31 dic. 2011

FELIZ 2012 PARA TODOS!!!


Cuando llega el último día del año, se suele hacer balance de los 364 días anteriores y casi siempre nos fijamos más en los aspectos negativos, en aquello que nos ha marcado, que nos ha herido, que nos ha molestado....y decimos con tristeza, uuuffff!!! que año me ha tocado vivir....menos mal que ya se termina.

Personalmente me gusta fijarme más en las cosas bonitas que me han pasado y lo malo y desagradable, si bien no lo olvido, prefiero dejarlo en el rincón más escondido de la memoria....porque total para que recordar lo que nos ha hecho sufrir....noooo....es mejor sonreír que andar llorando por los rincones....porque este es un día para celebrar que tenemos un nuevo año para hacer todas esas cosas que nos hemos propuesto.

Hoy tenemos por delante 366 días para ser felices....a no olvidarse que es bisiesto....porque la vida puede ser maravillosa...si nos lo proponemos....¡¡¡a por ella entonces!!!.

FELIZ 2012!!!!

De video musical, les dejo la canción de moda para que bailen con la persona que más quieren esta noche.

25 dic. 2011

¡QUÉ BELLO ES VIVIR!

En las fechas en las que estamos, la TV se llena de películas con alto contenido familiar y navideño y hay una película que siempre se repite.

Es de esas películas que dejan un mensaje muy peculiar, de bondad, de moralidad, de sentimientos positivos, de sobreponerse a la adversidad, de no bajar los brazos y también de amor a la familia.

Estoy hablando de ¡Qué bello es vivir! o ¡It’s a wonderful life!, un film estadounidense, dirigido por Frank Capra en 1946, que mantiene su vigencia a pesar de los 65 años de estrenado.

Cuenta la historia de George Bailey, encarnado por un James Stewart espectacular, un buen hombre que dirige un pequeño banco familiar, dando pequeños préstamos a la población del lugar, a pesar de los intentos de un poderoso banquero por arruinarlo. El día de Nochebuena de 1945, uno de sus empleados pierde una suma de dinero importante y Bailey, abrumado por esa situación decide suicidarse, pero cuando está a punto de hacerlo ocurre algo extraordinario, porque Clarence, un viejo ángel que aún no ha obtenido sus alas, le hace recapacitar sobre el verdadero sentido de la vida, mostrándole que ocurriría si él no existiera.

Es un clásico para disfrutar en el día de hoy con la familia, por eso les dejo el tráiler y la escena final como regalo de Navidad.


23 dic. 2011

FELICES FIESTAS A TODOS!!!

Desde hace días veo en los diferentes blog de cocina que sigo, recetas para la cena de Nochebuena, la comida de Navidad o la cena de Nochevieja. Y hasta me he puesto a pensar en lo que voy a preparar para la cena del 24, los entrantes, el plato principal y el postre. Ya lo tengo pensado e imaginado en mi mente de cómo me va a quedar, aunque en la realidad quizás no me quede así…para eso tendré que rezarle al Santo de los Cocineros, San Lorenzo, desde ya.

Y todo esto me hizo recordar cómo se viven las fiestas en mi país, Uruguay.

En Navidad, la celebración es bastante familiar, como aquí.

La reunión se hace en un 90% en casa de los abuelos o de alguna tía que siempre insiste que vayan a su casa y allí se reúne toda la familia, hijos, tíos, padres, sobrinos, etc, etc.

Y comienza la comida, alrededor de las 9 o las 10 de la noche, cuando empieza a llegar la gente a la casa escogida. Voy a decir que es verano, pero por la noche no hace mucho calor, en el sur la temperatura a la noche puede ir desde los 15 a los 20 ºC y si se es algo friolento, se debe usar chaqueta.

Lo primero de la comida es la “picadita” en una mesa grande. La picada consiste de fiambres, queso, ensaladas, whisky, vino, Coca Cola, zumos, pedazos del cordero, lechón, pollo o asado ya hecho que se quita de la parrilla.

Cerca de la medianoche se pasa a la cena, que suele ser carne (asado de vaca, pollo, cerdo, cordero) y ensaladas varias y el postre, generalmente ensalada de fruta, fresquita, porque la fruta es digestiva, o sino helado, para seguir con el turrón, los frutos secos, la fruta abrillantada, el pannetone, el budín inglés. Unas calorías impresionantes, siguiendo la tradición de los abuelos europeos que comían todo eso pero en invierno y a continuación el brindis.

A las doce se brinda con sidra o champagne, se tiran muchos fuegos artificiales, muchas bombas de estruendo, se reparten los regalos y comienza el desfile de saludos alrededor de la mesa.

Luego las parejas se van a saludar a sus contrapartes, es decir los hijos a sus suegros, los nietos a sus otros abuelos, y así la casa queda vacía de los que vinieron.

Pero ahí no termina todo. La casa se llena de nuevo porque llegan los que estaban en la situación inversa además de los amigos y vecinos que vienen a saludar. Es así que la casa vuelve a estar llena y se calienta un poco de asado, se renueva la mesa y se sigue comiendo para atender los comensales que llegaron.

Sobre la 1:00 de la madrugada, los jóvenes salen a los bailes de Navidad. Es decir que solo quedan los mayores en la mesa,...bueno, los que quedan en pie, y comienzan a contarse cuentos y viejas historias mientras se recoge la mesa dejando algo para seguir comiendo.

