21 jul. 2011

PREMIOS Y VACACIONES!!!!



SIIII…lo que toca en el verano….las ansiadas vacaciones han llegado….así que me voy unos días a descansar y disfrutar de la playa, que aunque la tengo muy cerca, en estos días poco la he pisado.

Y para irme más contenta aún, tengo algunos premios que dejo como siempre, por si a alguien que pase por aquí se los quiera llevar.




Desde el blog de Regina…SOLO DE INTERÉS…el PREMIO SUNSHINE AWARD…este sol tan sonriente que alegra a tanta gente…..Gracias Regina por recordar siempre esta casa.


Desde el blog de Sor Cecilia….ESTOY A TU LADO….dos premios más que Sor Cecilia había dejado por su cumpleaños a todos los amigos de su blog. Les invito a visitarla…encontrarán en su blog: poesía, artículos de interés y sonrisas….además de abrazos y mucha ternura....Muchas gracias Sor Cecilia...es un placer seguirte y tenerte entre mis seguidores.

Y desde el blog de Pilar…ABALORIOS...asidua lectora y comentarista de esta casa desde casi sus inicios…me llega un premio por el posteo veraniego ….aunque temo que en mi caso el posteo será con intermitencias…pero prometo visitaros porque tengo el Reader que va a explotar de tantos post sin leer y cuando regrese de las vacaciones seguiremos con las historias....Gracias Pilar por siempre estar.

Nuevamente GRACIAS a las tres por tan bonitos PREMIOS.


Además....en esta semana he llegado a 300 seguidores....madre mía....que emoción!!!!....GRACIAS A TODOS POR ESTAR AHÍ....prometo cuidaros, como se cuida a un amigo, a un hermano....a un hijo.

Les dejo unos mojitos para celebrar y música chill out.





UN BESO GRANDE A TODOS...



20 jul. 2011

LA FRASE DEL LIBRO


Dedicado a María

Mariana estaba triste, preocupada, angustiada. El camino que había decidido seguir hacia tiempo se le estaba haciendo empedrado y muy cuesta arriba y aunque no quería rendirse porque no era de las personas que se amilanan y huyen despavoridas ante las tormentas, si no que sin dudarlo le mostraba el pecho a las balas y como le había enseñado su madre desde pequeña, siempre lo volvía a intentar, se encontraba cansada de que todo su esfuerzo no diera los frutos que esperaba y no sabía qué hacer ni como salir del atolladero.

Lo había consultado con la almohada, pero era en vano, no encontraba la solución.


Una amiga le había preguntado más de una vez porque se metía en esos berenjenales de los que le era muy difícil salir. Hasta un total desconocido después de saber su historia le preguntó lo mismo. Ella no supo que contestar, aunque se quedó pensando.


Y allí estaba; en ese libro había encontrado la solución al leer la frase que al final le hizo tomar una decisión. En el medio de una de las páginas de su lectura de verano, encontró una frase que decía: “Es demasiado esfuerzo para tan poca recompensa”….eso le abrió los ojos….más grandes de los que los tenía…..y se decidió a cerrar otra puerta en su vida y tímidamente abrir una ventana que esperaba le devolviera un poco de aire, porque en ese momento lo necesitaba.


Quizás...en el futuro...lo volvería a intentar...


PD: La frase es del libro “Despertad, ángeles del infierno” de Antonio Izquierdo que recomiendo, porque atrapa desde su primera página. Les dejo el enlace al blog de Antonio: http://despertad666.blogspot.com/ para que le hagáis una visita y si queréis le compráis el libro.



FELIZ DÍA DEL AMIGO PARA TODOS....


18 jul. 2011

CIENTO OCHENTA GRADOS (XXX - FIN)




- Ayúdame a bajar las cajas del coche, Marcos, -dijo Sergio en la puerta de su casa.

- Qué bueno es tenerte aquí de nuevo, papá. Te he echado mucho de menos en este año- dijo Marcos dejando la bicicleta en el jardín y cogiendo una de las cajas que le daba su padre.

