30 mar. 2010

TE PARECE QUE SI?...(XIV)



Juan cogió su teléfono para llamar a Marisa e invitarla a tomar café. Tenía claro que hoy se tiraría a la piscina y esperaba que ella le dijera que sí. Hacía una semana que se conocían y desde su encuentro en la cafetería habían hablado durante casi todas las noches y realmente sentía que conectaban.

Cuando Juan vio entrar a Marisa en la cafetería con un vestido negro, casi le da un infarto. Sabía que ese encuentro sería inolvidable, ella estaba espectacular, desprendía una luz especial, sus ojos, su pelo, su perfume, toda ella le atraía, la deseaba.

Se saludaron con dos besos y él le dijo al oído, ¡estás preciosa!. Ella le sonrió y él se sintió desfallecer con esa sonrisa que era lo que primero le había gustado de ella.

Juan no podía dejar de mirarla y apenas le salían las palabras. Logró articular un bueno y se sorprendió de su voz. Ella río divertida y desde ese momento la capa de timidez de él se disipó completamente y comenzaron a hablar mientras tomaban café.

En determinado momento ella miró su reloj y él le dijo:

- Marisa, quizás te tienes que ir y yo te estoy entreteniendo.
- No, no es eso, solo que ya me parecía hora de la cena, pensaba ir a comprar algo al supermercado para cenar.
- Faltaba más, te invito a cenar, qué dices?.
- Vale, me parece genial.
- Qué comida prefieres?, preguntó Juan
- Algo de pescado quizás, te gusta?, contestó Marisa
- Si, conozco un restaurante por aquí en el que sirven muy buenos platos de pescado.
- Perfecto.
- Vas a ir en tu coche o si quieres vamos en el mío?
- Pues es mejor ir en el tuyo, porque el mío está en el taller.
- Aaahh vale guapa, pensaba que lo tenías por aquí cerca. Ven, he dejado el coche en la otra calle, dijo Juan.

Cuando se acercaban al coche, Juan no pudo resistir la tentación y abrazo y besó a Marisa. Fue un beso cálido, tierno y dulce, pero a la vez apasionado y correspondido por ella que aunque le sorprendió la actitud de Juan, se sintió muy a gusto en los brazos de él.

Siguieron unos minutos abrazados sin decir nada, sin articular palabras, hablando con la mirada, diciendo todo lo que querían decirse. Hasta que Marisa rompió el silencio.

- Creo que tengo pizza en casa.
- Me gusta mucho la pizza, dijo Juan.

Al aparcar el coche en la casa de Marisa, se miraron y se besaron nuevamente como preámbulo a lo que ocurriría después y así siguieron.

Entraron en la casa y se quedaron parados casi al lado de la puerta, besándose y acariciándose.

Él rozaba delicadamente su espalda y comenzó a bajar lentamente la cremallera del vestido negro, ese que tanto le había gustado y que había pensado toda la tarde en quitarle, en verlo en el suelo al lado de una cama, descubriendo así el cuerpo de Marisa, ese cuerpo que le atraía, que quería sentir muy cerca suyo.

Marisa le dejo hacer mientras acariciaba su torso, ese que asomaba por debajo de la camisa, fuerte y viril. Juan le parecía un hombre muy atractivo y más aún ahora que le tenía pegado a su cuerpo. Comenzó a desprenderle uno a uno los botones de la camisa negra y a besarle cada pedacito de piel que descubría poco a poco.

Lentamente y sin dejar de besarlo, ella le fue guiando hasta el dormitorio, una cama enorme y con una manta azul les esperaba y en donde casi cayeron los dos abrazados.

Cada centímetro de piel sentía, se deleitaba y vibraba con cada caricia, con cada beso y gritaba por más y más y así entrelazados se dejaron llevar hasta el momento mágico y sublime que los llenó de placer.

Siguieron abrazados por unos minutos sin decir nada, hasta que Marisa rozó con la punta de sus dedos la nariz de Juan y le hizo reír. Él la abrazó fuerte, la besó y le dijo, eres encantadora, eres una mujer encantadora Marisa.

Se levantaron y cenaron, pero lo que querían era volver a la cama que les esperaba cómplice de ese momento de conocimiento mutuo.

Pasaron la noche juntos y cuando se despidieron a la mañana siguiente después de desayunar, los dos sabían que volverían a encontrarse, aunque no sabían cuándo, pero algo era cierto, sus caminos se habían cruzado y así esperaban que siguieran, unidos.

Continuará….


28 mar. 2010

TE PARECE QUE SI?...(XIII)



Otra nota de la tía esa!!, exclamó Clara, no puede ser, no puede ser, dijo mirando el perfil de MSN de Juan en el ordenador. No me quedaré con los brazos cruzados, tengo que hacer algo. Esto lo tengo que hablar con alguien. Cogió su móvil y llamó a Carmen, le dijo que tenía que verla para contarle algo y no le dio más detalles. Quería saber que pensaba su amiga, tenía que hablarlo con alguien porque sino reventaría.

Clara, Clara, que te está pasando bonica?, tú no eras así antes, todo lo vivido te ha hecho cambiar, ahora te puede la rabia, te mueres de celos,….¡¡¡¡Jesús es el culpable!!!!….siiii…..por su engaño….su desamor…..y se puso a llorar.

- ¿Clara que te pasa?, le dijo Carmen apenas verla entrar en la cafetería en donde habían quedado.
- Nada, amiga, y todo, ….ya no lo sé.
- Madre mía Clari, que confusión estás hecha, en qué nudo gordiano te has metido? Nunca te había visto así, ni siquiera en las peores épocas.
- Tienes razón Carmen, estoy muy mal, creo que la bomba ha explotado ahora en toda mi cara, pero una de las gordas.
- Cuéntame guapa, anda!. Mientras pido un té con limón que sé que te gusta y te calmas. Le hizo seña al camarero de la cafetería y miró a su amiga que estaba casi a punto de llorar.
- No sé ni por dónde empezar, porque creo que lo que me está pasando ahora es una mezcla de cosas, de las viejas que han regresado, cosas que no había sentido antes pero estaban ahí como latentes para hacer su aparición el día menos pensado y cosas nuevas que estoy sintiendo ahora.
- Ya…te entiendo. Jesús es el primer tema, obvio mi amiga, lo que te hizo no es lógico, un matrimonio modelo, que parecía que todo estaba bien…
- Y lo estaba Carmen, nunca me hizo pensar lo contrario, estábamos bien, todo funcionaba a la perfección como siempre, hasta en la cama, pero llevaba engañándome unos meses ya cuando me dijo que teníamos que hablar y ahí se me cayó todo el castillo de naipes, me entiendes?.
- Sí, contestó Carmen, pero ¿y las cosas latentes y las cosas nuevas? No entiendo…¿qué pasa?.
- Las latentes, son los celos, esos que nunca había sentido a pesar de tener un marido muy guapo. Nunca desconfié de él y ahora creo que debería de haberlo hecho, así hubiera estado más alerta, yo que sé. Ahora estoy sintiendo celos y muchos, horribles celos que me carcomen por dentro.
- ¿Celos por Jesús?, ¿Ahora? ¿Y eso por qué?. Sigo sin entender nada.
- No, de él no. Son por Juan.
- Cómo?? preguntó Carmen.
- Siiiii…de Juan. Recuerdas que te conté que nos conocimos personalmente, pues desde ese día no nos hemos vuelto a ver, ni tampoco hemos conversado por el MSN.
- Y???? preguntó Carmen.
- Pues que he investigado un poquito su perfil, sabes que no me gusta curiosear, pero soy mujer y he visto que una tal Marisa le ha dejado una nota.
- Y eso que tiene que ver?. Debe de tener amigas, muchas, me supongo. Está separado hace un tiempo, no mucho, vive solo y supongo que algún rollo tendrá, pero no sé mucho de su vida. Fran no me cuenta sobre sus amigos, solo algunas cosas y cuando sale el tema, además a Juan le he visto algunas veces y me pareció un tío muy majo por eso te contacté con él.
- Lo sé Carmen, pero es que me he enamorado de él y me dan celos todas las mujeres que se le crucen de aquí a la eternidad, dijo Clara sonriendo. No puedo contenerme. Sabes lo que he hecho?.
- Qué has hecho? inquirió Carmen temiendo lo peor.
- Pues si esa tía le deja una nota, yo también he dejado la mía y te digo una cosa, seguiré dejando notas como para que se den cuenta esa y cualquier otra que él es mío.
- Clara, Clara, él no es tuyo ni de nadie. Además tú te has enamorado de él, pero ¿sabes si él se ha enamorado de ti?. ¿Te ha dicho algo? ¿Se te ha declarado?.
- No, eso no, es verdad. Solo me ha dicho que le ha gustado conocerme, contestó Clara con voz triste
- Ves!!!. Es que te has ilusionado muy rápido. A veces los sueños y deseos nos hacen pensar y ver cosas que no son amiga. Tiempo al tiempo. Estoy segura que cuando él sienta algo por ti te lo dirá, mientras tanto toca esperar y aquietar ese caballo desbocado en el que se ha convertido tu corazón y no hacerte más ilusiones. Mira, se me ocurre una táctica, aléjate un poco y veremos que hace él. No te conectes, no chatees con él si le ves conectado, no le llames tampoco, sé que es difícil pero inténtalo y una cosa muy importante no sigas investigando porque sufrirás más y te sentirás peor, porque imaginarás cosas que quizás no sean reales.
- Vale, lo haré, porque estoy en un sin vivir, pensando todo el día en si está con otra o chatea con otra. Y no puedo seguir así.
- Así es amiga, además una cosa, Juan no es el único hombre en la faz de la Tierra, hay más, muchos más, muchísimos más, me entiendes? Y de esos, hay muchos que están solos y estoy segura que les encantaría conocerte, dijo Carmen animando a su amiga.
-Tienes razón Carmen, aunque el mercado está un poco difícil. Tú misma me lo decías antes de conocer a Fran, nadie quiere nada, “cero compromiso” es la premisa, todos quieren pasarlo bien y luego nada más. Para eso me quedo como estoy. Mejor sola que mal acompañada dice el dicho.
- Eso dice el dicho, pero yo te digo que si no es Juan, será otro, pero sola no te quedarás, ya lo verás.