Se organiza otra picadita de sobremesa para acompañar la charla. Porque ahora llegan los que salieron al principio. A las 4:00 am quedan pocos de pie y los jóvenes llegan de los bailes y a dormir.

Y el 25 se reúnen en el almuerzo con la otra parte de la familia. Es una comida puramente familiar, ya no habrá más salidas ni visitas. Si estuviste en la Navidad con tus padres, el 25 almuerzas con los suegros.

Esa comida del 25 es muy tranquila. Sobre todo porque todavía queda el cansancio y la indigestión del día anterior, así que todos dicen que no comerán mucho pero lo hacen…y por la tarde todos a la farmacia a conseguir sal de fruta.

Y el 31 de diciembre todo esto, se repite…..en un 100 %.

FELICES FIESTAS A TODOS!!!



21 dic. 2011

LA AMIGA (FIN)



- Cómo pasaste en su casa?. Disfrutaste?,- preguntó Cristina

- Al principio bien de bien, pero a la semana todo cambió. Él estaba taciturno, apenas hablaba, como enfadado. Hasta que una noche no aguanté más y le pregunté que le pasaba.

- Y qué te dijo?.

- Qué no sabía qué hacer. Algo recurrente en su vida. Le dije que no se preocupara, que pronto conseguiría trabajo, que yo estaba allí para apoyarlo y que nuestra relación seguiría a la distancia.

- Claro…tú demostrabas que lo querías.

- Bueno…te diré que muy segura de mis sentimientos no estaba. Estaba ilusionada pero enamorada, lo que se dice enamorada, no. Pero estaba dispuesta a ayudarlo.

- Como siempre…Ayyy mi Rosita…nunca aprenderás.

- En eso tienes razón, porque no vi que la relación se desmoronaba porque habían dos factores contra los que yo no podía luchar. Uno era, la falta de trabajo y el otro, la amiga. Y éste último creo yo era el de más peso. Sabes que pienso?.

- Qué?.

- Que ella al ver que podía perder al hombre que quería, comenzó a luchar con uñas y dientes para recuperarlo. Y por eso estaba allí, erre que erre, contra viento y marea, llamada tras llamada.

- Puede ser. Algunas mujeres cuando ven al objeto de su amor con otra, se vuelven como leonas para defender lo que creen que les pertenece sin ver que hacen mucho daño. Como un perro del hortelano creo yo, pero en versión femenina,- dijo Cristina con gesto afirmativo.

- No sé…la cuestión es que no lo soporté más. Al poco tiempo de regresar, dejé de llamarlo y tuve una excelente excusa, la mudanza. Como él se había ido, yo decidí cambiar de piso, porque el que habíamos alquilado era muy grande para mi sola, además de costoso. Le dije que eso me mantendría ocupada por un tiempo.

- Y no te llamó??.

-Si…lo hizo una vez y volví a repetirle la misma excusa hasta que fui espaciando las llamadas. Y no he vuelto a saber de él hasta hoy.

- Te ha llamado?.

- No…me he enterado que ha vuelto con su amiga. Por un error informático de uno de sus amigos y las dichosas cadenas de correo, me ha llegado uno en el que lo felicitaban por su nueva relación.

- Y como te sientes?.

- Perfectamente, guapa….es como si me hubiera quitado un peso de encima y confirmado todas mis teorías. Y me alegro por él,…si….me alegro…porque al fin puede decir que no está solo y ella le dará todo su amor y se sentirá mejor.

- Bien por ti…y ahora nos vamos a tomar unas tapas que a mí este tipo de historias me dan hambre…es como si estuviera mirando una telenovela y tengo que tener mi bocadillo al lado.

- Cómo eres Cris, tú siempre haciéndome reír,- dijo Rosa.

- Soy incorregible, verdad?.

- Eres ante todo una mujer muy positiva que siempre le va mostrando a los demás que es mejor reír que llorar.

Se levantaron de la banca del parque rumbo a la cafetería y a una nueva vida para Rosa.

19 dic. 2011

LA AMIGA (II)



- A él le había atacado el insomnio, porque después de enviar miles de curriculums, solo lo habían entrevistado en una empresa y con el resultado de “ya te llamaremos”,- dijo Rosa.

- Depresión total, supongo??,- preguntó Cristina, que de esos temas sabía.

- Si. Una noche en la que no podía dormir, oí que se levantó y encendió el ordenador en el salón. Pensé que volvería a la cama enseguida, pero pasada una hora, no regresaba.

- Y qué estaba haciendo?.

- Conectado al Messenger escribía como un poseso.

- Y con quien chateaba, si se puede saber?.

- Con la amiguita de marras.

- Válgame Dios!!!. Qué capullo!!!!.

- Me levanté y le pregunté qué hacía. Me contestó que chateaba con ella, que estaba muy triste porque su príncipe azul la había dejado plantada.

- Ooooohhhh pobrecita!!!!.

- No le dije nada y como se me había quitado el sueño me quedé en el sofá y encendí la TV. A esa hora me tragué todos los programas de “llame ya, ya, ya” y las tiradas de carta y todos los problemas habidos y por haber.