- Bienvenido,- dijo Carmen abriendo la puerta.

- Estoy en casa otra vez,- dijo Sergio sonriendo y besando a su mujer.

***

Analía cerró su portátil con cara de preocupación. Había revisado mediante una página de internet quien la había agregado y quien la había borrado del MSN y Armando era uno de los contactos que la habían borrado. No lo podía creer. Quizás sea un error, pensó. Lo revisó con otra página y obtuvo el mismo resultado. No sabía que podía haber pasado con él. Su relación se había ido enfriando y hacía unos cuantos meses que su contacto era mínimo, solo un saludo por el MSN cuando lo veía conectado, pero últimamente no le veía y ahora sus sospechas se hacían realidad. Él la había borrado de su vida. Por suerte tengo a Carlos que me mantiene y a José y a Juan, que están coladitos por mí, dijo con una sonrisa de satisfacción en su cara...aunque tengo que ser cuidadosa, Carlos jamás se debe enterar de que le engaño, sino lo perderé para siempre.

FIN




La vida da muchos giros...que nos hacen avanzar, otros retroceder, o quedarnos estancados, a veces viajamos años luz, otras unos pocos centímetros, a veces volvemos al mismo punto de partida...no sin llevarnos nuestros buenos coscorronazos...quizás con ellos aprendemos....quizás seamos más cuidadosos la próxima vez...pero que sería la vida sin todos esos giros, idas y venidas....la vida nos da y nos quita....la vida nos da alegrías y tristezas....todo eso nos hace avanzar y reflexionar...y como decía la gran Agatha Christie:

"Aprendí que no se puede dar marcha atrás, que la esencia de la vida es ir hacia adelante. La vida, en realidad, es una calle de sentido único".....pero con muchos giros, digo yo.

16 jul. 2011

CIENTO OCHENTA GRADOS (XXIX)



- Gracias Carmen por invitarme a almorzar, la paella te ha quedado mejor que nunca- dijo Sergio sonriendo.

- Me alegra que te haya gustado, Sergio…pero no exageres,- dijo Carmen levantando los platos de la mesa y poniéndolos en el fregadero.

- Deja que te ayude a lavar los platos. O mejor dicho, deja que los lave, nunca lo he hecho…nunca me has dejado,- dijo Sergio cogiendo el Fairy.

- No…deja…quita…,- dijo Carmen tratando de arrebatarle el Fairy.

- No…hoy los lavo yo, guapa…la semana que viene los lavas tú…¿habrá invitación la semana que viene?, preguntó Sergio arremangándose.

- Claro que si,- contestó Carmen.

- Vale….muy bien…y ¿habrá paella?.

- Quizás haya cena también….¿si quieres?.

- ¿Cena?....¿eso significa que me invitas el domingo completo?.

- Puede ser.

- Bien….suena bien….después de tantos meses de no vernos….¿cuánto hace ya?.

- Más de diez meses, Sergio

- Cuánto tiempo, verdad?.

- Si…..el tiempo que lleva recuperar la confianza en una persona….el tiempo que lleva reflotar el barco hundido….el tiempo que lleva hacerte miles de preguntas, pero siempre responderte lo mismo….le quieres, pero me duele lo que me ha hecho.

- Lo sé….lo sé….y a mí también me duele lo que te he hecho, me duele el no estar aquí…me duele el haberte hecho sufrir….no sé si me podré perdonar algún día, Carmen.

- Quizás entre los dos lo logremos…poco a poco. Primero tenemos que recuperar la amistad y el resto con el tiempo….¿no te parece?.

- Creo que sí,- dijo Sergio abrazando a su mujer con las manos mojadas y llenas de jabón.

Continuará…

15 jul. 2011

CIENTO OCHENTA GRADOS (XXVIII)



- Analía,- gritó Carlos al verla sentada en la cafetería tomando café y sonriéndole a un hombre.

- Hola mi amor,- dijo Analía sorprendida.