Terminaron lo que estaban tomando, pagaron y salieron sonriendo de la cafetería rumbo al Centro Comercial, porque como decía Carmen no hay nada mejor para darse ánimo que charlar con las amigas y comprarse algo, un buen par de zapatos o algo de ropa, aunque se te venga el ropero abajo de todo lo que tienes allí guardado.

Continuará…


27 mar. 2010

TE PARECE QUE SI?...(XII)



Juan no cabía dentro de sí de la alegría que sentía. Había pasado casi toda la tarde conversando con Marisa y tomando café. Ella era una mujer encantadora, con una conversación muy agradable, sentía que habían conectado desde el principio. Y lo único que deseaba era volver a verla, abrazarla como lo había hecho en la casa de Pedro, acariciarla, besarla, porque eso era lo que deseaba, la deseaba y se lo diría la próxima vez que la viera, quizás ella lo tomara por loco, por apresurado, por ligón, pero tenía claro que quería estar con ella.

Se preparó un bocadillo de jamón serrano y queso y con una sonrisa en los labios encendió el ordenador. Se conectó al MSN, esperando encontrar a Marisa, pero lo primero que vio fue una nota de Clara…uuuyyy Clara…..jajaja…..que graciosa!!!

Clara, es también una mujer guapa y una buena amiga, por lo que dice la nota le ha gustado conocerme, que bien!!!, a mí también me ha gustado conversar con ella, espero que le vaya bien en todo, aunque por lo que me dijo Fran no lo está pasando bien, pobrecilla, pero es una mujer valiente y saldrá adelante, claro que sí, y encontrará a un buen hombre que la quiera bien porque eso se merece, otro día hablaré con ella, pensaba.

Vamos a ver??? Marisa no está conectada, le dejaré un mensaje instantáneo: “Hola preciosa, cómo estás??. No te veo conectada, te dejo un besillo guapetona, me ha encantado conversar contigo, espero que haya otros cafés, ya hablaremos otro día.”

Apagó el ordenador y encendió el televisor, pasaban un partido de la Selección Española, se quedó mirándolo y pensando en la sonrisa de Marisa.

Continuará…..


25 mar. 2010

TE PARECE QUE SI?...(XI)



Después de un día arduo, de arriba para abajo con sus hijos, preparar la cena, lavar los platos, bañar a Marina, leerle un cuento y acostarla, revisar los deberes del colegio de Miguel y José Luis, al fin podía tomar un té con limón y descansar. ¡Qué cansada estoy!, decía Clara en voz alta, mientras saboreaba su taza de té sentada en el sofá. De repente advirtió que el ordenador estaba encendido, se había prometido no acercarse al “aparatejo infernal”, pero la tentación era muy grande. Quería ver si alguien le había respondido la nota que había dejado, quizás Juan lo había hecho, mmmm, vamos a veeeeer, y se conectó.

Había consultado con sus hijos en cuanto a las notas del MSN y ellos le habían dicho que todos los contactos de la persona podían verlas si eran públicas o el perfil tenía esa posibilidad habilitada o algo así. La explicación que le habían dado era realmente complicada y no había entendido mucho, pero eso le bastaba. La tal Marisa y cualquier otra mujer sabrían que ella era amiga de Juan y que se conocían. Obviamente que eso no evitaría que se le acercaran mujeres pero por lo menos ella sentaba presencia. Era buena táctica como para alejar lagartas, jaja.

Aaayyy Clarita, Clarita, para que te sirve eso, Clarita guapa? se preguntaba. Si estamos igual que al principio, solo somos amigos, pero si él se da cuenta de que estoy interesada en él, que me importa, yo que sé, quizás pueda haber algo más, claro está que tengo que demostrarle que le quiero, que me interesa y para eso tendré que verle, hablar con él, insinuarle lo que siento, pero por lo visto hoy no se conectará, mira la hora que es y no entra el tío!. Mañana le llamo y le invito a tomar café.

En el MSN no había nada, ni un mensaje nuevo, ni nadie había dicho nada de su nota, así que apagó el ordenador, terminó el té y se fue a dormir, pensando que el día siguiente sería diferente.

Una de cal y una de arena, como todo en mi vida, pero ya mejorará, ya lo verás, ten paciencia guapa, que el que la sigue la consigue, él es un buen tío, vale la pena y te mereces a alguien así en tu vida, no se te puede escapar, se decía, mientras se metía en la cama.

Continuará…


24 mar. 2010

TE PARECE QUE SI?...(X)



Clara daba vueltas en la cama, para un lado, para el otro y no podía dormir, había algo que no la dejaba, le daba vueltas en la cabeza una y otra vez una pregunta, ¿con quién estaría hablando Juan, durante tanto tiempo?.

Él nunca había cortado una conversación de esa manera, pensaba. Había dicho que era un amigo, pero, y si es una amiga?, bueno, si es una amiga, él es un hombre libre, y además solo somos amigos, aunque me gustaría que fuéramos algo más, es cierto, pero él no me ha insinuado nada, aunque ese pellizco que me hizo cuando nos despedíamos fue muy tierno. Aaaaaaahhhhh, me gusta, cómo me gusta, por Dios. Jolines, como puedo hacer para saber con quién hablaba?, maldita sea, quién será?. Voy a levantarme y trastear en el MSN, quizás vea quiénes son sus contactos, eso no puede ser tan difícil, veo a mis hijos averiguar mogollón de cosas con el ordenador, así que voy a investigar, jajaa, adelante Clara Sherlock, a ver si luego puedo dormir.

Se conectó nuevamente y entró en el perfil de Juan, para ver su red de amigos, uyyy, quizás él después vea que he entrado por aquí?, Bueno, qué más da, somos amigos.

Tenía muchos contactos, sobre todo algunos con nicks graciosos: akiestoyo, chocolatitodulce, corazónpartío, besoentuslabios, ja, vaya nombretes, supongo que serán mujeres. Pues si, obvio, que te crees Clara, que va a ser una carmelita descalza el hombre, jaja.

Aquí está Carmen, Fran, un tal Pedro y Marisa. Qué guapa!!. Marisa???, nombre para recordar. Además le ha dejado una nota: “Hola Juan, un gusto conocerte. Un beso, nos vemos”. Con qué un gusto conocerte?, con qué un gusto conocerte?. Debe ser ésta con la que estaría chateando, seguro, pensaba.

Qué hago ahora??. Pues nada guapa, acostarte y dormir. Y si le dejo una nota a la tía esa en su perfil?. Noooo, ya sé, mejor le dejaré una nota a él, así la tía esa la ve, siiii…..jejee.: “Hola Juan….hhhhuuuummmmm…..me ha encantado estar contigo. Un beso o dos, mejor los que quieras. Nos vemos”.

Bien, te ha quedado estupenda la nota.

Apagó el ordenador y se acostó riéndose para sus adentros de la cara que pondría la tía esa cuando viera la nota.

Continuará…


23 mar. 2010

TE PARECE QUE SI?...(IX)



Hola Juan, cómo estás? decía el mensaje de Clara que recibió Juan apenas conectarse en el MSN.
Juan contestó: Hola Clara, qué tal? Ya se nos ha terminado el finde, mañana al curro otra vez.
C: Si, por suerte este finde he podido descansar, no ha sido tan agitado como otros.
J: Me alegro, yo también he descansado. Espera un minuto que quiero saludar a un amigo,.
Si, bien, dijo Clara, aunque le sorprendía la actitud de Juan. Te espero por aquí, voy a leer correos. Cuando te desocupes avísame, vale?
J: Vale Clara.