- Qué nochecita educativa!!!. Tú sí que sabes elegir programación,- dijo Cristina

- Qué graciosa eres Cris. Pues me faltó ver la enésima repetición del TÚ SI QUE VALES,- contestó Rosa riendo. – Estuve como hasta las tres de la mañana esperando que el chateo terminara y mi mal humor crecía y crecía. Pensé en quedarme a dormir en el sofá y no decirle nada, pero dije no, yo a este le tengo que cantar las 40, aunque estemos en la cama.

- Y os acostasteis  a esa hora?. Yo le hubiera dado con el palo de amasar.

- Poco me faltó. Pero le pregunté si tenía las cosas claras con respecto a mí y con respecto a ella. Me contestó que sí, que las tenía. Yo era su pareja y ella solo su amiga, aunque antiguamente habían sido pareja durante cuatro o cinco años y hacía dos que se habían separado y habían continuado siendo amigos. Él apreciaba mucho su amistad porque tenía pocos amigos y ella lo había ayudado mucho en momentos muy difíciles de su vida.

- Ajaaaá!!!. Ahí estaba la cuestión. Pero una cosa es estar agradecido y otra mandar al traste una relación que comienza por una que murió. O aún quedaban cenizas??.

- Supongo. Ella o él o los dos no habían sabido como cortar el cordón umbilical de su relación y disfrazaban lo que sentían con el cartel de amistad. Le contesté que no me parecía que tuviera las cosas claras con respecto a mí y que me parecía que él se obligaba a quererme pero que no era amor lo que sentía, si no necesidad de querer.

- Me parece lo mismo.

- La historia siguió un tiempo más. A los pocos días de nuestra discusión, él se fue a su ciudad. Fue como una huída. Me puso de excusa que era porque tenía más oportunidades de conseguir trabajo en donde lo conocían, pero yo sé que no fue por eso. Como era verano y su ciudad tiene unas muy bonitas playas le dije que lo iba a ir a visitar. Pasé dos semanas en su casa y seguían las llamaditas de la amiga cada tanto.

- Joliiineeesss, tía!!!. Una verdadera pesadilla.

- Así es.

Continuará…

17 dic. 2011

LA AMIGA (I)



- Hola Rosa ¿cómo estás?,- saludó Cristina con dos besos a su amiga.

- Pues si te digo la verdad Cris, ahora bien, muy bien, pero hace un tiempo he sufrido un terremoto,- dijo Rosa devolviendo los dos besos a Cristina.

- Y eso por qué, guapa?. Qué ha pasado?.

- Cosas que pasan, vidas que se cruzan, gente que no sabe vivir su vida y se entromete en lo que no debe.

- Uuuuyyy, te veo mal, si quieres cuéntame. Soy toda oídos, - dijo Cristina abrazando a su amiga y sentándose con ella en una banca del parque donde se habían encontrado.

- Hace mucho que no nos vemos y por eso creo que no sabes de los últimos acontecimientos de mi vida.

- Es verdad, pero sigue, soy toda oídos.

- Hace un tiempo conocí por internet a un hombre. Un hombre que estaba un poco perdido. Ya sabes que cuando se me cruza alguien así, me enfundo en mi traje de “Rosa al rescate” y sin pensarlo demasiado me propuse ayudarle para que se encontrara a sí mismo.

- Ayyy Rosa….mi Rosa,- exclamó Cristina temiendo lo que se avecinaba.

- Charla va, charla viene por el Messenger, día tras día, hora tras hora. Este hombre me agradaba y lo veía muy triste. Pero, poco a poco, las cosas fueron cambiando, un día me esbozó una sonrisa, otro día me dibujó un corazón y al tiempo se me declaró.

- Y todo eso por internet, o ya se habían visto?,- preguntó Cristina sorprendida.

- Por internet. En esa época él trabajaba en otra ciudad, pero al poco tiempo dejó ese trabajo y vino a conocerme. El primer encuentro estuvo muy bien. Tan bien que decidimos alquilar un piso para vivir juntos mientras él encontraba un nuevo trabajo.

- Válgame Dios!!!.

- La convivencia era agradable y armoniosa, salvo por un detalle.

- Qué pasaba?, -preguntó Cristina intrigada.

- Él tenía una amiga que le llamaba cada dos por tres y no eran ni diez ni quince minutos los que hablaban, a veces era como media hora o más.

- Y de qué hablaban tanto?.

- De cómo estaban, se contaban cosas, etc, etc. Digamos que de cosas sin importancia. Al principio me parecía natural, pero después de la cuarta llamada en menos de una semana, ya resulta mosqueante.

- Me imagino Rosa. Y que hiciste?.

- Al principio nada. Me extrañaba que tuvieran tanta conversación, pero no le dije nada. Además él me dijo que ella era una niña muy buena, que había pasado por algunas situaciones complicadas en su vida y él desde que la conoció se había convertido en su apoyo, en un buen amigo que trataba de ayudarla y aconsejarla todo lo que podía.

- Pues…que buen amigo, ehh!!...a mí me gustaría tener a alguien así en mi vida, porque así dejo de ir a psicoanálisis que me cuesta un pastón,- dijo Cristina haciendo reír a Rosa.

- Cómo eres Cris. Acepté su “amistad” un tanto peculiar. Pero me planteaba que yo con mis amigos hombre, no soy así. Los veo de vez en cuando, como a ti, nos comentamos cosas, pero no soy de llamarlos casi todos los días para contarles con lujo de detalles si estoy bien, si estoy mal, si fulanito me mira, o menganito se me ha declarado o no.

