizás....quizás.