Eyyyy Pedro, qué haces por aquí? dijo Juan, abriendo la ventana de conversación con su amigo.
P: Hola cuñado?¿qué tal?. saludó Pedro.
J: Cuñado??? Por qué?
P: Ya he visto que tú y mi hermana os lleváis bien, con abrazo incluido, jaja.
J: No se te escapa una, tío…jajaa. Pero entre tu hermana y yo no ha habido nada, solo nos abrazamos por el calor del momento, por el partido de fútbol y luego le he pedido disculpas, porque me pareció algo fuera de lugar lo que hice, por suerte a tu hermana no le ha parecido mal mi actitud.
P: Para nada, lo sé, me lo ha comentado ella. A mi hermana no le has caído mal, pero no te hagas ilusiones mi amigo, mi hermana es un hueso duro de roer, una mujer independiente, y ante todo le gusta su libertad, aunque cuando la he visto enamorada se entrega por entero. No me gustaría verla sufrir, pero no puedo evitar que eso le ocurra, además en su vida no me he metido nunca ni me meteré, es una mujer libre y si vosotros dos tenéis algo es cosa vuestra y solo vuestra.
J: Vale Pedro, tu hermana me ha parecido una mujer muy guapa….y te digo que me gustaría volver a verla….pero no forzaré ninguna situación…..por lo pronto solo me gustaría conocerla, hablar con ella….como amigos.
P: Pues aquí tienes la oportunidad mi amigo, si quieres hablar te dejo con ella que por aquí anda. Me voy a dormir, bye.
Espera Pedro, dijo Juan
M: Hola Juan, soy Marisa….jajaa…Pedro se acaba de ir a acostar y me dijo que siguiera hablando contigo.
J: Si será capullo tu hermano, jajaaa….perdón….jajaa.
M: A veces lo es, pero es muy buen tío también, jajaja.
J: Lo sé, es ante todo un muy buen amigo. Nos conocemos desde hace poco, por eso no sabía de tu existencia. Marisa, me gustaría seguir hablando contigo, pero de otra forma, como te dije hoy.
M: Mmmmm….personalmente dices?
J: Si, café mediante. Qué te parece?

Mientras tanto Clara veía que Juan no le contestaba y le había enviado un mensaje hacía 5 minutos dándole las buenas noches, estaba cansada y se iba a dormir, ya continuarían hablando otro día. Se preguntaba con quien estaría hablando, pero no se lo iba a preguntar. Apagó el ordenador y se fue a acostar.

Bueno, puede ser. Si, contestó Marisa. Cuando quieras, Juan.
J: Bien, te parece mañana?
Si, contestó tímidamente Marisa. Por la tarde estará bien, después de almorzar, me parece bien.
J: Buenísimo, nos vemos en donde quieras. Este es mi teléfono por si pasa algo y no llegas, o te pierdes, 69xxxxxx8.
M: Vale, el mío es 67xxxxxx4.
J: Perfecto, ya lo he anotado. Conozco una cafetería que está en la Plaza San Pedro sirven un café riquísimo, y yo trabajo cerca de allí. La conoces?
M: Si, también trabajo cerca y de vez en cuando voy a tomar café allí, buen lugar y podemos charlar un rato.
J: Nos vemos allí entonces, preciosa. Un besillo.
M: Hasta mañana Juan, un beso.

Juan veía titilar la ventana de conversación con Clara que había dejado minimizada, pero cuando la abrió para contestarle, advirtió que Clara se había desconectado. Bueno se dijo, mañana hablaré con ella.

Apagó el ordenador y muy ilusionado por el encuentro del día siguiente con Marisa se fue a dormir, con una sonrisa de oreja a oreja.

Continuará….


22 mar. 2010

TE PARECE QUE SÍ?...(VIII)



Juan tocó el timbre de la casa de Pedro. Habían quedado de ver el partido que jugaba el Madrid con el Valladolid, un partido sin mucho trámite para los galácticos, como decía Fran, pero él para hacerlo enfadar le decía a su amigo que el Valladolid podía dar la sorpresa.

Abrió la puerta una mujer muy guapa, morena, de ojos grandes y con una sonrisa encantadora. Se quedó estático, sin saber qué hacer, sorprendido porque no la conocía.

- Hola, soy Marisa, la hermana de Pedro, se presentó la mujer, advirtiendo la sorpresa de Juan.
- Hola soy Juan, y como si un resorte lo hiciera saltar, le estampó dos besos a la hermana de su amigo.
- Pasa Juan, dijo Marisa sonriendo, tus amigos ya están mirando la previa al partido. ¿Tomas algo?¿qué prefieres?.
- Un café, puede ser? contestó Juan.
- Si claro, estoy haciendo café, si esperas, en unos minutos estará listo.

Marisa se dirigió a la cocina y Juan a la sala pero mirando cómo se alejaba esa mujer tan guapa que nunca había visto. Cuando entró en la sala, saludó a los presentes que estaban conversando animadamente.

- Eeeeyyy Juanico, dijo Pedro, pasa hombre, te esperábamos. ¿Quién te ha hecho pasar?, ¿mi hermana?.
- Si, tu hermana. No sabía que tenías una hermana tan guapa.
- Jajaja, ha regresado hace poco de Sudamérica donde estuvo trabajando un tiempo y ahora dice que quiere quedarse por aquí, está cansada de trabajar fuera y estar lejos de la familia.
- Tú ten cuidado con la hermana de Pedro dijo Fran, mientras le hacía espacio en el sofá a Juan para que se sentará. Ten cuidadico, Don Enamoradizo, porque es muy guapa.
- Y ahora vendrá para mirar el partido, porque le encanta el fútbol, acotó Pedro. Mi hermana no se pierde un partido del Barça, es hincha de tu equipo Juan, ya tenéis algo en común.
- Qué bien!!!. Una mujer a la que le gusta el fútbol dijo Juan mientras aceptaba el café que le daba Marisa.
- Pues si, contestó Marisa, me gusta, así que muchachos, lo siento, pero me tenéis que hacer un hueco en el sofá para que pueda sentarme.

Fran y Juan se apartaron para que Marisa se sentara entre ambos. La proximidad con Juan hizo que lo mirara y él le sonriera.

Miraron el partido y conversaban animadamente, aunque en los momentos cruciales no se escuchaba ni volar una mosca, hasta que se dio lo que todos esperaban, golazo del Madrid y victoria ante el Valladolid, Fran abrazó a Pedro muy contento y como todos se abrazaban y a pesar de ser del Barça, Juan abrazó a Marisa que era la persona que estaba a su lado. Sintió su perfume, su abrazo cálido y tierno a la vez…..uuuffff que calor estoy sintiendo de repente pensó.

Marisa un tanto ruborizada se levantó y comenzó a recoger las tazas del café, Juan se dispuso a ayudarla alcanzándole las tazas. Cuando ella se iba con las tazas en una bandeja, él vio que había quedado una sobre la mesa, así que la cogió y se dirigió con la taza en la mano detrás de la muchacha que ya llegaba a la cocina.

- Oye Marisa, discúlpame por abrazarte así, le dijo.
- No tiene importancia Juan, no te preocupes le dijo Marisa, mientras colocaba las tazas en el fregadero.
- Es que me dejé llevar por el momento.
- Ya, a mí me pasó lo mismo, pero te repito Juan, no te preocupes, vale.
- ¿Te gustaría que siguiéramos hablando en otro lugar?, preguntó. Aquí hay mucha gente.
- Pues, no sé, quizás otro día, contestó Marisa sorprendida.
- Vale, cuando quieras, dijo Juan con un dejo de desilusión en su voz, pero mirándola fijamente, lo que hizo que Marisa apartara la mirada un poco nerviosa y esbozara una sonrisa.

Juan no entendía lo que le estaba pasando, pero ver a Marisa y tenerla tan cerca lo había dejado sin aliento. Cuando salió de la casa de su amigo aún recordaba su perfume y su manera de abrazarlo. Juan, Juan, qué te conozco, se decía, ella no es una mujer cualquiera, es la hermana de tu amigo y además te llama demasiado la atención, piensa bien que es lo que vas a hacer, ¿qué es lo que quieres? Mmmm, en principio, verla de nuevo y luego ya veremos.

Continuará….


21 mar. 2010

TE PARECE QUE SI?...(VII)



- Hola Clara, contestó una Carmen casi dormida, qué hora es?.
- Hola Carmen, cómo estás?, son las 8 y media de la mañana, disculpa que te llame a esta hora un domingo, pero es que si no hablo con alguien reviento, a mi madre no se lo puedo contar porque es muy fuerte todo lo que me ha pasado esta semana.
- Es bueno o es malo?.
- De las dos cosas.
- Uuuuufffff…..bien, super bien por lo bueno y horrible por lo malo, amiga. Adelante, cuéntame, dijo Carmen incorporándose en la cama y escuchando que Fran estaba en el baño afeitándose.
- Bueno, por donde empiezo? Lo bueno va primero. Y aquí va.
- Deja ya el suspense y dilo yaaaaaaa, por fa…que ha pasado?.
- He conocido a Juan. Recuerdas el día que fuimos al cine, a la noche lo veo conectado, hablamos un rato y me invitó a tomar café al día siguiente. Es muy guapo, alto, moreno…..aaaayyy no sé, no sé….me gusta, tía….es muy agradable….pero ya sabes….no quiero nada…..es un amigo y nada más….aunque me hace tilín.
- Cóóóóómoooooo????....qué te hace tilín???. Dijo una Carmen sorprendida.
- Siiiii…..me hace tilín…..me da un vuelco el corazón cada vez que le veo conectado en el MSN, cada vez que me habla, cuando suena el teléfono y veo que es él, ¿yo que sé que me pasa?…estoy como una adolescente enamorada…..como en los viejos tiempos y me sorprendo a mi misma pensando en él, o recordando alguna conversación que hemos tenido….esto no es normal!!.
- Si es normal, Clarita, mi Clarita…..te estás enamorando de Juan, dijo Carmen.
- Madre mía, Carmen, siii, así es….pero no quiero, no sé, no será porque es atento conmigo y porque es guapo y me agrada….es que no quiero enamorarme, no ahora, no en este momento con todos los problemas que tengo. Y hablando de problemas, aquí va lo malo, me llamó mi abogado, la batalla va a ser difícil, Jesús y su abogado no ceden y tendré que vender algo, cosa que no quiero, pero sacrificaré el cortijo para darle la parte de la casa, pero de aquí no me mueve nadie, además al cortijo hace mucho que no vamos y no tengo ganas de seguir manteniéndolo, en realidad no puedo con todo y además quiero obtener una buena manutención, aunque sé que a eso Jesús no se niega.
- Creo que es lo mejor que puedes hacer, aunque tú perdóname, pero Jesús, ¡¡¡qué capullo!!!, por Dios, por Dios….primero si, si, si, te dejo todo lo que quieras y luego sale con un quiero tal cosa y tal otra.
- Has visto??...yo tampoco me lo esperaba de él…realmente esta semana ha sido dura….por suerte que a las noches siempre encuentro a Juan en el MSN con quien hablo mucho, y me evado de todos los problemas, a él no le he dicho nada de todo eso, para qué?...por ahora no quiero contárselo, además lo suyo con su ex tampoco ha sido fácil, me lo ha contado muy por arriba, porque es muy reservado también.
- Clara, qué tal si quedamos para tomar café a la tarde? Creo que Fran irá a ver el partido del Madrid a casa de uno de sus amigos, toca tarde de fútbol, así que nos podemos ver y me cuentas con más detalle todo, que estoy ansiosa por saber.
- Vale Carmen, mejor que vengas por casa, haré tarta de chocolate y tomamos café y hablamos.
-Bien…esta tarde nos vemos amiga, un besazo.
- Siiiii….nos vemos….besos, te espero.

