31 oct. 2010

UN PREMIO DE MIEDO


Desde el Blog Solo de Interés me llega el Premio Libros de Miedo…gracias R.C por concederme este premio.

Pero explicaré algo…en realidad con la lectura de miedo y terror diré que no tengo muchas migas…en realidad ninguna.

Ver una peli de miedo me da pánico y quienes me conocen saben lo nerviosa que me puedo llegar a poner cuando el suspenso arrecia y el asesino se acerca…..una gran incongruencia en mí porque las películas detectivescas  y de asesinatos me gustan….así que de libros no puedo hablar….porque el susto sería terrible.

Este premio tiene algunas reglas:

- agradecer a quien lo otorga, ….gracias R.C.

- contestar el cuestionario a continuación

- y entregarlo.

Segundo...el cuestionario:

1.-TE GUSTA LEER LIBROS DE TERROR Y POR QUÉ? Pues no mucho, la verdad…diría que prácticamente nada.

2.- ¿CUÁL ES TU LIBRO DE TERROR FAVORITO?...Bueno…creo que una vez tuve en mis manos “Confesiones de un Vampiro”, de Anne Rice…fue en una librería,…pero compré otro libro.

3.- ¿CUÁL ES TU AUTOR DE TERROR FAVORITO? Digamos uno, por lo menos y por lo que ha significado en la literatura…Edgar Allan Poe

4.- ¿CUÁL ES EL LIBRO DE TERROR QUE MÁS TE DECEPCIONÓ? Es fácil contestar ésta…jeje…ninguno

5.- ¿UN LIBRO DE TERROR QUE CREES QUE TODO EL MUNDO DEBE LEER? Vaya….como no soy de leer este tipo de libros…no tengo ni idea.

6.- ¿EL PRIMER LIBRO DE TERROR QUE LEÍSTE?. Aún no sé cuál será mi primer libro de terror…la contesto cuando lo lea…los mantendré informados…jeje.

7.- ¿LA MÁXIMA SITUACIÓN DE TERROR QUE HAYAS VIVIDO? De terror….creo que por ahora ninguna…de susto si…cada vez que miro alguna película de suspenso…me quedo helada…pero no puedo dejar de mirar.

8.- ¿TU PELÍCULA DE TERROR FAVORITA? Puedo decir que la que más me ha impactado fue Halloween 20 años después.

Bueno…ya contestado el cuestionario diré que a raíz de este premio se me ha dado por recordar ahora que estamos en Halloween y tiene relación, una serie que me encantaba cuando era niña y la recuerdo con mucho cariño…será porque soy mujer y un poco bruja (bueno….muy bruja….jaja).

Bewitched (Hechizada o Embrujada): que cuenta la historia de Darrin Stephens, joven publicista enamorado de Samantha, una bella y dulce joven. Samantha y Darrin se casan, pero durante su luna de miel ella le confiesa que es una bruja que utilizando el movimiento de su nariz puede cambiar los muebles de lugar, hacerlos aparecer o desaparecer y hasta viajar a donde ella quiere, y desde ese momento pasan extrañas y divertidas situaciones a causa de sus poderes. Para empeorar las cosas, la madre de Samantha, Endora (mi personaje favorito de la serie), desaprueba rotundamente el hecho de que su hija esté casada con un mortal, y para expresar su disgusto le hace la vida imposible a Darrin.



Y me queda entregarlo….pues...para todos los que pasen por aquí y les gusten los libros o pelis de miedo.


Feliz Halloween!!!!...me voy volando

HABLANDO CON EL CORAZÓN...(FIN)




- Hola, dijo el corazón de él cuando se acercó al de ella.

- Hola, dijo el corazón de ella e hizo un mohín.

- Estás bien?,- dijo el de él.

- Si….y tú?, - dijo el de ella.

- Bien, gracias.

Y se hizo un silencio, un silencio que duró un minuto, pero que parecía una eternidad.

- Oye, - dijo el de él.

- Qué?, - preguntó el de ella.

- Nada.

- ¿Nada?, - preguntó el de ella.

- Si…..

- Si?... estás seguro?,- preguntó el de ella.

