23 dic. 2011

FELICES FIESTAS A TODOS!!!

Desde hace días veo en los diferentes blog de cocina que sigo, recetas para la cena de Nochebuena, la comida de Navidad o la cena de Nochevieja. Y hasta me he puesto a pensar en lo que voy a preparar para la cena del 24, los entrantes, el plato principal y el postre. Ya lo tengo pensado e imaginado en mi mente de cómo me va a quedar, aunque en la realidad quizás no me quede así…para eso tendré que rezarle al Santo de los Cocineros, San Lorenzo, desde ya.

Y todo esto me hizo recordar cómo se viven las fiestas en mi país, Uruguay.

En Navidad, la celebración es bastante familiar, como aquí.

La reunión se hace en un 90% en casa de los abuelos o de alguna tía que siempre insiste que vayan a su casa y allí se reúne toda la familia, hijos, tíos, padres, sobrinos, etc, etc.

Y comienza la comida, alrededor de las 9 o las 10 de la noche, cuando empieza a llegar la gente a la casa escogida. Voy a decir que es verano, pero por la noche no hace mucho calor, en el sur la temperatura a la noche puede ir desde los 15 a los 20 ºC y si se es algo friolento, se debe usar chaqueta.

Lo primero de la comida es la “picadita” en una mesa grande. La picada consiste de fiambres, queso, ensaladas, whisky, vino, Coca Cola, zumos, pedazos del cordero, lechón, pollo o asado ya hecho que se quita de la parrilla.

Cerca de la medianoche se pasa a la cena, que suele ser carne (asado de vaca, pollo, cerdo, cordero) y ensaladas varias y el postre, generalmente ensalada de fruta, fresquita, porque la fruta es digestiva, o sino helado, para seguir con el turrón, los frutos secos, la fruta abrillantada, el pannetone, el budín inglés. Unas calorías impresionantes, siguiendo la tradición de los abuelos europeos que comían todo eso pero en invierno y a continuación el brindis.

A las doce se brinda con sidra o champagne, se tiran muchos fuegos artificiales, muchas bombas de estruendo, se reparten los regalos y comienza el desfile de saludos alrededor de la mesa.

Luego las parejas se van a saludar a sus contrapartes, es decir los hijos a sus suegros, los nietos a sus otros abuelos, y así la casa queda vacía de los que vinieron.

Pero ahí no termina todo. La casa se llena de nuevo porque llegan los que estaban en la situación inversa además de los amigos y vecinos que vienen a saludar. Es así que la casa vuelve a estar llena y se calienta un poco de asado, se renueva la mesa y se sigue comiendo para atender los comensales que llegaron.

Sobre la 1:00 de la madrugada, los jóvenes salen a los bailes de Navidad. Es decir que solo quedan los mayores en la mesa,...bueno, los que quedan en pie, y comienzan a contarse cuentos y viejas historias mientras se recoge la mesa dejando algo para seguir comiendo.

Se organiza otra picadita de sobremesa para acompañar la charla. Porque ahora llegan los que salieron al principio. A las 4:00 am quedan pocos de pie y los jóvenes llegan de los bailes y a dormir.

Y el 25 se reúnen en el almuerzo con la otra parte de la familia. Es una comida puramente familiar, ya no habrá más salidas ni visitas. Si estuviste en la Navidad con tus padres, el 25 almuerzas con los suegros.

Esa comida del 25 es muy tranquila. Sobre todo porque todavía queda el cansancio y la indigestión del día anterior, así que todos dicen que no comerán mucho pero lo hacen…y por la tarde todos a la farmacia a conseguir sal de fruta.

Y el 31 de diciembre todo esto, se repite…..en un 100 %.

FELICES FIESTAS A TODOS!!!