En cuanto cortó la llamada, Clara se puso a cocinar la tarta para esperar a su amiga tarareando una de sus canciones favoritas.

Continuará….


20 mar. 2010

TE PARECE QUE SI?...(VI)



- Hola Fran cómo estás? contestó Juan a la llamada de su amigo.
- Hola Juan…estoy en el gimnasio y hemos quedado con Eduardo y Pedro de ir a tomar unas cervecitas al salir…te apuntas?
- Claro tío…nos vemos en el gimnasio o en dónde?
- En el Cofesa de enfrente del gimnasio, …te parece dentro de media hora?
- Vale…ahí nos vemos.

Juan estaba aún en su trabajo pero se disponía a salir y que mejor idea que pasar el rato con sus amigos, pensaba…ya hablarían de fútbol, de cómo le iba al Barça…mi Barça…que equipazo tienen por Dios…está que se sale….y aunque le duela a Fran y a los del Madrid este año seremos campeones de todo otra vez, jajaa.

- Hola Edu, hola Pedro tanto tiempo…que es de tu vida? saludó Juan y palmeaba a Fran en el hombro.
- Lo mismo te pregunto yo, Juan, estás perdido muchacho!, contestó Pedro apartando la silla para que Juan se sentara a su lado.
- Pues bien…liadillo con mis cosillas, como siempre.
- Jajaja…eso se llama mujeres, rió Fran.
- No que va…si estoy muy tranquilo, desde que me separé, ya sabéis, que no he tenido nada serio, alguna que otra salida, polvo y nada más.
- Vale, pero algo hay, entonces? preguntó Edu…no queremos ser curiosos, pero…
- Bueno, que quieren que os cuente….esto parece un interrogatorio del FBI…jajaja…me han llamado para saber de mi vida?
- Bueno, bueno, Juan, te hemos llamado para estar contigo, tomar cervezas, conversar, como hace tiempo que no sales con nosotros los viernes y los sábados ahora tampoco puedes, te echábamos de menos, dijo Fran.
- Vale, lo reconozco estoy un poco apartado, hubieron ahí algunos asuntillos que me tuvieron liado es verdad y perseguido también, jajaja…es que a algunas mujeres les das el dedo y te quieren coger la mano y si pueden el antebrazo y si las dejas todo el cuerpo y no te sueltan y yo no estoy para nadie ahora, contestó Juan.
- Vaya tío, por suerte Carmen no es de esas…la tía vale la pena….y la quiero una jartá…jaja…realmente….es una tía increíble….replicó Fran.
- Hablando de Carmen, me ha contactado con una amiga suya, interesante….se llama Clara, dijo Juan
- Te ha presentado a Clara??..qué bien…muy buena tía…un marronazo le ha caído…el marido la abandonó por otra…creo que ahora se divorciará, contestó Fran
- No lo sabía…ella no me ha contado nada de eso….pobre tía…parece guay…nos hemos visto y quedamos para un café hace unos días.
- Que guay, tío!!!....no la conozco mucho, es una de las mejores amigas de Carmen….y solo sé lo que ella me ha comentado….pero parece auténtica y te repito que la está pasando mal.
- Bueno….la veo como una amiga…no pretendo nada con ella…ya sabes….aunque es muy guapa….me gusta…me parece una mujer muy interesante.
- Aaayyyyy Juan….ya te vemos enamorao’ hasta la punta del pelo, jajaa…dijo Pedro que hasta entonces se había mantenido callado y escuchaba la conversación entre Fran y Juan.
Y Edu acotó….pues si tio…controla las hormonas porque no creo que la tía quiera algo si está en este momento de su vida.

Juan movió su cabeza negando lo que dijera Pedro….era cierto…..no pretendía nada con Clara, ….ella le agradaba, pero para pasar a otro capítulo en esa historia tendría que transcurrir mucho tiempo, y por ahora solo se habían visto una vez.

Siguieron hablando animadamente, ahora sí de fútbol, aunque cuando se despidieron después de varias cervezas y tapas, todos palmearon a Juan y le decían adelante campeón ve por la pieza, lo que hizo que sonriera, sus amigos se adelantaban a los acontecimientos, que tíos!!...o quizás intuían algo que él no viera aún...pero nooo..nada….moviendo la cabeza en claro gesto de negación se subió a su coche, encendió la radio y se fue cantando la canción que pasaban en ese momento en Cadena 100.

Continuará….


18 mar. 2010

TE PARECE QUE SI?...(V)



Clara llegó con sus hijos a la casa y preparó la cena, bañó a Marina y dejó todo listo para el desayuno del día siguiente sobre la mesa de la cocina.

Tenía ganas de escribir, así que cogió su libreta y comenzó:


Hoy es un día especial
porque un hombre me ha demostrado
que aún soy una mujer que se puede mirar.

Hoy me he sentido plena
y las penas se han marchado
de mi corazón desesperado.

Con una suave sonrisa y un tímido pellizco
mi corazón dio un brinco y late ahora con ahínco
sin ton ni son.

Ooohhh!!!, pobre, pobre corazón,
espero que algún día, se curen todas tus heridas
y vuelva a brillar la luz del sol.


Uuuyyy Clara que tontería acabas de escribir, pensaba…pues nada…no me ha quedado mal la rima….lo tuyo es la prosa, Clarita…pero de vez en cuando está bien intentar otros estilos…me gusta este poema…aquí se queda…total estas libretas no las ve nadie.

Estará conectado Juan?...mmmm….me gustaría hablar con él pero ya es tarde…mejor mañana….realmente es muy agradable y muy guapo, alto, parece fuerte….aaaayyy Clara…deja de pensar….anda…..acuéstate ya bonica….y se metió en la cama moviendo la cabeza y sonriendo.

Continuará...


TE PARECE QUE SI?...(IV)



Mientras se duchaba por la mañana, Clara pensaba que no debería haber aceptado la invitación de Juan,... para qué me voy a complicar la vida?, ...para qué?, además lo tenía claro, no quiero conocer a nadie ahora, ya bastantes problemas tengo para agregar uno más,….bueno….ahora ya está, ya le has dicho que sí bonica y no le puedes dejar plantado porque ese no es tu estilo…seré formal y distante….una amiga o conocida….además es eso, solo conocerlo y tomar un café, una charla amena así como la que tenemos por el chat y sanseacabó la cita…ya está.

Se vistió, tomó un café a la carrera y salió para su trabajo.

Tuvo una mañana complicada y todo hacía pensar que no podría salir ni siquiera a la 2 de la tarde, hora en que tenía que pasar a buscar a sus hijos al colegio para llevarlos a las clases de inglés y a Marina a clase de danza, así que llamó a su madre para que los fuera a buscar y los llevara a sus actividades, ya los pasaría a buscar a la tarde por la casa de su madre.

A duras penas salió a las 3 y cuarto del trabajo, recordó que había quedado con Juan a las 3 y media en la cafetería del Centro Comercial, así que se dirigió hacia allí.

Le vio sentado en una mesa, era muy guapo y ella no sabía qué aspecto tenía a esa altura, habría pagado por un espejo en ese momento. Pasó frente a una vidriera que le devolvió su figura un tanto borrosa y distorsionada, espero estar mejor que esta imagen, se dijo, porque sino Juan se asustará y huirá despavorido, jajaa…

- Hola Juan qué tal?
- Hola Clara….como estás guapísima?
- Muy bien y tú…casi sin aliento, he salido hace muy poco del trabajo, hasta pensé que no podría venir.
- Bueno, pero no te preocupes, ya estás aquí y eso es lo que importa.
- Si….he tenido una mañana agitada digamos en el curro, por suerte pude resolver todos los problemas,
- Me alegro, contestó Juan.
- Qué tal tu día? preguntó Clara sentándose al lado de Juan.
- Bien…un poco liadillo también…con muchas cosas por resolver…pero olvida el trabajo ahora…que quieres tomar?
- Un té con limón estaría bien.
- Vale….un té con limón y un café con hielo por favor, le dijo al camarero.
- Muy bien….le dijo a Clara…cuéntame algo más de ti….a qué te dedicas?…qué te gusta hacer?.
- Me dedico a mis hijos en primer lugar y luego a mi trabajo…a veces salgo con mis amigas…cuando puedo, claro está…ayer estuve en el cine con Carmen.
- Aaahhh si….que bien…sois buenas amigas?
- Si…es una de mis mejores amigas.
- Qué bueno…con Fran somos buenos amigos también.

