18 jul. 2011

CIENTO OCHENTA GRADOS (XXX - FIN)




- Ayúdame a bajar las cajas del coche, Marcos, -dijo Sergio en la puerta de su casa.

- Qué bueno es tenerte aquí de nuevo, papá. Te he echado mucho de menos en este año- dijo Marcos dejando la bicicleta en el jardín y cogiendo una de las cajas que le daba su padre.

- Bienvenido,- dijo Carmen abriendo la puerta.

- Estoy en casa otra vez,- dijo Sergio sonriendo y besando a su mujer.

***

Analía cerró su portátil con cara de preocupación. Había revisado mediante una página de internet quien la había agregado y quien la había borrado del MSN y Armando era uno de los contactos que la habían borrado. No lo podía creer. Quizás sea un error, pensó. Lo revisó con otra página y obtuvo el mismo resultado. No sabía que podía haber pasado con él. Su relación se había ido enfriando y hacía unos cuantos meses que su contacto era mínimo, solo un saludo por el MSN cuando lo veía conectado, pero últimamente no le veía y ahora sus sospechas se hacían realidad. Él la había borrado de su vida. Por suerte tengo a Carlos que me mantiene y a José y a Juan, que están coladitos por mí, dijo con una sonrisa de satisfacción en su cara...aunque tengo que ser cuidadosa, Carlos jamás se debe enterar de que le engaño, sino lo perderé para siempre.

FIN




La vida da muchos giros...que nos hacen avanzar, otros retroceder, o quedarnos estancados, a veces viajamos años luz, otras unos pocos centímetros, a veces volvemos al mismo punto de partida...no sin llevarnos nuestros buenos coscorronazos...quizás con ellos aprendemos....quizás seamos más cuidadosos la próxima vez...pero que sería la vida sin todos esos giros, idas y venidas....la vida nos da y nos quita....la vida nos da alegrías y tristezas....todo eso nos hace avanzar y reflexionar...y como decía la gran Agatha Christie:

"Aprendí que no se puede dar marcha atrás, que la esencia de la vida es ir hacia adelante. La vida, en realidad, es una calle de sentido único".....pero con muchos giros, digo yo.