- Quién es este tio???,- preguntó Carlos mirando seriamente a su mujer.

- Es José…un compañero de trabajo,- balbuceó Analía al ver como se había puesto su marido.

- Encantado de conocerte, Carlos….,-dijo José extendiendo su mano sin obtener respuesta por parte del aludido.

- Vale,- dijo Carlos mirando a José, lo que provocó que éste se pusiera aún más nervioso.

- Yo me voy Analía, un gusto haberte encontrado aquí, ya nos veremos otro día,- dijo José levantándose y diciendo adiós con la mano.

En cuanto José salió por la puerta, Carlos miró a Analía y le dijo: “Sospechaba que había alguien en tu vida….¿es este tío con el que chateas todas las noches?”.

- No Carlos, -dijo Analía.- Bien sabes que chateo con Rosa.

- Vaya casualidad, pues Rosa me ha traído su ordenador hace quince días para que se lo arregle.- ¿Te repito la pregunta Analía?,- dijo Carlos con tono enfadado.

- Aaayyy si…, es verdad. Últimamente chateo con las chicas de la red social en la que estoy, sabes que soy muy popular en ella. Me llaman la alegría de la huerta,- dijo Analía acariciándole el cuello a su marido.- Mi amor, no te pongas celoso, sabes que me gusta socializar y estoy muy encerrada en casa ahora que no trabajo y me aburro. Mi único entretenimiento es ese.

- Ya, ya….lo sé. Bueno…pago los cafés y nos vamos a casa, porque tu amigo se ha ido sin pagar….Qué poco caballero, -dijo Carlos tomando a su mujer del brazo.

Analía sonrió aliviada. Por suerte Carlos nos ha descubierto en un momento inocente, pensaba porque si nos hubiera visto minutos antes no me hubiera creído que José era solo un compañero de trabajo.

Continuará….

13 jul. 2011

CIENTO OCHENTA GRADOS (XXVII)



“No me lo puedo creer, no me lo puedo creer”, pensaba Analía mientras se hacía un sándwich para almorzar en su casa. Cada vez que recuerdo lo que me ha hecho Sergio, no me lo puedo creer. Como se atreve a dejarme sin trabajo, después de todo lo que he hecho por él, lo rescaté de su soledad, de lo mal que se sentía estando separado de su mujer, le di alegría a su vida.
Es un desagradecido!!!, exclamó mientras cogía una Coca Cola light del frigorífico y se sentaba para comer.

Y Armando, que no me llama???, que le habrá pasado, ya no se conecta en el MSN como todas las noches y cada vez que lo he llamado, su móvil está apagado o fuera del área de cobertura….Maldita sea!!!....No puedo seguir aquí, no puedo seguir con Carlos, me agobia, pero por ahora y sin candidatos válidos en mi horizonte no puedo hacer otra cosa.

Menos mal que Carlos no se ha enterado de nada….vive en la Luna este tío!!!, sonrió bebiendo un sorbo de su refresco. Siempre ha creído todo lo que le he dicho, y esto tiene que seguir así.

Voy a ver si llamo a alguien que me invite a tomar café esta tarde, así salgo de estas cuatro paredes.

Continuará…

6 jul. 2011

CIENTO OCHENTA GRADOS (XXVI)



- Hola Luis, - contestó Sergio a la llamada de su amigo.

- Hola perdido. ¿Qué te ha pasado?. Hace dos semanas que no apareces por el gimnasio, ni por la cafetería y tampoco tengo noticias tuyas.

- No he estado con ánimo de nada en estos últimos tiempos, Luis,- dijo Sergio en voz muy baja.

- Eyyy, qué ni siquiera te escucho. ¿Qué te parece si quedamos dentro de una hora en la cafetería y me cuentas?.

- Vale y gracias por llamar amigo.

Una hora después Luis veía entrar a un Sergio apesadumbrado en la cafetería.