Y siguieron conversando, de diferentes temas, hasta que Clara le dijo que debía irse a buscar a sus hijos, ya era tarde y quería llegar cuanto antes a su casa.

- Vale guapa, ha sido realmente un gusto conocerte…y espero que haya otros café o tés si quieres.
- Si, claro que si Juan….eres una compañía muy agradable…tu conversación es muy amena y he pasado un rato muy a gusto….ya nos veremos.

Se saludaron con dos besos y Juan entre tímido y pícaro, le hizo un suave pellizco en la mejilla, lo que hizo que Clara esbozara una sonrisa.

Continuará….


15 mar. 2010

TE PARECE QUE SI?...(III)



Clara estaba desolada, a Jesús se le había ocurrido la brillante idea o la puñetera idea de pedirle la parte que le correspondía de la casa, joder con el tío, me caga la vida y además ahora quiere arruinar la de sus hijos. Se ha quedado con el Mercedes y con el piso en Almerimar y ahora quiere la mitad de la casa, si ya habíamos conversado sobre eso, que la casa me la quedaba yo junto con el cortijo en Lanjarón. Es de no creer. Por suerte que mi abogado sabe pelearla, porque no le daré el gusto, además no quiero vender ni la casa ni el cortijo para darle su parte. Así le contaba a Carmen mientras tomaban café, ¿qué se cree este tío?¿no piensa en sus hijos?. Parece que ahora lo único que le interesa es el que va a nacer, ¡pobre niño o niña con semejante padre!, ¡pobres mis hijos con semejante padre!, no puedo creer que Jesús haya cambiado tanto, no es el hombre del que me enamoré hace 15 años.

Carmen intentaba calmar y consolar a su amiga y para cambiar de tema se le ocurrió preguntarle que le había parecido Juan.

- Muy bien, he pasado un rato hablando con él, bueno…dos noches…es muy agradable…gracias a Dios y no como mi ex.
- Bueno, bueno, Clara, le decía Carmen, cálmate. ¿Tienes algo que hacer esta tarde?. Pensaba ir al cine porque Fran se ha ido a Madrid por un curso y no vuelve hasta mañana. ¿qué tal si vamos juntas y desconectas un poco de todo esto?.
- Vale, pero tendría que avisarle a mi madre que pasara a buscar a los niños al colegio. Espera un minuto que la llamo.

Media hora después compraban las entradas, palomitas y refrescos y muy contentas entraban al cine.

- ¡Qué bien lo hemos pasado en el cine!, dijo Carmen cuando salían de la sala.
- Si, muy buena la película, le contestó Clara, me ha gustado. Te invito a unas tapillas, ¿ya es hora, no?. Mi madre me ha enviado un sms diciéndome que se queda con los niños esta noche, le hace ilusión y yo puedo descansar un poco. Mis hijos son amorosos, y se portan muy bien, desde que se fue Jesús los veo que me ayudan un montón y casi sin pedírselo, hacen sus camas, ordenan sus juguetes, hasta a veces me dicen, mami, no te preocupes que nosotros lavamos los platos, yo tiemblo por la integridad de la vajilla, pero por ahora no han roto ningún plato, jaja, son divinos. Pero de todas formas, con todas las actividades que tienen, los deberes del colegio, la casa, el curro, a veces termino a las 12 de la noche o más, agotadísima y lo único que me desconecta es escribir.
- ¿Aún sigues escribiendo Clara?. Recuerdo que lo hacías desde que teníamos más o menos 15 años.
- Si, aún lo hago, en mis famosos cuadernitos, jaja, aunque desde hace dos noches que chateo con Juan y no escribo nada. Había pensado en escribir en el ordenador, pero si me conecto y lo veo, me dan ganas de hablar con él y dejo la escritura para otro día.
- Aaaaahhh…te ha gustado el chateo…te ha gustado Juan, eeehh, pillina, que guardadito te lo tenías…jajaa
- No, no es eso…bueno….te diré Carmen que me parece un hombre muy interesante…es muy guapo y muy agradable su conversación.
- Has visto…has visto…te lo dije…te dije que podía haber algo bueno en el mundo cibernético.
- Por lo menos él es agradable, aunque no te entusiasmes….es solo un hombre con el que converso....el sábado nos vimos por la webcam.
- Bien, por algo se empieza….invítalo a tomar café.
- Estas loca….noooo….en todo caso que lo haga él….pero no….en este momento y con toda esta locura que estoy viviendo no quiero conocer a nadie, no personalmente….te voy a decir algo….lo he pensado…la otra noche se me ocurrió que podríamos conocernos, pero después descarté la idea.
- Siempre reprimiéndote….¡cómo eres!...tienes que darte la oportunidad de conocer gente, de sentir otra vez….¿cuánto hace que te has separado?...más de un año…tienes que salir de ese encierro y salir al mundo amiga mía….y más ahora que te vas a divorciar, no te digo que te tires a la piscina, pero sí que te asomes lentamente al borde…además sería solo conocerlo, no te estoy diciendo que tengas una aventura, ni una relación…no…solo que os conozcáis.
- Si, tienes razón Carmen….ya veremos.

Cuando Clara llegó a su casa, miró el ordenador que estaba encendido, seguramente alguno de sus hijos lo había dejado así y se conectó por si había alguien en el MSN, que tonta soy se decía, lo que quiero es ver si Juan se ha conectado.

- Hola guapa, le dijo Juan.
- Hola Juan, que tal?
- Pues muy bien y ahora más, porque puedo hablar contigo.
- Gracias, te diré que no me iba a conectar, pero al ver mi ordenador encendido y verte conectado, quise saludarte, pero ya me voy a la cama.
- Vale guapa, yo también me voy a dormir, oye…
- Dime
- No sé qué te parecerá y no quiero agobiarte….pero me gustaría invitarte a tomar un café…si no quieres, no hay problema…seguiremos conversando…pero me gustaría hacerlo algún día personalmente.
- Puede ser, contestó Clara….si…¿por qué, no?
- Bien….te repito que no te sientas obligada ni quiero agobiarte.
- Para nada Juan,…me encantará tomar un café contigo cuando quieras.
- Bien….si quieres, ¿puede ser mañana?. ¿Puedes?. ¿A qué hora podrías?.
- Si, creo que a las 3 y media está bien….tengo que llevar a Marina a danza a las 3 y Miguel y José Luis están en clase de inglés a esa hora, así que a las 3 y media estoy libre.
- Bien….nos vemos donde tú quieras.
- Te parece en la Cafetería Don Marcos en el Centro Comercial? Te viene bien allí?
- Si, estupendo, contestó Juan…nos vemos allí mañana. Hasta mañana preciosa…un besillo.
- Hasta mañana Juan…un beso.

Clara pensó en llamar a Carmen para contárselo, pero su amiga ya estaría durmiendo, así que se lo contaría en otro momento, pero le sorprendía que Juan la hubiera invitado a tomar café justo cuando lo había estado conversando con ella….sospechaba que su amiga podía estar involucrada en esa invitación…bueno…si era o no era así, da igual, la cuestión era que al día siguiente conocería a Juan personalmente. Preparó la ropa que se pondría para ir al trabajo y se acostó repasando todo lo que tenía que hacer, hasta quedarse dormida con una sonrisa en los labios.

Continuará…..


14 mar. 2010

TE PARECE QUE SI?...(II)



Clara abrió los ojos y miró el reloj, eran las 9 y media de la mañana, ….noooo…..que tarde se ha hecho dijo, y saltó de la cama, se puso la bata y corrió a la cocina a preparar el desayuno, mientras le gritaba a sus hijos que se levantaran que llegarían tarde al partido de fútbol.

Madre mía, madre mía….que tarde se ha hecho…claro, si te quedas hasta las tantas chateando, esto es lo que pasa….bueno….de todas formas llegamos bien, el primer partido es a las once, espero que no haya atasco en la carretera pensaba mientras le ponía mermelada a las tostadas que inmediatamente se comerían sus hijos en un plis plas….uuuyyy…a Marina no le gusta la de melocotón y no tengo de fresa….vaya…que cabeza la mía….pero tengo de frambuesas, espero que no note la diferencia y no vea el bote…jeje…pobrecilla mi chiquitina.

Cuarenta y cinco minutos después, salía con sus hijos ya desayunados y vestidos con sus equipos de fútbol rumbo al campo donde jugarían y con su hija Marina cargando un enorme oso de peluche para poder jugar mientras sus hermanos participaban en el partido.

El sábado comenzaba agitado para Clara, el equipo de Miguel ganó su partido, y el chiquillo además hizo uno de los goles, y el equipo de José Luis empató y él atajó un penal, pero la pequeña Marina había perdido su oso en medio del campo así que tuvo que prometerle que le compraría otro mientras la veía llorar desconsoladamente.

Regresaron a la casa y mientras sus hijos jugaban a la Play y Marina subía a su dormitorio a jugar con su casa de muñecas, ella se puso a preparar el almuerzo, algo sencillo, carne al horno con patatas y de postre yogur, no tenía tiempo para preparar una comida más elaborada y a sus hijos le gustaba su carne al horno.