- No….jooooodeeerrrr.

- Qué?....qué te pasa?,- preguntó el de ella.

- Qué no sé qué decirte!, - exclamó el de él.

- No digas nada….solo siente….solo late….que yo también lo estoy haciendo,- dijo el de ella.

- Al unísono?.

- Si…..no lo notas?,- preguntó el de ella, poniendo la mano de él sobre ella.

- Si….perdóname.

- No hay nada que perdonar….son cosas que pasan, - dijo el de ella. Si bien se pasa mal, al final las separaciones se superan... y más si son momentáneas como la nuestra.

- Es verdad….también lo he pasado mal. Pero no sabía qué hacer. Y esperé…te esperé…pero no hiciste nada.

- No correspondía que lo hiciera….yo esperaba que el tiempo te hiciera recapacitar y lo hizo……en realidad eras tú el que tenía que decidirse. Sabía que tarde o temprano reaccionarías.

- Qué chica lista eres….por eso me gustas,- dijo el de él y se abrazaron.

- Tú también me gustas, - dijo el de ella y le besó.

- Juntos otra vez.

- Si….pero no pongamos fechas, ni hagamos planes, dejemos que las cosas se vayan dando….paso a paso.


- Es que quiero hacer planes contigo,- dijo el de él.


- Está bien.....te quiero, - dijo el de ella.


- Y yo.....y no es una frase hecha, es lo que siento,- dijo el de él y la besó.

FIN


30 oct. 2010

HABLANDO CON EL CORAZÓN...(II)


Se encontraba sentado frente al televisor en el sofá de cuero negro que tantas veces había compartido con ella. Y recordaba cuantas veces habían estado allí, los dos juntos compartiendo charla, películas, caricias, besos y amor.

Pero ella era parte de su pasado, él mismo la había alejado con sus palabras, con su actitud, con sus “miedos”, con su indecisión, con su “me quedo como estoy, porque no sé qué pasará mañana”.

- Tengo un maldito corazón miedica, dijo. Si…si…a ti te hablo, …miedoso.

-A mí??,- preguntó una voz extrañada desde dentro de su pecho.

- Si, a ti. Pero no voy a dejar que otra vez te pongas a pensar y repensar.

- Pero si eres tú tío que estando a gusto comienzas con las dudas y los no sé qué voy a hacer.

- Pero mira quién fue a hablar,- dijo él. Si siempre me estás advirtiendo de algo.

- Y tú que te mientes a ti mismo….o me lo vas a negar???,- dijo el corazón enfadado.

- Jolines…es verdad…tienes razón. Es que me pongo a pensar y me entra un miedo….bueno en realidad te entra a ti, porque empiezas a decirme no quiero enamorarme, vas muy rápido, etc, etc.

- Y es verdad, tío. Conoces a una tía, va todo bien. La tía es estupenda, guapa, inteligente. Comienzas a entusiasmarte y te veo venir.

- Cómo que me ves venir?, -preguntó él.

-Si…te veo que te vas a tirar a la piscina sin saber si tiene agua. Entonces te aviso.

- Lo sé…y no te hago caso. Me tiro a la piscina. Pero la última vez no me fue mal.

- Es verdad. Has tenido suerte…y tengo que reconocerlo, tuviste buen ojo.

- Si…pero después pasa lo que pasa. O me dejan….o las dejo.

- Eso que te dije que no lo hicieras….que pensaras un poco más…y tú otra vez…”no sé qué hacer”, - dijo el corazón haciendo burla.

- Bueno…bueno…no te pases…que no te lo voy a permitir. No me entiendes…ni yo mismo me entiendo a veces, pero quería aclararme más, estar más seguro de mis sentimientos, de los sentimientos de ella.

- De tus sentimientos???.....pero si esos los tenías claros, hombre,- dijo el corazón con voz de “hayquejoderse…lo que hay que escuchar”

- Ya…si….es verdad…a ti no puedo mentirte…jeje…si eres tú el que lo siente. En realidad fue porque tengo muchos problemas y quiero resolver todo eso antes de embarcarme en la travesía del amor otra vez.