- Esas cosas le contaba?.

- Si.

- Qué raro, no???. Porque esas cosas son como para hablarlas con las amigas, pero no con los amigos.

- Ahí está, ahí quería llegar. Creía que era la única que pensaba así, pero tú piensas igual.

- Si…pero sigue.

- La relación iba…digamos que bien, salvo por las llamaditas y porque él se sentía mal porque no encontraba trabajo.

- Y eso complica cualquier relación,- dijo Cristina moviendo la cabeza.

Continuará…

15 dic. 2011

NADA ES IGUAL..


Se levantó más temprano que lo habitual esa mañana. Se preparó su café como siempre y las tostadas con mermelada de tomate que había hecho la semana anterior con los tomates del huerto de la casa de la playa, a donde iría en cuanto terminara de desayunar.

No muchos kilómetros la separaban de su destino. Al salir de la casa y subirse al coche, encendió la radio pero la música que comenzó a sonar fue la del CD, ese que él un día había grabado para ella con su música favorita.

La carretera de la costa estaba poco concurrida, y anheló en ese momento no tener un coche descapotable, para que su cabello fuera levemente mecido por el viento.

Dejó la ruta y tomó por el camino que la conducía a la casa. Estacionó en la puerta y abrió el portón del jardín en donde los rosales y jazmínes la saludaban con su aroma. Parecía que nada había cambiado.

Desde joven había querido tener una casa en la playa y la había imaginado y dibujado montones de veces, pero siempre las circunstancias la alejaban de ese sueño. Hasta que un día, caminando por la costa la vio y se enamoró de ella. Se lo comunicó a él con alegría y al poco tiempo y como regalo de cumpleaños, él le entregaba las llaves.

Más de diez años habían disfrutado en esa casa. Las primaveras en el jardín, los veranos recorriendo la playa soleada, los otoños asando castañas y los inviernos al calor de la chimenea.

La casa donde habían disfrutado sus últimos años juntos.

Abrió la puerta con mano temblorosa, era la primera vez que entraba sola en la casa. Observó las ventanas, donde él se asomaba para ver la playa, su sillón, la chimenea que ocupaba un lugar preferencial en el salón.

Todo estaba en su sitio, como la última vez, pero faltaba su presencia, su olor, sus brazos rodeándola.

Se sentó en el sofá y se puso a llorar porque ya nada sería igual y comenzó a llover, como si el cielo también llorara por él.

No pudo soportarlo, salió corriendo sin mirar atrás y se adentró en el mar…quizás pronto le encontraría…eso era lo que anhelaba.

El suicidio constituye un problema de salud pública muy importante pero en gran medida prevenible. Y hay que tener claro que se puede evitar y que no es la única salida a nuestros males…siempre hay una solución mejor…que es la de aferrarse a la vida. 

11 dic. 2011

APRENDIENDO

La vida tiene de todo, alegrías, tristezas, momentos lindos, maravillosos y momentos poco amables, personas que se cruzan que nos hacen vibrar y personas que mejor no haberlas conocido. 

Pero todas dejan su huella. Algunas personas llegan a nuestras vidas y al poco tiempo nos damos cuenta de que esto pasa por algo, para que aprendamos algo.

A priori, no las conocemos bien, no sabemos cómo son estas personas, pero al rato ya sabes que "tocarán" tu vida de una manera especial y que ya nunca será lo mismo sin esas personas, que te han cambiado la vida por una razón, a veces para bien y a veces para que te des cuenta de determinadas cosas.

Desde que llegué aquí tengo esa sensación, antes también me pasaba, obviamente, pero mi vida estaba más estructurada y no me detenía mucho a pensar porqué eso ocurría, será que los años me hacen reflexionar más o quizás el hecho de haber cambiado de ambiente también sea el causante de tanta reflexión.

He conocido todo tipo de gente en estos siete años, gente que me ha apoyado, gente que me ha dado palo, gente con la que a veces estoy bien y gente con la que a veces como digo yo y por no quedarme callada, caigo en desgracia. 

Hace un tiempo atrás, dos años para ser exactos, me vi involucrada en una historia un tanto “chunga”. La de un hombre que enamorado de una mujer dejó todo por ella. Dejó su casa, dejó su familia, sin darse cuenta que ella hacía muy bien el papel de víctima de la película para atraer incautos, pero lo único que quería era pasarlo bien.

Como este hombre me parecía íntegro e inteligente, traté de abrirle los ojos y no fui la única, había otra amiga que trataba de que él comprendiera como era la situación realmente. Lo hacíamos por él, para que no cayera en las redes de una mujer que no se merecía a alguien así y por el "síndrome del buen samaritano" que sufrimos algunos al ver a otro en desgracia.

Una amiga me dijo un día que un buen amigo te dice lo que tú no quieres escuchar, que trata de abrirte los ojos para que veas lo que no quieres ver y eso intenté muchas veces. Pero él lo que hizo fue cerrarse, no aceptar lo que le decíamos hasta que descubrió como era la trama en la que no era el protagonista si no un pobre secundario como todos los hombres que rodeaban a esa mujer, porque ella solo permitía que en su película hubiera un protagonista, ella misma.