Si bien tenía que limpiar y ordenar la casa por la tarde, pensaba ir con Marina al Centro Comercial para comprarle otro oso y también llevaría a sus hijos a la casa de uno de sus amigos que cumplía años.

De repente sonó el teléfono, vio que Miguel lo cogía y decía Hola papá….uuuff es Jesús, le iba a decir a su hijo que ella no le podía atender que lo llamaría más tarde porque sabía que Jesús pediría hablar con ella, pero su hijo se le adelantó y le dijo toma mamá, papá quiere hablar contigo.

La conversación fue corta, Jesús quería reunirse con ella al día siguiente para hablar del divorcio, un tema que venían dilatando desde hacía mucho, pero ahora le decía que quería casarse con Rebeca porque la tal estaba embarazada, joder….que rabia, que impotencia….y porque siento esto….ya, ya sé…si es que aunque él ha sido un completo HdeP, aún le quiero, es el padre de mis hijos y aunque quiera negarlo y le odie por lo que me hizo, aún le quiero. Le contestó que se verían al día siguiente para arreglar el tema y que llamaría a su abogado el lunes para que ultimara detalles con el suyo.

Cuando cortó la llamada, se fue al baño, las lágrimas pendían de sus pestañas y no quería que sus hijos la vieran llorar, así estuvo un rato sentada en la orilla del bidet sin querer salir del baño, cuando sintió a Marina que estaba en la puerta gritando, Mamá déjame entrar, me hago pis. Así que se lavó la cara y salió, abrazó a su hija para que no se diera cuenta que había llorado y con una pequeña palmadita en el trasero le dijo entra. La niña la miró y le dijo, mami, no llores, sé que Oso estará bien donde está, alguien lo cuidará, no te preocupes por él ni por mí, porque ya estoy bien. Eso la hizo sonreír, su hija era especial, una personita adorable y sus hijos dos hombrecitos también, por ellos tenía que ser fuerte.

A la tarde con su hija compraron el oso más gigante que había visto y con el que Marina había quedado encantada, comieron helado de fresa, el favorito de la niña, después pasaron a buscar a Miguel y José Luis por la casa de Matías y regresaron todos contentos y cantando a voz en cuello en el coche.

Al llegar a la casa, se dispuso a preparar la cena, algo frugal porque los niños decían que habían comido pizza y tarta y Marina y ella, helado. Pues se terminó el sábado, pensó. Cuando entró en su dormitorio, recordó que había quedado de hablar con Juan, miró la hora, eran casi las 12, estaba cansada y quería dormir, pero un bichillo dentro de ella le decía que sería entretenido hablar con él. Así que bajó a la sala y encendió el ordenador. Al conectarse, advirtió que Juan estaba conectado, le daba un poco de vergüenza enviarle un mensaje, pero él se le adelantó.

- Hola preciosa, que tal te ha ido el día?, le dijo él
- Hola Juan, bien, todo bien y tú?
- Con mi hija, de arriba para abajo, comiendo hamburguesas en Mac Donald’s y después al cine. Luego la llevé a casa de su madre y se me ha terminado el sábado. Pensaba salir con unos amigos a tomar unas cervezas, pero creo que me estoy por resfriar porque siento el cuerpo un poco mal, así que me he quedado en casa y me he conectado por ver si estabas.
- Gracias por recordar nuestra cita virtual, dijo Clara.
- Claro que si bonita, oye…
- Dime…
- Tienes webcam? Me gustaría verte, saber cómo eres, también te la pondré para que veas quien soy.
- No sé ni cómo funciona este cacharro, pero si tengo, si me dices cómo funciona la conecto.
- Vale, solo acepta la solicitud que te enviaré y ya nos veremos por la webcam.

Así lo hizo ella y en la pequeña ventana donde antes aparecía una foto un poco borrosa de Juan, apareció su cara, era moreno y muy guapo.

- Hola Clara, le dijo, me ves bien?
- Si, si, te veo…hola Juan,…jaja
- Eres preciosa…tienes un pelo precioso y unos ojazos…madre mía….que ojazos.
- Gracias Juan…tú tampoco estás mal…eres muy guapo.
- Gracias, gracias…se agradece el piropo.
- A ver, me gustaría verte parada. Aléjate un poquillo, así te veo de cuerpo entero.
- Uuuuyyy…quieres ver si estoy gorda?
- No, no es eso, vosotras las mujeres siempre preocupadas por el peso, eeehhh….es porque así me hago más idea de cómo eres.
- Vale, pero tienes que hacer lo mismo.
- Está bien.

Clara se paró frente al ordenador, se sentía un poco ridícula, pero al fin y al cabo eso era casi lo mismo que verse personalmente y miraba que Juan hacía lo mismo. Al rato se sentó nuevamente frente al ordenador mientras leía las exclamaciones de Juan.

- Vaya, vaya con Clara, que guapa eres.
- Y tú qué alto, o eso me lo parece.
- Bueno, 1,75 mido, le dijo él
- Bien, buena altura, yo mido 1,65, para ser mujer creo que es una buena altura, no me da para ser modelo de pasarela, pero tampoco soy una mesa ratona, jaja, bromeó Clara.
- Jaja…tienes buen humor.
- Pues si, contestó Clara…aunque pensaba, si tú supieras lo que va a pasar mañana en mi vida, pero para que contar, además no le conozco de nada y no quiero ventilar mi problemática con un desconocido.

Siguieron bromeando y contando cosas de sus hijos como el día anterior. Pero Clara veía que a Juan se le cerraban los ojos, así que le dijo:

- Oye, que tal si dejamos la conversación para mañana y nos vamos a dormir.
- Si, tienes razón preciosa, mañana la seguimos, vale…me caigo de sueño.
- Vale…hasta mañana Juan…me encanta hablar contigo y no lo digo por cortesía, eres un hombre muy agradable….un beso.
- Gracias Clara, y tú eres encantadora…un besazo preciosa…hasta mañana.

Clara apagó el ordenador y sonrió, mientras subía las escaleras hacía su dormitorio pensaba en Juan y en el buen rato que pasaban juntos hablando, aunque solo llevaban dos noches, y una idea loca pasó por su cabeza….Clara, Clara, en que piensas….no seas loca, se dijo y se acostó.

Continuará…..


13 mar. 2010

TE PARECE QUE SI?...(I)



Clara era una mujer morena, cabello enrulado, de cuarenta y tantos, separada y con tres hijos. Trabajaba como administrativa y en sus ratos libres a la noche, “los momentos para mí” como los llamaba, cuando los niños ya estaban dormidos, le gustaba escribir, y escribía historias, lo que le pasaba durante el día, cosas que imaginaba, relatitos cortos, a veces quejas, a veces historias de amor, cortas o largas, como le salieran, otras veces lo que sentía. ¿Pero qué sentía? se preguntaba, y un segundo después se decía para qué preguntárselo, para qué pensar, estaba desilusionada, estaba cansada, en ese momento no sentía nada, o mejor dicho sí, sentía amor por sus hijos, que eran lo más lindo que le había pasado en esta vida, pero nada más, desde que se había separado no sentía, no se dejaba sentir y deseaba en lo más profundo de su ser volver a sentir, volver a enamorarse…calla…calla Clara…aquieta la neurona y controla el corazón…que así estás bien, para que alborotar el avispero nuevamente y encender la chimenea…no…tengo que dedicarme a los niños y a mi trabajo, se decía cuando entraba en la fase represora de sentimientos.

Y así noche tras noche, desgranaba en su cuadernito de notas, sus vivencias, sus creencias, sus deseos, sueños y sentimientos, a veces era muy bonito lo que escribía, a veces muy triste, a veces con mucho resentimiento hacia él, su ex…mejor ni hablemos de él y pasemos página y arrancaba la hoja del cuadernito cada vez que escribía algo sobre Jesús.

Jesús, era médico, de los que trabajaban 25 horas por día y esa fue una de las causas de la separación, amén del cruce con Rebeca. La rubia Rebeca que lo había enloquecido de amor, ese amor que no recibía en casa porque tantas horas de trabajo lo habían alejado de Clara y así llegó el día que se alejó para siempre y fue tras los pasos de esa enfermera que le ayudaba en todo, hasta a bajarse los pantalones detrás de algún biombo cuando se lo cruzaba por alguno de los pasillos del hospital y le alegraba el cuerpo y un poco el corazón.