- Vamo’ a ver…so tonto….problemas??...de qué problemas me hablas??. Tú único problema es estancarte en el pasado, y querer vivir siempre igual, sin ver que todo cambia…que ya no tienes 20….que tienes muchos más…y que lo que has vivido, vivido está….y tienes que vivir cosas nuevas…darte la oportunidad de hacerlo….y más cuando lo que tenías ante los ojos era mucha luz y no la oscuridad a la que siempre estabas acostumbrado.

- Me acojoné, - dijo él.

- Pues si, tío

- Y que hago ahora?,- preguntó él.

- Ahora toca esperar….por ella…o por otra u otras, pero eso si, hazme caso cuando te diga algo. …Ves que no soy un miedica,- dijo el corazón elevando la voz.

- Es verdad….el miedica soy yo,- contestó él y apagó la TV. Me voy a dormir…mañana será otro día.

Continuará…

27 oct. 2010

HABLANDO CON EL CORAZÓN...(I)



Habían pasado muchos días desde que todo se había terminado. Para ser exactos, 536 días, 8 horas y 15 minutos.

Sus amigas le preguntaban porque le gustaba hacer ese tipo de cálculos y ella no sabía por qué. Quizás era por su mente sumamente analítica y hay que recalcar la palabra sumamente, porque lo que más le divertía cuando iba por la calle era sumar los números que veía, ya fueran matrículas de coche, precios en las tiendas y así con todos los números que se le cruzaban por el camino. Decía que con eso mantenía su mente ágil. Pero lo que estaba claro era, que lo hacía para no pensar en los hechos que la habían llevado a estar como estaba en ese momento.

Una noche de esas en que después de tomar su leche caliente con galletas para poder dormir, probar con alguna pastilla y mirar TV hasta las tantas y no pegar ojo, una voz un tanto ronca le dijo desde su interior:

-Psss…psss…Hola, hola….

- Madre mía, ¿qué quieres?. Te había silenciado con una mordaza hace tiempo!!!.

- Hace mucho que no hablamos, que no me escuchas,...hago intentos a veces para que me des un poco de “bola” y nada…no te das por aludida…¿Por qué ese trato para conmigo?. En fin…eres sorda…o qué?. Así que hoy dije es mi oportunidad para que me escuche porque todavía está despierta.

- Sabes porque no te escucho…lo sabes…cada vez que lo hago todo termina en catástrofe. De hecho solo pienso en ti como el que late ahí adentro y hace que esté viva, pero nada más. Porque el “okupa” que tienes a veces se ha portado muy mal conmigo. Bueno…en realidad contigo…porque mira cómo estás…lleno de remiendos por todos lados.

-Pues si tienes razón…pero si no dejas que me exprese como sé hacer, no vives…simplemente sobrevives. Y el “okupa” a veces es un poco vanidoso y cree que todo lo puede, es verdad. Se le ocurren cada ideas!!!.

- Es un engreído tu amigo. Y visto lo que he vivido hasta ahora, ya no quiero que te ocupe más. Estoy muy desencantada. De hecho, estoy empezando a olvidar a tu amigo. Ahora estoy insomne y sin amor, es verdad, pero también he pasado muchas noches sin dormir estando enamorada y he llorado muchas lágrimas con amargura sin tener buenas noticias. He sufrido en silencio mientras el amor se iba de parranda. He disimulado mi indignación mientras lo veía prodigarse con otras ¿y yo qué?, me preguntaba. Estoy aquí y nada ha funcionado hasta ahora. He sufrido sus desaires y su indiferencia. ¿Qué te hace pensar que todavía estoy dispuesta a sufrir más?.

- Tienes razón en lo que dices, pero no siempre te ha ido mal cuando has estado enamorada. Recuerda que los principios siempre son felices, recuerda tu sonrisa, todo lo veías de colores, estabas feliz, feliz por los abrazos, los besos, las caricias, la compañía…por lo que vivías.

- Si,- dijo ella pensativa. Es verdad. El amor me ha hecho subir a los cielos, pero también descender hasta el último de los infiernos. Por eso decidí un día que no quería enamorarme más, que no quería que llegara otra vez a mi vida.