Es más, él se enfadó conmigo después de haber tratado de todas las maneras que se diera cuenta de todo y hoy en día hemos perdido el contacto....pero de esto he aprendido algo, y es que no me debo meter tanto en los asuntos de otros, aunque quiera ayudar, aunque me dé mucha pena, que puedo escuchar, hasta aconsejar si viene al caso, pero sin llegar a los extremos que llegué porque a veces las buenas intenciones no son interpretadas como esperábamos.



9 dic. 2011

VENGA....

Ya que ayer contaba que hacen 7 años que llegué aquí, hoy voy a contar las cosas que me sorprendieron de Almería.

Primero su color. Sus edificios son de un color claro, beige, blancos, terracotas y muy pocos se apartan de esas tonalidades.

Segundo, que podía ir a todos lados caminando, al principio con un mapa en la mano o en el bolso, para no perderme, pero poco a poco me fui soltando, conociendo y arriesgándome por lugares insospechados, como la vez que se me ocurrió ir a la Alcazaba cruzando todo el barrio de Pescadería y La Chanca.....pintorescos pero poco recomendables.

El idioma almeriense, también me llamaba la atención, y al principio fue difícil entenderlo, al igual que fue difícil que me entendieran. Algunas expresiones me hacían sonreír y hoy cuando las cuento se ríen de mí.

Una de ellas y que me hizo recordar María ayer en su comentario, es el "venga" como despedida de una conversación....yo me preguntaba: a dónde voy?...a dónde querrán que vaya?...pero no me animaba a preguntar....ahora ya me he acostumbrado y hasta se me ha pegado como muletilla de despedida.

La otra expresión era: queeeee???...así alargado....que es un apócope del qué es?...o cómo estás??...qué tal?...pero a mi me sonaba a un simple qué?...que me hacía dudar de lo que significaba y además preguntaba: Qué? y como me lo repetían insistía con un Qué de qué?....para continuar en un auténtico diálogo de sordos.

Hoy en día creo que estoy bien adaptada a esta tierra que me ha acogido hace siete años, pero no me olvido de la otra....de la que me vio nacer.

8 dic. 2011

YA VAN 7...

Hoy hacen siete años que llegué aquí. Recuerdo que eran más de las dos de la tarde, el último vuelo se había retrasado, así que estuve en Barajas un poco más de lo previsto con mi bolso a cuestas y un maletón que pesaba más de 33 kg, que además de ropa, traía ilusiones, deseos, sueños, ganas, miedos, de todo un poco.

Ese día llovía en Almería, como para recibirme, todo un milagro….hoy será un día semisoleado como para festejar este aniversario.

Muchas de los sueños se han cumplido, otros quedan aún…y espero que surjan otros….porque como decía Andrés Montes…”la vida puede ser maravillosa”…y agrego…si nos lo proponemos. …así que con café brindo por estos siete y por muchos más…siempre adelante.... 




6 dic. 2011

BREVE (O NO) ENSAYO SOBRE LA AMISTAD

Cuando escribí el post sobre las relaciones humanas mencioné el tema de la amistad, muy por arriba por cierto.

Así que ahora trataré de esbozar lo que pienso sobre los amigos reales pero más sobre los virtuales.

Por ahí leí que los amigos se eligen y es verdad. A los amigos los seleccionamos, los buscamos, los encontramos, consideramos amigos a aquellas personas que están a nuestro lado, con los que tenemos cierta afinidad, a los que queremos como si fueran de nuestra propia familia y a veces hasta quizás más.

Y ya que hablamos de afinidad y afectos, el tema de los afectos es algo muy importante en el hombre. Tan importante es, que creo que es por eso que nos cuesta tanto entenderlo.

Alguien una vez dijo que no necesitaba a nadie alrededor para ser feliz. Y parte de verdad tiene este pensamiento. El hecho de que uno sea feliz o no, no depende de los demás, sino de uno mismo. Porque cada uno determina ser feliz en cada situación y en cada momento de la  vida, además  si la felicidad dependiera de otra persona, de otra cosa o circunstancia sobre la faz de la tierra, estaríamos en serios problemas.

Hay gente que dice: "No puedo ser feliz porque estoy enfermo, porque no tengo dinero, porque alguien ha dejado de amarme, porque alguien no me valoró!". Pero lo que no sabe es que puede ser feliz aunque esté enfermo, tenga o no dinero, o alguien no le haya amado o no le haya valorado. Ser feliz es una actitud ante la vida y cada uno decide.

No obstante algunos más que otros necesitamos de vez en cuando, una palabra amable, una expresión de cariño, un beso, un abrazo, eso nos alegra muchísimo y hace bailar de dicha el corazón.

Y sin embargo,  a veces nos resistimos al contacto, a estar con alguien, pensamos que haremos daño si buscamos esa relación sea de amistad o de otro tipo. 

Estas cosas nos hacen que seamos afectivamente incompletos, nos hacen sufrir nuestra soledad. Sentirnos bien y ser felices es tarea de todos los días. No debemos pensar como el otro, no debemos suponer lo que el otro quiere porque nunca le acertaremos, el otro seguramente pensará todo lo contrario, antes de suponer, creo yo, es mejor preguntar. Bien dice el dicho, que a un amigo le gusta recordar de vez en cuando y también una canción que me gusta, para pensar y vivir como otra persona, debes caminar una milla en sus zapatos y a veces ni aún así le acertaremos.