Un día Clara encontró encendido el ordenador de su casa, al que nunca se acercaba, porque para empezar, en su trabajo estaba pegada al ordenador, el ratón era como continuación de su mano, siempre estaba tipea que tipea y cuando llegaba a casa quería olvidarse de las largas horas frente a la máquina infernal como la llamaba. Sus hijos a veces la invitaban a jugar en el ordenador y de vez en cuando lo hacía, lo que más le gustaba era el buscaminas o el solitario, y no se animaba con nada más. Había pensado en pasar en el ordenador algunas de sus historias, para tenerlas ahí y que no se perdieran, pero vio el icono del MSN y pensó en hacerse una cuenta, muchas veces lo había pensado, pero siempre desistía. Pero ese día se dijo, ¿por qué no? y se abrió una cuenta y se conectó. Su amiga Carmen le había dado su dirección de correo electrónico, así que la agregó y ooohh sorpresa allí estaba conectada y le envió un tímido “hola Carmen, soy Clara”. Carmen le contestó,

- jajaja, hola Clara, por fin te has animado?.
- Si, le contestó Clara, he visto a mis hijos chatear tanto que al final me he decidido a abrir una cuenta en esto, no tengo muy claro que hago aquí, pero aquí estoy, quizás me depare algo bueno.
- Claro que si, Clara, le dijo su amiga…por aquí hay mucha gente y puedes conocer a alguien interesante…quién te dice amiga que dentro de un tiempo, te eches un novio cibernético?, jajaa…o algo más…eeehhh y agregó un iconito pequeñito que le guiñaba un ojo.
- Calla, calla Carmen, no pretendo eso, solo me ha picado la curiosidad, ni sé lo que pretendo, pero espero que esto no me enganche.
- Jajaja…lo que te va a enganchar será un maromo que te dará miles de vueltas y te sacará de esa rutina tonta en la que estás..tienes que vivir amiga mía…eres joven…y te mereces ser feliz.
- Eso si…pero aún estoy en la etapa del olvido…no confío en nadie después de lo que me hizo Jesús.
- Vale…..te entiendo…..pero no todos son iguales Clarita…hay hombres que no son así…mírame a mí, con Fran estamos genial y sabes cómo nos conocimos?, nos conocimos chateando una tarde lluviosa de diciembre en que entré a otro chat por pura curiosidad y ya vamos para 3 meses juntos y realmente estoy muy feliz…¡anímate amiga!. Mira, el amigo de Fran se acaba de conectar, te lo presentaré…está separado igual que tú, tiene dos hijos y es buena gente.
- Bueno…está bien…preséntamelo…¿por qué será que siempre acabas convenciéndome?….me metes luego en cada lío.
- Ya verás que no…ya lo verás….y mediante un mensaje le pasó la dirección de Clara a Juan, explicándole que era su amiga y que era muy guapa.
- Hola Clara…soy Juan, amigo de Carmen y Fran.
- Hola Juan, contestó Clara, recién hoy he abierto la cuenta en MSN, pero esto parece fácil de usar, verdad?.
- Si, es muy fácil…no te preocupes, si algo no sabes me lo preguntas….pero lo estás haciendo bien.
Siguieron chateando….y hablando de sus hijos…de sus trabajos…de la vida en general.
- Uyyy Juan….hace más de tres horas que estamos hablando…se me ha ido el santo al cielo.
- Bueno mujer…mañana es sábado…supongo que no trabajas, verdad?.
- No, no trabajo…pero me espera un día agotador de todas formas, tengo tres hijos a los que tengo que llevar a diferentes actividades, cocinar, limpiar, y un largo etcétera.
- Vale, vale….ya te entiendo….también tengo a mi hija en casa y he quedado que la llevaría al cine y a Mac Donald’s mañana, así que mejor nos acostamos….pero no juntos….por ahora…jejee.
- Jajaja…que gracioso eres….vale….hasta mañana.
- Bien…nos vemos mañana si quieres….creo que a esta hora está bien.
- Aaahhh….vale, dijo Clara sorprendida….me estaba despidiendo y por cortesía te dije hasta mañana…pero pensándolo bien….la conversación ha estado interesante y te diré que me gustaría seguir conversando contigo…no sé si mañana podré pero si me conecto quedamos a esta hora, te parece bien?….un beso.
- Si, claro, otro para ti….hasta mañana preciosa…aunque no te he visto sé que lo eres…si tienes webcam, mañana nos podríamos ver?.
Clara contestó con un escueto vale, aunque no le convencía mucho la idea de la webcam y cerró la ventana de conversación con Juan, apagó el ordenador y se metió en la cama con una sonrisa en los labios….eran más de las tres de la mañana y al día siguiente tenía mucho que hacer…pero trataría de conectarse a la noche, le iba tomando el gustito a eso de la conversación escrita….y le había gustado hablar con Juan.

Continuará….


12 mar. 2010

EL PRIMER BESO



Ella era una chiquilla de 15 años, guapa, de pelo cortito y algo tímida. Cuando se reunía con sus amigas y se ponían a hablar de chicos y si habían besado a alguno de ellos, ella jamás contaba nada, porque no tenía nada que contar. En verdad, nunca la habían besado y realmente anhelaba ese momento, pero se preguntaba ¿quién sería?,¿quién le daría ese primer beso?. No había nadie en su vida, ningún muchacho que le gustara en ese momento, sus únicas aficiones eran sus estudios, la lectura y la natación a las que se dedicaba con muchas ganas.

Un buen día, una de sus mejores amigas la invitó a su cumpleaños de 15. Todo un acontecimiento para una muchacha, porque es cuando se viste de largo, como una princesa, sus padres le dan la bienvenida al mundo de los adultos, es como la presentación en sociedad y todo eso se festeja con una gran fiesta a la noche, en donde se invita a todos los amigos y compañeros de Instituto. Así que eso le hizo mucha ilusión.

El día del cumpleaños, se puso su mejor vestido, blanco y corto, era verano y hacía calor, su madre la maquilló para la ocasión, aunque a ella no le gustaba mucho maquillarse, solo una pequeña línea que resaltara sus ojos grandes y un poco de rimmel para sus pestañas, se calzó unos zapatos de tacón también blancos y así marchó a la fiesta que se realizaba en un restaurante muy elegante.

Estaba sentada en la mesa de los amigos y compañeros de Instituto, cuando un muchacho muy guapo, alto y moreno, se le acercó y la invitó a bailar. Ella se sorprendió, no le conocía, pero aceptó la invitación. Él le comentó mientras bailaban que era primo de su amiga, la del cumple y ella le dijo que era una de sus mejores amigas. Así siguieron bailando hasta que decidieron salir al jardín, ya que había otra pista de baile allí y ahí estaban todos sus amigos.

Se escuchaba de fondo la voz sensual de Chris Isaak, y fue en ese momento que él la abrazó y la besó…¡su primer beso!. Algo sorprendida y encantada le sonrió….y siguieron bailando juntos abrazados toda la noche.

Años después, la invitaron a una cena en el mismo restaurante, esta vez iba acompañada por un amigo. Cuando se sentó en la mesa asignada recordó aquel primer beso y sonrió.

- ¿Por qué sonríes? le preguntó él. Me encanta este lugar…
- A mi también, le contestó ella. Sabes? En este lugar me dieron mi primer beso.
- ¿En serio? Qué casualidad.
- Era una chiquilla inocente y tímida que no sabía besar porque nunca me habían besado. Tenía 15 años en ese momento y creía en el amor para toda la vida...
- No has dejado de creer en el amor porque después de tanto tiempo aún recuerdas el primer beso.
- Puede ser…..pero aquí estamos, le dijo ella con algo de desilusión en su voz.
- Puedes volver a empezar, le contestó él.
- Si...claro que si….pero como el primer beso no hay ninguno…aunque me gusta pensar que todos los besos son únicos y especiales, así que son siempre primeros besos.
- Aquí tienes el mío le dijo él…y la besó.


DEL RÍO DE LA PLATA AL MEDITERRÁNEO

Me encanta la mar. Siempre he vivido cerca de ella.

Antes, al ladito del Río de la Plata, el río ancho como un mar, de aguas calmas a veces y a veces revoltosas, dulces también, pero también saladas. Siempre te ví como una inmensa masa de agua, no como un río, de diferentes colores, marrón, naranja, a veces azul o verde.




Montevideo tiene su encanto especial, es mi ciudad, donde nací y ahora que estoy lejos, cada vez que regreso, paseo por su rambla, 22 km frente a ti, el Río de la Plata, la playa, las rocas, donde me gustaba tomar sol a lo lagarto, el Faro de Punta Carretas, ese cuya luz de vez en cuando me llama.




Recuerdo los amaneceres preciosos, la arena blanca y fina, los atardeceres cuando me quedaba en verano hasta tarde en la playa, los miles de colores al ponerse el sol.




Ahora que estoy aquí, veo el Mediterráneo desde la terraza de mi piso, de un azul profundo, de agua salada.




Me gusta caminar por la playa, me relaja, me hace pensar, me emocionan los atardeceres.




Cuando en la tarde paseo frente a ti, el sonido de las olas al romper en la playa me tranquilizan, y también me ayuda a pensar, cuando estoy nerviosa, angustiada, acudo a ti a contarte y me escuchas cual madre abnegada, me entiendes y me dices…ya pasará…vuelve a intentarlo.

Me gusta la mar, por su inmensidad, por su carácter, por su rebeldía, por ser indomable. La mar es como una mujer calma e intensa a la vez, inesperada…me haces mucho bien..mi inmensa mar….


LAS SIRENAS Y EL ARRECIFE



Desde que vivo en España, hay un lugar que me encanta, es el Cabo de Gata, situado en el extremo suroriental de la provincia de Almería, y en particular un espacio único, el arrecife de las Sirenas.

Un paisaje de aguas cristalinas, color verde azuladas coronadas por un conjunto rocoso que en la antigüedad estaba poblado de focas monje. Cuentan que los marineros confundían sus gritos con los cantos de las sirenas. Así que por eso le han puesto ese nombre al arrecife.

Al escuchar esto un día, mientras visitaba el lugar, se me ocurrió una pregunta tonta: ¿algún navegante, sucumbiría a los cantos de las sirenas?.