- El dejar de amar no es una decisión. Porque uno no decide enamorarse y desenamorarse así no más. Además cuando has tomado esa decisión como tú dices y has puesto una coraza en mí, no te has sentido bien tampoco, porque no fue el comienzo de tu liberación, sino el principio de tu condena. Aún piensas en mí y en lo que te gustaría volver a enamorarte…Si….no lo niegues…lo sé.

- Puede ser, pero no…no quiero….he llegado a odiar al amor. Todos estos años cuánto más he precisado de su presencia, no lo encontré…a veces solo por instantes…el amor ha sido siempre para mí como el café instantáneo que dura un suspiro en diluirse en el agua....calienta un poco y luego qué?...remiendo y otra vez a esperar otro café…y estoy muy cansada de todo eso. A veces digo voy a buscar el amor y nada…a veces digo voy a sentarme a esperar y tampoco funciona…dicen por ahí que el que busca encuentra, pero conmigo no ha resultado.

- ¿Te has planteado alguna vez que no has sabido buscar?. ¿Te has planteado alguna vez que quizás te hayas fijado en personas que no te convenían?. Te has planteado alguna vez que los métodos que has utilizado no hayan sido los adecuados?. Te apresuras…tienes tantas ganas de querer y que te quieran que vas muy rápido….y te ilusionas….y a veces es solo eso.

- Siempre he sabido que algo estaba mal. Cuando algo no funciona a veces se lo achacamos a los demás, pero quizás tengas razón, quizás sea que no he sabido buscar ni hacer la elección correcta. Es que eres muy enamoradizo y te me disparas como un loco con un solo gesto, una palabra.

- Ya, ya…si lo sé….y es por eso que estoy así. A veces hay que ir despacio y más después de haber sufrido tanto, de tener tantos remiendos. Tomarse las cosas con más calma, tener paciencia…qué palabrita!!!..en cuestiones de amor tener paciencia es difícil, pero te prometo que lo voy a intentar….que seré más cuidadoso….que esperaré a tener las cosas claras para comenzar a latir más fuerte por alguien. Pero no llores, ya verás que lo vamos a lograr los dos juntos otra vez y las cosas de hoy en adelante funcionarán. ¿Amigos de nuevo?.

-Si…claro que si…te escucharé…pero no te me desboques de nuevo…porque tienes que aprender…no nos podemos ilusionar rápido…no lo olvides..eehhh!!!...aunque llevo un tiempo pensando….,- dijo ella y no terminó la frase.

- Lo sé…hay alguien que ocupa tu pensamiento a pesar de que no quieres querer.

- Si…a pesar de que no quiero…hay por ahí un hombre que me hace tilín…No sé qué hacer, porque si me siento a esperar no ocurrirá nada y si me arriesgo…quizás vaya bien…o quizás no…Tengo miedo y lo sabes….¿Qué te parece?. ¿Qué hacemos?....¿Lo intentamos?...¿Estás dispuesto?.

- Mmmm…no sé…no decías que había que esperar?.

- Si…si… lo sé…pero algo me dice que puede ir bien….creo que es el hombre adecuado esta vez…tiene algunas cosillas que no me gustan.

- Entonces, no hablemos más…la respuesta es no...

- Podemos darle una oportunidad al hombre…es que en realidad me la estoy dando a mi misma….hace tanto tiempo que estoy en este estado y quiero intentarlo.

- Buenoooo….vale…además estoy contigo….hay que intentarlo. Cuéntame…como es él?

- Es inteligente, comunicativo, simpático.

- Vale,….así que de guapo nada,- río el corazón.

- No seas malo!!!, ….nadie es perfecto…tiene carácter, pero mucha sensibilidad también.

- Vale….vale….allá vamos otra vez….pero lentamente que me desarmo.

- Gracias cuore…perdóname por no escucharte y amordazarte, necesitaba hablar contigo…iremos lentamente, te lo prometo,- dijo y se durmió tranquila, con una sonrisa de oreja a oreja.

Continuará...


25 oct. 2010

¿QUÉ NOS PASÓ?...