Y que pasa hoy en día con la amistad? Estamos ante un nuevo concepto, porque ahora también tenemos amigos virtuales, aquellos con los que nos conectamos unas horas al día, charla va, charla viene y nos dan las tantas, hablando de todo y de nada. Hace unos años atrás quien nos diría que pasaríamos horas delante de un ordenador comunicándonos con una persona que está a miles de km, de la cual conocemos todo, pero que nunca hemos tocado, ni abrazado. 

De todas formas aunque no abracemos o toquemos a esa persona que consideramos amiga, a veces la intimidad es tan  fuerte, que hasta diría, casi en la misma medida que con los amigos con los que compartimos momentos y nos relacionamos. Por eso y a pesar de la distancia, esa intimidad que se logra se convierte en un vínculo estrecho, que  nos hace buscar a esa persona todos los días y compartir aunque sea cinco minutos de charla, saber cómo está, como le ha ido en el trabajo, o con aquello que iba a hacer, porque  tener amigos ya sean reales o virtuales, con quien compartir la vida es un regalo precioso que debemos cuidar. 

Digo siempre que la amistad es como una planta, que hay que regarla mucho, para que crezca fuerte y florezca, porque mantener el contacto es lo primordial ya sea real o virtual.

La palabra AMIGO y su significado es muy importante y a veces no le damos la que realmente tiene, la banalizamos, pidiendo a diestra y siniestra amistad virtual por tener tu foto en su página de perfil, ya sea en Facebook, Netlog, Tuenti, Badoo o la página que sea y luego si te he visto no me acuerdo, porque además te ha elegido porque le has parecido guapo/a y ni siquiera sabe de dónde eres o a dónde vas. A veces me sorprendía al leer los comentarios en una de estas redes sociales y muy acertados por cierto, de algunas personas rechazando la amistad pedida, decían algo así como que aceptarían la amistad después de mantener contacto, haber intercambiado algún que otro mensaje o comentario, porque en algún momento hay que empezar a conocerse y si después de eso la cosa sigue, mejor. Así que, seamos responsables cuando pedimos amistad virtual.....como dicen por aquí...."no es moco de pavo",... tengamos claro que la otra persona si te acepta es porque quiere conocerte.

Además no debemos olvidar que la vida está afuera, tenemos que salir, relacionarnos, y no quedarnos encerrados entre cuatro paredes todo el tiempo y hablando solo con el que vemos por una cámara, conocer a esa persona y compartir un café y buena charla frente a frente es lo mejor.

Y para terminar citaré lo que Mario Benedetti escribió una vez:

“Me gusta la gente que vibra, que no hay que empujarla, que no hay que decirle que haga las cosas, sino que sabe lo que hay que hacer y que lo hace. La gente que cultiva sus sueños hasta que esos sueños se apoderan de su propia realidad.
Me gusta la gente con capacidad para asumir las consecuencias de sus acciones, la gente que arriesga lo cierto por lo incierto para ir detrás de un sueño, quien se permite, huir de los consejos sensatos dejando las soluciones en manos de nuestro padre Dios.
Me gusta la gente que es justa con su gente y consigo misma, la gente que agradece el nuevo día, las cosas buenas que existen en su vida, que vive cada hora con buen ánimo dando lo mejor de si, agradecido de estar vivo, de poder regalar sonrisas, de ofrecer sus manos y ayudar generosamente sin esperar nada a cambio.
Me gusta la gente capaz de criticarme constructivamente y de frente, pero sin lastimarme ni herirme. La gente que tiene tacto. Me gusta la gente que posee sentido de la justicia.
A éstos los llamo mis amigos.
Me gusta la gente que sabe la importancia de la alegría y la predica. La gente que mediante bromas nos enseña a concebir la vida con humor. La gente que nunca deja de ser aniñada. Me gusta la gente que con su energía contagia. Me gusta la gente sincera y franca, capaz de oponerse con argumentos razonables a las decisiones de cualquiera. Me gusta la gente fiel y persistente, que no desfallece cuando de alcanzar objetivos e ideas se trata. Me gusta la gente de criterio, la que no se avergüenza en reconocer que se equivocó o que no sabe algo. La gente que, al aceptar sus errores, se esfuerza  genuinamente por no volver a  cometerlos. La gente que lucha contra adversidades. Me gusta la gente que busca soluciones. Me gusta la gente  que piensa y medita  internamente. La gente que valora a sus semejantes no por un estereotipo social ni como lucen.  La gente que no juzga ni deja que otros juzguen. Me gusta la gente que tiene personalidad. Me gusta la gente capaz de entender que el mayor error del ser humano es intentar sacarse de la cabeza aquello que no sale del corazón. La sensibilidad, el coraje, la solidaridad, la bondad, el respeto, la tranquilidad, los valores, la alegria, la humildad, la Fé, la felicidad, el tacto, la confianza, la esperanza, el agradecimiento, la sabiduria, los sueños, la humildad, el arrepentimiento, y el amor para los demás y propio son cosas fundamentales para llamarse GENTE.
Con gente como ésa, me comprometo para lo que sea por el resto de mi vida, ya que por tenerlos junto a mi  me doy por bien retribuido”.

Agregaré: me gusta la gente agradecida, la que dice te quiero cuando realmente lo siente, la que da sin esperar nada a cambio, la que ayuda, la que apoya y un largo etcétera…

4 dic. 2011

LAS RELACIONES HUMANAS...QUÉ COMPLEJAS SON!!!

