26 feb. 2011

LOS RECUERDOS DE ELISA (XVII) - FIN


Cuando finalizó la cena y comenzó el baile, Ana requirió la presencia de todos los que estaban sentados, en la pista y allí marcharon todos a bailar. 

Francisco se puso al lado de Elisa y no la perdía de vista hasta cuando hicieron un trencito super divertido.

El vino que habían tomado en la cena comenzaba a hacer efecto en Elisa y el trencito se iba desmembrando de a poco...unos por aquí, ... otros por allá... y Francisco y Elisa se separaron de todos ellos y por suerte que fue así porque Elisa estuvo a punto de quebrar un tacón en un desnivel del salón, pero allí estaba Francisco para sujetarla.

- Uyyy, casi me mato….vaya con el desnivel….gracias Francisco, si no es por ti quiebro un tacón,- dijo Elisa mientras se acomodaba el vestido después de su “casi caída”.

- De nada….sabes que siempre me ha gustado ayudarte,- dijo Francisco sujetándola aún del brazo.

- Si…es verdad…recuerdo cuando salíamos y yo no llevaba abrigo, tú siempre me cobijabas en tus brazos, - dijo Elisa con voz soñadora.

- Lo recuerdas aún!!!,- dijo Francisco sorprendido.

- Claro que si, Francisco,- dijo Elisa mirándole fijamente.- Fuiste mi primer amor, mi mejor amigo, mi compañero de estudios, creo que lo sabes, pero has dejado huella en mi.

- Y tú en mi, Elisa, -dijo Francisco que no pudo evitar abrazarla.

- Sabes una cosa Francisco?,- dijo Elisa.

- Qué?, -preguntó Francisco.

- Tenía muchas ganas de verte, saber de ti, saber cómo estabas,- dijo Elisa casi en un susurro.

- A mí me pasó algo similar. Cuando me avisaron de la reunión, pensé en todos vosotros, pero especialmente en ti, Elisa. Me preguntaba como estarías,- dijo Francisco mirándola a los ojos.

- Supongo que a todos les pasó algo igual, es toda una sorpresa reencontrarse después de tantos años y comienzas a recordar todos los momentos vividos, todo lo que nos divertimos, lo que estudiamos, que al final parece que el tiempo se detiene y de tanto recordar volvemos al pasado y nos sentimos tan jóvenes como en esa época,- dijo Elisa caminando hacia un sofá que había en la entrada del salón de fiesta.

- Y recordamos también lo que sentimos. Porque eso me pasó al verte, hasta recordé el día que nos besamos por primera vez,- dijo Francisco sentándose al lado de Elisa.

- Ese beso tampoco pude olvidarlo. Fue mi primer beso, Francisco,y eso jamás se olvida,- dijo Elisa sonriendo.

- Eras encantadora y sigues siéndolo,- dijo Francisco mirándola con ojos soñadores.

- Gracias, guapo. Pero....porque siempre hay uno.... tenemos que volver a la realidad. Tú a tus niños y a tus obligaciones y yo a mi vida y mi trabajo,- dijo Elisa poniendo los pies otra vez en la tierra.

- Si, es verdad, pero podemos seguir soñando o mejor dicho, podemos seguir en contacto, no te parece?,- inquirió Francisco.

- Si y vernos de vez en cuando, ....me gustaría,- dijo Elisa sonriendo.

- No voy a decir que puede ser el principio de una gran amistad como Humphrey porque aunque hace mucho que no nos vemos....ya somos amigos…me hará mucho bien tu compañía,- dijo Francisco.

- Además eres más guapo que él pero yo no me parezco en nada a Ingrid,- dijo Elisa riendo.

- Pero esa frase no se la decía a Ingrid, sino que se la decía al Mayor Strasse,- dijo Francisco.

- Me cachis!!…yo y mi memoria para las frases de las pelis…tendré que ir más al cine, -dijo Elisa.

- Podríamos ir mañana si quieres,- dijo Francisco.

- Es una cita?, -preguntó Elisa.

- Si,- contestó Francisco riendo.

- Vale, no te olvides de los jazmines,- dijo Elisa acariciando la mano que Francisco había posado en su hombro.

La fiesta llegaba a su fin pero ellos seguían abstraídos mirándose, recordando tiempos pasados y haciendo planes para el futuro, ....que quizás fuera en común.

FIN


Recomiendo escuchar la balada de Michael Bolton que es muy bonita