- ¿Qué te ha pasado Sergio?,- preguntó Luis.- Parece que te ha pasado una aplanadora por encima. Siéntate y cuéntame.

- Pues de todo. En estas dos semanas me ha pasado de todo. Para empezar, ni Carmen, ni Lola, quieren hablar conmigo. Carmen que me pide tiempo y Lola que está de parte de su madre y no quiere hablar tampoco. Y no es que quiera volver a mi casa ya, pero por lo menos quiero ir limando asperezas, tener un acercamiento. Sé que he metido la pata hasta el fondo, lo sé y lo asumo y le pediré perdón a Carmen mientras viva, pero lo peor de todo es que arruiné mi matrimonio por una mujer que no valía la pena, tío.

- ¿Cómo es eso?,- preguntó Luis extrañado.

- Si, el último día que vi a Analía, comprendí que me usó en todos los sentidos. Lo único que le interesaba era que la mantuvieran. Me usó para conseguir trabajo, el que no supo cuidar, así que quería que la siguiera ayudando para mantener el puesto. Cuando me negué a hacerlo, porque en los tres meses de trabajo no hizo nada, mostró las uñas y su verdadero ser. Y yo que pensaba que era mi amiga, le di cobijo cuando se separó del marido, la apoyé en todo….Ahora me pregunto porque lo hice…La tendría que haber dejado en la calle y que se buscara a otro incauto…aunque me parece que alguno más habría, porque mientras estuvo conmigo no dejaba de chatear y siempre me decía que era una amiga, pero más de una vez la escuché a las risas y cuchicheos…y sentía voces masculinas.

- Vaya…..me he quedado helado.

- Y más helado te quedarás cuando te cuente quien fue la persona que llamó a mi casa denunciando mi relación extramatrimonial.

- ¿Quién fue?....Analía?,- preguntó Luis estupefacto.

- Bingoooo, mi amigo.

- Pero….¿por qué lo hizo?....no entiendo nada.

- Fue ella o alguien de su entorno….Y eso lo descubrí, porque ella tenía dos móviles, uno de la editorial y otro el personal. Siempre usaba el de la editorial para todas sus llamadas desde que comenzó a trabajar conmigo y el de ella me dijo que como era de tarjeta prácticamente no lo estaba recargando y no recuerdo si me dijo que había perdido el número. Poco tiempo después de esa llamada a mi casa, suena mi móvil con un número que no conocía y era ella, cuando le pregunté por ese teléfono me dijo que era el de una amiga. Quedó registrado en mi móvil. Hace poco cuando fui a hablar con Carmen y me mostró el número que había quedado registrado en el teléfono de mi casa, no lo reconocí hasta que miré mi móvil….y ahí até cabos.

- Pero sigo sin entender….¿Qué interés tenía ella en enemistarte con tu mujer, si vosotros estabais ya separados?.

- El interés de que yo no regresara con mi mujer, así ella no perdía la gallina de los huevos de oro. Porque le di trabajo, la mantuve, le compré ropa, hasta le pagué el ADSL  con el que chateaba con todos sus admiradores….vaya huevón estoy hecho.

- Qué tía más maja te echaste!!.

- Sí….ríete de mí…aunque me lo merezco.

- Bueno….Tampoco te fustigues….Creíste en quien no tenías que hacerlo….A pesar de la edad, caíste como un pajarito en los brazos de una arpía.

- Si…y me enamoré de ella.

- Crees que te enamoraste de ella….pero creo que solo fue un calentón…una vía de escape a la rutina y el hartazgo en el que estabas inmerso.

- Yo que sé, Luis….la cuestión es que aprendí la lección. Ahora me queda un largo camino….el de recuperar a mi familia.

- Y lo lograrás….

- Eso espero….porque Carmen es una mujer excepcional y mis hijos no te digo nada….lo que más me apena es que los he hecho sufrir…y eso no me lo podré perdonar jamás.

- Tiempo al tiempo, amigo,- dijo Luis, pidiendo dos cañas para animar a Sergio.

Continuará…..