Las relaciones humanas son complejas y escribimos y escribimos sobre ellas, como si quisiéramos aprendernos de una vez por todas que podemos hacerlo más fácil, que todo se arregla con una sonrisa, una palabra y una palmadita, pero no es así y de tanto escribirlo y repetirlo, quizás nos lo aprendamos como las lecciones del colegio que repetíamos y repetíamos hasta el hartazgo de nuestras madres que se las aprendían de memoria también con nosotros.
Pero no nos entra en la cabeza que son complicadas porque cada uno es como es, diferente, y en las diferencias está la variedad y el gusto, imprimimos en cada uno de nuestros contactos nuestro sello personal e inconfundible, aunque sería más fácil si nos aceptáramos como somos y aceptáramos a los demás como son, con sus defectos y virtudes.
Hay personas que nos resultan más afines que otras. Obviamente, por nuestra forma de ser nos relacionamos con aquellos polos que nos atraen, sean opuestos o no. A veces buscamos personas afines y a veces buscamos personas diametralmente opuestas a nosotros, por qué? Por lo dicho, en las diferencias está el atractivo.
Todas las palmas en las relaciones humanas  se las lleva el amor, la más complicada de nuestras relaciones, y no hablo únicamente del amor de pareja, sino que hablo también del amor a nuestros hijos, a nuestros padres, familiares y amigos (sean estos reales o virtuales, que ahora hay que pensar también que compartimos largas horas de charla, risas y llantos con alguien que a veces ni siquiera vemos, pero que está ahí, y estas relaciones tienen tela también).
El tema del amor ocupa mucho lugar en nuestras vidas; cataratas de palabras se han escrito sobre el amor, miles de canciones están basadas en el amor o el desamor y hasta las tragedias pasionales tienen que ver con el amor.
Y me voy a detener a reflexionar sobre el amor de pareja, que es acaso, el que más nos trae de cabeza.
A veces pienso que el amor está condenado al fracaso si no se intenta comprender que no depende de la apariencia ni se trata de una cuestión de suerte o simple atracción sexual.
Porque a veces confundimos amor con enamoramiento o con atracción sexual y metemos todo en una misma bolsa. Nos morimos por los huesos de alguien, pero lo que queremos es en definitiva pasar solo un buen rato de “contacto cercano del tercer tipo” con esa persona, pero se nos da por pensar que después de esos encuentros cercano, seguro que habrá más, puede que sí o puede que no.
Y si no logramos nuestro objetivo, que es el estar con ese otro, pensamos que el tiempo todo lo cambia, que lo que es una simple atracción sexual puede llegar a ser algo más.
En algunos casos esta inquietud tiene respuesta positiva, pero en otros no, si la otra persona no quiere. Y es ahí cuando no hay nada que hacer, así que a otra cosa mariposa si queremos algo más, y de nada sirve insistir y estar detrás del otro enviando señales, porque por más que pase el tiempo, lo que imaginamos en largas noches de insomnio nunca se va a dar.
Nos aferramos a la idea del amor romántico, pensamos que si nos escribe, hablamos o nos encontramos con la persona amada, quieren algo más y deseamos que esto se  consolide y se transforme en algo serio y comprometido y que logre trascender los avatares del tiempo, pero también seamos realistas de vez en cuando.
Y con esto no quiero desilusionar a nadie, los comienzos, medios y finales de una relación de pareja, siempre tienen momentos rosas y momentos oscuros y no quiero decir que no hay que soñar ni tampoco quiero amargar a nadie en el momento de recibir un sms de la persona que le gusta o le ilusiona y tenga que ponerse a buscar la quinta pata al gato preguntándose las veinticinco mil razones del por qué le han enviado ese mensaje, porque el amor no se puede objetivar o racionalizar, el amor es lo que es…un sentimiento…y por eso dice el dicho….”el corazón tiene razones que la razón no entiende”.
Ahora me pongo desde otro punto de vista, porque todos queremos ser admirados y amados, sin embargo, a veces, no estamos dispuestos a hacer ningún esfuerzo para brindar amor.
La mayoría de las personas pretenden ser amadas y todo el esfuerzo está orientado a atraer a alguien que las ame, dispuestos a satisfacer su necesidad de afecto, sin tener en cuenta la propia capacidad de dar amor, porque para lograr un amor verdadero, no alcanzan ni la buena figura, ni la empatía ni la atracción mutua, porque amar y ser amado consiste en construir ladrillo a ladrillo esa relación utilizando un cemento que no lo pueda derribar ningún viento huracanado.
Amar y ser amado no es sencillo porque exige ser capaz de amar al otro, ser humilde y confiable, ser valiente, constante y emocionalmente estable. Todo esto es muy importante, porque no podemos amar a alguien si no sabemos cómo, si no tenemos las ideas claras, si no sabemos lo que queremos, si confundimos atracción con amor. Nadie cree que sea necesario aprender algo sobre el amor porque lo consideran un arrebato propio de la naturaleza, confundiendo de esta manera una ocasional experiencia emocional o sexual con el amor verdadero.