Aunque estés cerca
te veo alejado,
ya no te siento a mi lado,
y eso me entristece.
Tu recuerdo se ensombrece
en mi interior,
y me pregunto
¿qué nos pasó?.
¿Cómo hemos llegado
a esta situación?.
¿Por qué esta lejanía?
Y se repite en mi mente
la triste letanía de tu adiós.

LAS OPORTUNIDADES


Leí ayer en el blog de Magdalena Barreto, Mi vida en retales, esta frase: 
Quizás con el tiempo...La vida está llena de oportunidades para recuperar las oportunidades perdidas” 
Le comenté que me había gustado la frase, que pensaba que era así, tal cual y recordé cuantas veces me ha pasado que se me presenta una oportunidad y la aprovecho y cuantas he dejado pasar.
Cuando me preguntan cómo llegué a España, siempre digo que fue porque se me presentó una oportunidad que no desaproveché, porque son de esas que solo una vez en la vida se dan. A su vez sentía que era el momento adecuado, que estaba madura para tomar la decisión que daría un giro enorme a mi vida.
Hay que tener buen ojo para reconocer una oportunidad y jugársela como quien dice, porque no todas las oportunidades son buenas. A veces pensamos que una de esas puede ser buena y caemos en un engaño, y cuando ya se ha caído en varios de estos, nos quedamos desconfiando. Todo el tiempo nos cruzamos con la mentira y el engaño, en el amor, con los amigos, la familia y hasta en lo que menos nos imaginamos. Pero pienso que con los desengaños al final se aprende y terminan siendo positivos, ya que permiten que te saques la venda que nublaba la visión.
La mayor parte de las veces, las oportunidades se presentan acompañadas de arduo trabajo. Alguien decía que creía en la suerte ya que había notado que entre más trabajaba, más suerte tenía. Las oportunidades, casi siempre cuestan y ahí es donde la mayor parte de la gente se desanima, porque quiere todo hecho, fácil, sin coste y sin esfuerzo, entonces prefieren no ver las oportunidades que tienen ante los ojos.

Y pienso que cuando se presenta una oportunidad, hay que aferrarse a ella, y aprovecharla y no dejarla pasar…porque nunca se sabe cuando se nos presentará otra tan buena.

Si las cosas no salen como habíamos pensado, nunca es tarde para recomenzar. Si nos quedamos quietos, dejándonos llevar por la marea o esperando “verlas venir”, desperdiciando las oportunidades que pasan frente a nosotros, no nos estamos esforzando por labrarnos un futuro, y aceptamos la derrota sin haber peleado, sin arriesgarnos a nada, esperando un amanecer que en definitiva nunca llega, porque los amaneceres hay que buscarlos día a día, así como las oportunidades, porque afuera están, pero si nos quedamos en la seguridad de nuestra guarida, nunca las encontraremos.

Por lo pronto, el aprovechar ésta oportunidad, me ha salido bien, y estoy feliz y contenta de haberlo hecho, aunque sea duro y haya tenido que renunciar a muchas cosas, pero no me arrepiento….porque además he aprendido que “querer es poder”….y poco a poco voy logrando lo que me había propuesto, no sin algún que otro revés...porque la vida no es color rosa.

Y tú, te vas a quedar quieto o buscarás las oportunidades que están ahí fuera para ser feliz?.




24 oct. 2010

ERES TÚ...


Eres tú la pieza que faltaba,
la que por tanto tiempo buscaba.
Eres tú la pieza que

perfectamente encajaba.
La que todo lo pinta de color
y me llena el corazón de amor.
Y ahora que te he encontrado,
no voy a permitir
que te vayas de mi lado.

23 oct. 2010

TU VOZ...


Hoy quiero una sonrisa,
un abrazo, una caricia
que me ayude a vivir
a soñar, a sentir.
Hoy quiero un beso tuyo,
sentirte cerca,
que lo que sentimos crezca.
Hoy necesito saber
que la esperanza sigue intacta,
que el tiempo y la distancia
no me arrebata
lo que tanto ansío,
oír tu voz
en mi oído.

