7 mar. 2011

OTRO MUNDO (III) - FIN


Pasaron unas pocas semanas y recibí la llamada de María del Carmen, hecho que me sorprendió. Pensaba que ella se había olvidado de mí, pero tal parecía que no era así. Me invitaba a pasar un día en el barco de su hermano y acepté encantado.

El yate era impresionante, para mí, al menos, que nunca me había subido a un barco igual. Como hacía buen tiempo alquilé un equipo de buceo y pasé una hora en las cercanías del puerto deportivo. Me había llevado la cámara de fotos submarina y saqué unas cuantas fotografías de la inmersión que luego a la hora de la comida le enseñé.

Le encantaron, no se podía creer que esa belleza estuviera allí debajo a pocos metros. Le dije que no estaban exactamente así, aunque si había maravillas, pero las que yo le mostraba las había sacado de contexto y había fotografiado los detalles que más me gustaban.

- En la vida hay que saber seleccionar lo que realmente a uno le gusta, así se disfruta mucho más,- dije.

- No sé si es muy tarde para hacer lo que realmente me gustaría hacer, José,- contestó.

-Amiga mía, tienes todo cuanto necesitas para hacer lo que te gustaría hacer, y no es dinero precisamente a lo que me refiero. Creo que te estás dando cuenta de que el tiempo no espera, que la belleza se deteriora. Lo que tienes dentro de ti es lo que debes cultivar, eso te alimentará mucho más que gastar tu dinero y te introducirá en otro mundo...otro que no conoces aún.

María del Carmen me dijo tímidamente, “lo intentaré”. 

- Eso espero,- contesté sonriendo y abrazándola.

El tiempo no espera y el vivir día a día apresuradamente hace que nos perdamos cosas que están delante de nuestros ojos y no vemos y por muy desolado que sea el paisaje invernal siempre le sigue la primavera...siempre hay mundos nuevos que descubrir...cosas por conocer...momentos por vivir.

Como más se aprende a vivir es viviendo, conociendo personas, haciendo cosas que nos agradan, porque hay que ser conscientes de que la vida es solo una y transcurre día tras día...el presente y aunque suene a frase hecha....es lo que cuenta y siempre hay que buscar algo que nos de la inspiración para seguir adelante.

FIN