Todos en alguna u otra medida, hemos conocido a alguien y nos hemos sentido atraídos, lo que nos ha llevado a intimar con esa otra persona por ese súbito enamoramiento. Y nos sentimos pletóricos cuando la vemos, es una sensación que nos hace creer que por fin pudimos alcanzar lo que tanto habíamos esperado, estamos como en una nube. Pero a veces confundimos el amor con la necesidad de estar con alguien, decimos que estamos enamorados, pero al tiempo, al llegar a conocerse mejor, ese milagro comienza a perder su magia y aparece la desilusión y el aburrimiento que disuelve hasta el último vestigio de la atracción que existía y el golpazo con la realidad a veces puede ser demasiado duro.
Ayer un amigo me decía, estoy enamorado!!!, y lo felicité, pero le pregunté ¿estás realmente enamorado?, ¿estás seguro? Y recibí por respuesta entre otras palabras, ella es muy buena y me quiere. Hombre le dije, bien, eso es importante, pero insistí, ¿pero estás realmente enamorado de ella?. Creo que todavía lo está pensando.
Lo que quiero decir con esto, es que lo más importante es lo que sentimos nosotros, que seamos amados es importantísimo, pero que nosotros amemos también es importante y que no sea por hambre de amor que estamos amarrados a la otra persona.
Porque la gente piensa que estar solo es muy malo o que no pueden estar solos, y salen a la caza y a la pesca por si alguien cae en el asador y deciden que deben aferrarse a ese alguien con uñas y dientes para no estar ni sentirse solos, porque nunca entenderán el sentimiento de soledad ni de separación. Es evidente que la necesidad de huir del sentimiento de aislamiento y encontrar nuevas formas de superar la soledad que sienten, resulta algunas veces apremiante y más cuando se ha pasado por experiencias varias y aún se está en ello.
El amor verdadero, a mi entender, no es ni necesidad, ni atracción, ni pasión, porque exige preservar la propia individualidad, permitiendo superar el sentimiento de soledad, pero manteniendo la integridad de sí mismo.
La pasión es una esclavitud y el amor sólo puede existir en libertad, jamás como resultado de una compulsión o de una necesidad.
Hace un tiempo, una persona me decía que debía encontrar a la persona que le acompañara el resto de su vida porque no quería estar solo, no quería llegar a viejo en soledad. Y se empeñaba en creer que la persona que tenía a su lado era la elegida. El tiempo demostró que no, porque no era amor lo que sentía, si no necesidad de alejar la soledad.
Es difícil aceptar que amar es dejar libre al otro, y hasta utópico, pero no es imposible. Algunos me dirán que aman en libertad, pero es realmente así?. Quizás no, porque si se preocupan en saber que está haciendo el otro en cada instante de su vida, aunque hagamos otras cosas en nuestro diario vivir y queremos siempre llamarle la atención, realmente no estamos dejando libre a nadie, esa palabra nos queda grande, amar en libertad es aceptar que aunque el ser amado esté cerca o lejos, lo dejaremos volar siempre y esto nos cuesta entenderlo y más aceptarlo, sobre todo porque implica confianza plena. El que dice que ama pero controla y persigue al otro, aunque no se dé cuenta de ello, no puede amar porque no ha superado la dependencia ni el deseo de obtener algo del otro para sí mismo, ni tampoco confía en que puede conseguir su objetivo sin agobiar ni esclavizar al otro.
Otra de las cosas que decimos es que el amor se caracteriza por la necesidad de dar sin esperar recibir, pero realmente lo aplicamos?. Creo que no, porque siempre esperamos algo a cambio, somos un poco egoístas en el trato con los demás y con la pareja más. Recibir es muy placentero, pero creo que dar siempre lo es más que recibir, si no estuviéramos siempre especulando en términos de ganancias y pérdidas.
En el amor de pareja uno se entrega a sí mismo, no en el sentido de sacrificar la vida por el otro, sino como expresión de sentimiento, por eso es importante tener una vida plena, realización personal y sobre todo independencia.
El amor verdadero es básicamente respeto por el otro, viéndolo tal cual es, con la conciencia de su propia individualidad, tratando de favorecer su crecimiento y desarrollo para que logre ser quien es y así también creceremos nosotros. El respeto sólo es posible si se basa en la libertad, nunca en la dominación.
Conocernos y conocer al otro nos permite ver más allá de los comportamientos que son difíciles de comprender y porque amar es una experiencia de unión que trasciende las palabras y el pensamiento.
Mantener un amor verdadero no es fácil sino que exige un aprendizaje, y se puede aprender a amar para siempre a alguien si tenemos mayor conciencia de nosotros mismos.
¿Estamos en ello?...

3 dic. 2011

EL FEED


Cuando comencé en este mundo, allá por febrero de 2010, no entendía mucho de SEO, posicionamiento web, suscriptores, feed, etc, etc…ahora entiendo menos…créanme…jeje.

Por mayo del mismo año, Antonio de El Mosquitero, un blog que recomiendo, escribía esto, haciendo mención a que mi blog tenía solo 2 lectores por el feed y muy orgullosa que  estaba de tenerlos…aunque no sabía quienes eran….pero para un bloguero novato que alguien te lea es todo un placer.

Al poco tiempo la cifra de mi feed iba en aumento….6, 7, 8 y llegué hasta 9…que maravilla!!!....toda una hazaña.

Pero hoy al conectarme después de unos días y hacer un repaso por la página…he visto esto (la foto me ha quedado algo borrosa, pero se ve lo que me ha sorprendido):


Joooo….0 readers.....y se me ha ido el alma a los pies….pero no pasa nada….porque aún están ellos:


Y por ellos y para ellos escribo…..GRACIAS POR ESTAR.