22 oct. 2010

LA LUNA FUE TESTIGO...(FIN)



El paso de los años no habían hecho mella en ella y continuaba conservando su espectacular belleza, tal y como en la época en que se cruzó con aquel hombre moreno y apuesto que la hizo vibrar entre sus brazos. Nunca más volvió a sentir un amor así y en sus retinas aún se dibujaba el momento preciso en que lo vio marchar cinco años atrás.

No había día que algún hecho o algún lugar no se lo recordara. Tenía la secreta esperanza de que él regresara, o quizás la posibilidad de poder viajar y encontrarse y continuar la relación que había quedado truncada. Esa idea rondaba en su cabeza desde hacía tiempo, desde el momento del adiós.  Pero para ella era difícil viajar, establecerse en otro país, otra vida, otras costumbres. Era una mujer valiente, pero la detenían sus obligaciones familiares, su trabajo y todo ello le hacía replantearse esa idea que por momentos se le antojaba descabellada. Ni siquiera sabía si él la recordaría ó si por el contrario habría rehecho su vida.

Ella ni siquiera sabía lo que él aún la quería, ni se lo imaginaba. Cada vez que pensaba en ella, un escalofrío recorría su espalda y la alegría se dibujaba en su cara cuando recordaba su piel suave y tersa, su sonrisa, sus enormes ojos negros, que era lo que más le gustaban. En todo ese tiempo, había trabajado muy duro y lo había logrado, había salido adelante. Ahora si sentía que debía actuar, que otra vez debía hablar, porque ahora tenía algo que ofrecer, más que su amor.

Un buen día algo ocurrió, algo que le alegró enormemente el corazón y la hizo cambiar, había llegado el momento tan ansiado y sin decirle nada a nadie compró un billete de avión. Preparó una maleta pequeña para un viaje corto, aunque sabía que si las cosas funcionaban como esperaba, no regresaría.

Una vez más releyó la carta que había recibido días antes. Era de él y en ella le decía que aún la amaba a pesar del tiempo y la distancia. La señal tan esperada por fin había llegado y le mostraba el inicio de un camino nuevo.

El día anhelado, se dirigió al aeropuerto, miró por última vez su tierra, su río y se marchó en busca del amor tan ansiado.

FIN

20 oct. 2010

LA LUNA FUE TESTIGO...(II)



Se levantó lentamente mirándola, le encantaba verla despertar y en un arranque de ternura la tomó entre sus brazos.

Ella le miró fijamente, aturdida por su silencio y porque aún estaba como en una nube de ensueño. Le notó dulce pero preocupado, no sabía que decir, tan solo se dejaba abrazar a la espera de una palabra que le devolviese la tranquilidad y las ganas de sentirlo nuevamente fundido en su alma.

Él le habló quedamente al oído y la besó nuevamente. Le dijo con palabras tiernas cuanto la deseaba y que siempre, siempre, quería estar a su lado. Aunque en su mente solo una idea daba vueltas, algo que no quería decir, pero sabía que tarde o temprano tendría que hacerlo.

Ella le miró con extrañeza, porque su mirada le indicaba que algo ocurría, que algo le preocupaba, pero temía preguntarle y empañar el momento, porque no quería que él dejara de abrazarla, quería seguir así, abrigada por sus brazos. 


Él continúa abrazándola pero advierte que dos lágrimas tímidas corren por sus mejillas. Conmocionado por verla llorar, la abraza aún más fuerte, cubriendo cada centímetro de su piel.


Al final comprende que no puede dilatar más el momento, que debe decirle lo que acongoja su corazón, que los silencios aumentan las dudas y espera que ella le entienda.

Cuando las primeras palabras comienzan a brotar de su boca, ella le detiene, le dice que lo intuía desde hace unos días y acepta la separación aunque le destroce el corazón, porque sabe que jamás le olvidara. 


Desde que le conoció y por la situación en que estaba inmerso, sabía que podía llegar ese momento en que él se tendría que marchar, pero tenía la esperanza de que pudiera quedarse, de poder ayudarle, de que siempre estuvieran juntos, de que ese amor que sentían el uno por el otro fructificara.

Pero el destino es así, sus caminos tienen que separarse, ...¿por cuánto tiempo?, ...ninguno de los dos lo sabe.

Continuará…

18 oct. 2010

LA LUNA FUE TESTIGO...(I)



La Luna fue cómplice de aquél momento, mientras una suave brisa les mecía los cabellos. Las estrellas iluminaron con su tenue luz y cubrieron la desnudez de sus cuerpos.

Se amaron sin descanso, casi sin respirar, perdiendo el aliento, consumieron totalmente la fuerza de sus cuerpos y poco a poco consumaron lo que tantas noches habían soñado.

Ninguno de los dos quería que llegara el día, necesitaban seguir amándose con la Luna como mudo testigo de tanta pasión y finalmente se durmieron extenuados, felices, abrazados.

Los primeros rayos de un tímido Sol les envolvieron cálidamente. El despertó y abrazó a su amada con inusitadas fuerzas, como queriendo fundir en su cuerpo la suave y tersa piel de ella. La amaba y no había otra persona en este mundo que le produjera tanta ternura, tanta pasión, tanto amor. Quería cuidarla, permanecer siempre a su lado, y en ese momento se sentía muy triste por tener que dejarla. Estaba seguro que ella lo entendería, no quería que sufriera, por eso aún no le había dicho que debía regresar a su país.

Como tantos, había llegado persiguiendo un sueño, una oportunidad, una vida mejor. Pensaba cuando estaba en su país, que sería muy fácil, que conseguiría un trabajo, que podría vivir bien, que le enviaría dinero a su madre para que sus hermanos tuvieran que comer y pudieran estudiar.

Pero nada resultó como él había soñado, lo único bueno que había encontrado era aquella maravillosa mujer que ahora dormía feliz a su lado.

Con un beso cálido en los labios la despertó, siempre lo hacía de esa forma cuando se levantaba por las mañanas.

En su cabeza, revoloteaba una pregunta: ¿cómo le diría?.

Continuará…

16 oct. 2010

LAS CUCARACHAS


Este post lo escribí hace un año y lo publiqué en otro lugar. Hoy un comentario me lo hizo recordar. Al principio podrán leer como me río de mi misma y me tomo con humor muchas de las cosas que me pasan (ya han podido observar en otros post, lo irónica que puedo llegar a ser) pero al final del mismo hago una analogía con un tema que me preocupa, que nos preocupa a muchos y que le debería de preocupar a muchos más.

Lo iba a subir en otro momento, pero ahora lo veo hasta necesario y con esto me gustaría que todos pensáramos más en algo tan importante como es la CONVIVENCIA, una palabra de la cual hablamos hace unos días más de 400 blogs, pero considero que no todo es hablar, sino que lo más importante es concienciar y actuar en consecuencia.

-----------------------------------------------------------------------
El otro día estaba en casa descansando. Eran las 2 y media de la mañana y me desperté con sed, así que procedí a encender la luz y levantarme. Mi sorpresa fue mayúscula cuando al posar mis pies en el suelo vi una enorme cucaracha, de esas voladoras, popularmente conocida como Super Cuca o cucaracha germánica frente a mí, con sus antenas orientadas hacia mi posición supongo que mirándome. Desde mi situación no lograba divisar el color de sus ojos, ni si en su boca se dibujaba una sonrisa socarrona, así que mi primer impulso fue coger la zapatilla más a mano para darle en toda su integridad física. Pero ella adivinando mis intenciones puso patas en polvorosa rumbo al salón, así que salí disparada arma en mano (la zapatilla) detrás de la invasora.

La persecución se complicaba por momentos, pude atinar a un golpetazo fulminante, pero solo logré darle en una pata, y la cuestión no era dejarla coja, sino de terminar con su vida. Ella esquivó como pudo el golpe y se introdujo rauda cual gacela debajo del mueble del salón, por donde yo pensaba que no cabía ni un alfiler.

Se me vinieron a la cabeza mil imágenes, que la cuca tendría familia, “pobrecilla”, pensé y yo tratando de matarla, que tendría hijos, sobrinos, parientes que la echarían de menos y llorarían su muerte, eso me entristecía un poco, pero descarté rápidamente todas esa ideas, no permitiría que una simple cuca, se burlara de mí y ocupara mi casa sin pagarme alquiler por lo menos, que se había creído la fulana, que mi casa es la casa del pueblo…eehh.

Recordé que en la cocina tenía un insecticida, así que otra vez arma en mano pero ahora química (esto es lo mío realmente) procedí a rociar todo el bordillo del mueble con la esperanza de que algo del producto penetrara por debajo y llegara hasta La Cuca.

Me senté a esperar en el sofá del salón con las luces encendidas (eran ya casi las 3 de la mañana) la confirmación del terrible fin de mi enemiga, pero esto no ocurrió, porque la ví salir de su escondite raudamente hacia debajo del sofá. Vaya por dios, pensé, esta cuca no tiene vergüenza, le hace pito catalán al insecticida y todavía me torea.

Años y años de desarrollos y quebraderos de mentes brillantes para desarrollar productos que acaben con las cucas y éste que he usado no puede hacer nada ante una simple cucaracha. Esto es la ruina y ¿qué hago ahora?.

Sin mucha confianza en el insecticida (como pudo fallarme así!!!) rocié nuevamente debajo del sofá. Casi medio bote del mismo se me fue en la operación.

A esa altura de la noche, mi mente ya no razonaba y hasta le hubiera dado con un revólver si lo hubiera tenido a mano, mi mente solo pensaba en exterminar a la “okupa” que tan campante se paseaba del dormitorio al salón y quizás a mi cocina. Al final, cansada por la batalla y sin resultados reales, me dormí en el sofá, pensando en que la cucaracha me vigilaba desde abajo, pronta para huir ante cualquier descuido mío.

A la mañana y sin noticias de Cuca (la bauticé así porque tenía que llamarla de alguna forma), me fui a trabajar y otra vez, las imágenes que me vienen a mi mente: Cuca haciéndose un bocadillo de jamón serrano en la cocina y bebiendo zumo de naranja pa’ desayunar, luego instalándose en la tumbona de la terraza en bikini amarillo para tomar sol, organizando reuniones con su familia, hasta una barbacoa imaginé.

Esto es muy fuerte, madre de dios, si es que estoy pa’l psiquiátrico y con camisa de fuerza, lo que hace el insomnio y el no haber podido exterminar a una cucaracha. Bien lo decía una de mis profes, las cucas van a ser las únicas habitantes de este planeta dentro de unos años, porque resisten a todo.

Al regresar a casa, saludé a Cuca, por lo menos, con esa actitud le agradecía que me hubiera cuidado la casa durante el día, aunque mi pensamiento estaba en buscar la forma de librarme de ella, no era cuestión de tener una cucaracha de mascota.

Insecticida en mano otra vez y dispuesta a disparar, comencé a buscarla por todos los rincones de la casa, hasta que llegué al baño y allí estaba patas arriba como un perro cuando se rasca el lomo contra el suelo, ya cadáver. Después de todo, el insecticida había resultado efectivo, lento pero seguro.

Recobré mi fe y la confianza perdida, si es que la química siempre funciona.

Ya con la tarea cumplida, me instalé cómodamente en el sofá a disfrutar de una merienda y el noticiero, y veo la siguiente noticia: un hombre asesina a sangre fría a su mujer embarazada de 9 meses con un disparo en la cabeza, los servicios de emergencia le han practicado una cesárea post mortem y han salvado al bebé que es una niña aunque después ésta falleció a pesar de todos los esfuerzos que realizaron los servicios médicos por salvarla.

Recordé entonces a mi cucaracha y pensé: cucarachas o alimañas hay en todos lados por desgracia, ¿cómo podemos librarnos de ellas? ¿qué ha hecho la sociedad para crear a este tipo de monstruos?

Suelo tomarme las cosas con humor (hasta pa' matar una cucaracha), pero cuando veo cada día en el noticiero que una mujer ha dejado de existir a manos de su pareja, marido, novio o amigo, personas en quienes en algún momento confiaron, siento rabia, impotencia y sentimientos que no puedo explicar, supongo que a ustedes les pasa igual?.

Un recuerdo para las mujeres que ya no están y sus familias, además para que no haya más muertes que lamentar este año que ya son muchas.