Y me contaron este cuento:

Había una vez una mujer que noche tras noche, miraba la luna desde las rocas, amaba la mar, la libertad de poder surcar el horizonte con una simple mirada, la sensación de poder correr sobre las olas, andaba siempre con un block de notas en blanco y se sentaba sobre el arrecife a escribirle cartas a la mar para después lanzarlas dentro de una botella.

La mar como mujer que es, la comprendía, pues la mujer vertía sus lagrimas en ella y la hacía un poco más salada, así que compartían sus penas. Noche tras noche la mujer se sentaba sobre las rocas y la brisa le golpeaba la cara con el aroma de su perfume, ese perfume a piel que no había olido nunca pero que había sentido tantas veces, esa silueta del que aún no tiene rostro ni nombre, la sombra que la hacía sentir la añoranza de lo que no conocía, ¿cómo se puede echar de menos algo a quien ni siquiera conoces? pensaba.

Y así pasaban las lunas, pero una noche mientras escribía, el viento hizo volar sus papeles escritos, sus cartas marinas y en el intento de cogerlas, resbaló, perdió los zapatos en su caída y tocó el fondo del mar donde se quedo dormida al no poder respirar.

La mar, que tantas veces la había visto sentada en el arrecife, la mar que la conocía porque había leído todas sus cartas, se apiadó de ella y como pudo le salvo la vida, dándole el gozo de poder vivir de alguna forma.

El beso de una ola le devolvió el aliento y la arrojó con delicadeza sobre la misma roca de donde se había caído, la dejo ahí, siendo mitad mujer y mitad pez, fue así, como la mujer de este cuento se hizo sirena.

Nadaba desnuda y libre y cada noche volvía a la misma roca, con la misma sensación de nostalgia, con la misma añoranza de lo que no conocía, sabía que no era la mar, pero tampoco era la tierra.

Un día mientras nadaba vio como la luna iluminaba con su luz la proa de un barco y vio un marinero que cansado de danzar sobre la madera dejaba caer su mirada a la mar, con la misma mirada perdida que ella ponía cuando añoraba.

Así que se acercó cuanto pudo y le tembló el corazón, ese era el perfume que había sentido tantas veces, ese era el olor, esos ojos eran los que ella había dibujado tantas veces en su block de notas y en sus cartas.

El marinero giro la cabeza como si supiera que alguien lo estaba mirando, y la vio, la vio desnuda sobre las olas, y sintió que el corazón se le estremecía al mirarla, y se lanzó a la mar.

La sirena que lo estaba mirando, se acercó a él y le cogió la mano para enseñarle su mundo, la mar azul, los corales y las flores que crecen bajo las rocas y así noche tras noche, la sirena lo esperaba junto a la roca y el marinero se lanzaba al agua.

Cada noche se repetía la misma escena, pero ella sabía que no podía tenerlo para siempre, porque los marineros se ahogan bajo la mar y las sirenas no pueden permanecer siempre en tierra, pero su mitad mujer, seguía añorando lo que por fin había conocido y deseaba más que nunca despojarse de aquella bella cola y el marinero de aquellas piernas, él deseaba su cola y ella sus piernas.

El marinero cada vez aguantaba más bajo el agua poniendo el corazón al límite al sumergirse, ese corazón que palpitaba por esa mujer mitad pez, pero tenía miedo de ahogarse, ella también tenía miedo de ahogarlo, demasiado complicado todo a pesar de lo que sentían el uno por el otro, demasiado arriesgado.

La mar, la luna y el viento hablaron una noche, y la mar se apiadó, otra vez, la luna se enterneció y el viento se enamoró de las palabras de amor que se decían, así que se decidieron a desordenar todas las cartas que la sirena había escrito y formar con las letras sueltas un mensaje. Cuando los amantes estaban juntos llegó la botella, una ola era la mensajera, el viento se puso a favor de la mar y la luna brilló con más intensidad que nunca para que pudieran leerla y hasta el mismo sol emocionado se fundió con la luna en un eclipse.

El marinero cogió la botella y la sirena leyó el mensaje que decía así: “Siempre os quedará esta roca y la orilla de la mar, donde tú, marinero, tendrás los pies en la tierra y tú, sirena, tendrás siempre la cola dentro del agua, pero podrán abrazarse y estar juntos durante toda la noche.

Y así, cada noche, la sirena esperaba en la roca y el marinero acudía a sus brazos.

Ella tuvo que caerse del arrecife, él tuvo que mirar la luna desde la proa y sentir la mirada de la sirena para que pudieran conocerse,…porque tenían que conocerse...

Y es por eso y solo por eso que las otras sirenas al enterarse de ese amor cantan a todos los marineros…por si alguno más se anima y se deja caer a la mar…


11 mar. 2010

MI LUGARCITO EN LAS SIERRAS

Una de las fotos que he puesto en el blog es una que titulé “Mi Lugarcito en las Sierras”.



Es un lugar mágico, lleno de luz, aromas y colores, con diferentes tonalidades de verde, verde esperanza. Unas Sierras que no superan los 200 o 300 m, aunque para mí eso eran Sierras hasta hace 5 años en que descubrí entre mareo y mareo lo que se siente al estar a 900 m…jajaa…todo me daba vueltas…y eso que ya una vez había estado a más de 3300 m y ahí si que se pasa mal. Soy mujer de llano y de frente a la mar…antes de un río ancho como un mar…y ahora de un mar entre tierras…pero siempre es mar…que es lo que más me gusta junto con mi lugarcito especial en las Sierras….donde mi ADN se formó y comenzó a palpitar mi corazón.

Ese lugarcito en las Sierras está enclavado en un país suavemente ondulado, de grandes llanuras, de verdes pastos y muchos ríos, arroyos, lagunas y bellas playas. Un país que guardo en mi corazón y al que de vez en cuando regreso a recargar las pilas porque allí están mis afectos…un país con el nombre de un río.




RECORDANDO...



De vez en cuando es bueno recordar y se intenta recordar momentos lindos, agradables, la buena compañía, las sonrisas, las caricias, los besos y abrazos de los seres queridos.

Pero hoy recordaré un día, un día en el que España y el mundo se entristeció, un día que me hizo llorar de tristeza, de impotencia, de dolor, así como se me caen las lágrimas ahora mientras escribo esto, porque recuerdo lo mal que me sentí ese día.

Recuerdo toda esa sangre derramada, todo el dolor de la gente, dolor real y dolor en el alma, por quienes ya no están, un dolor profundo, que siempre estará clavado como un puñal en el corazón.

Espero que nunca más tengamos que vivir un día así…. aunque sé que seguirán brotando mis lágrimas por todas esas personas que ya solo viven en el recuerdo.

Espero fervientemente que nunca más tengamos que vivir un día así…aunque no lo sé…nadie lo sabe….la gilipollez humana es muy grande…y eso también me entristece y me da rabia.

Espero que sea NUNCA MÁS.



MusicPlaylist
Music Playlist at MixPod.com

10 mar. 2010

¿POR QUÉ CONTANDO CUENTOS?

Hoy me pregunté porque le puse "Contando Cuentos" al blog si aún no he contado ninguno y tampoco soy muy cuentista.
En realidad le puse "Contando Cuentos" porque fue lo primero que se me ocurrió y además me gustó.
Y como me gusta escribir y escribo lo que siento, lo que pienso, de vez en cuando y muy de vez en cuando escribo alguna historia, algún cuento. Me divierte escribir historias en las que los protagonistas ríen, lloran, sufren, aman, se desengañan y siguen adelante....como la vida misma.
Escribo mucho. En mi trabajo muchísimo, aunque a veces va de cálculo todo el día y también escribo muchos correos electrónicos, la distancia con mi familia me ha llevado a ello.
Leía hace un tiempo, que para escribir un blog hay que seguir determinadas reglas o normas, aunque algunos dirán…uufff…no me vengas con normas….pero es verdad, un título llamativo, buen desarrollo del tema, un formato adecuado, buen uso del español e ingenio, hacen de un blog algo interesante que leer.
Y trato de aplicarme al cuento, seguir determinadas reglas gramaticales, tener un estilo, que siempre haya una introducción, un desarrollo y unas conclusiones, no sé si tengo ingenio, eso lo juzga quien lo lee, por lo pronto si lo publico es porque ha pasado por mi filtro que es muy crítico. Me han dicho que escribo a veces como si escribiera un artículo científico, es inevitable para mí este hecho, y que además tengo que ser más natural al escribir, lo sé y trato de serlo, y seguiré intentándolo.
La extensión del blog también es importante, si es muy largo se hace aburrido de leer y al final te quedas a medias y quizás los lectores no regresen y busquen otras cosas que leer. Además cuando el blog es muy largo, si nos descuidamos podemos irnos por las ramas y olvidar el tema principal, desarrollando algo que en definitiva no pretendíamos hacer.
Escribir un blog es una forma particular de comunicar que cada persona tiene y lo hace a su gusto y capacidad, sin duda. En mi caso, cuando escribo sobre algo doy mi opinión, pero también dejo librado a que cada uno opine, siempre con criterio y crítica constructiva, porque eso enriquece el blog y a quien lo hace.
Un amigo que escribe muy bien me decía un día que prefería escribir para hacer pensar porque movilizar las neuronas es lo más interesante, que haya creatividad, aunque esto no siempre es posible, porque a veces no sabemos cómo plasmar las ideas que circulan por la cabeza, pero se debe intentar. Con esto no digo que siempre estemos buscando temas, intentando escribir cosas, cada uno debe escribir cuando le plazca y así lo sienta.
Hay personas que tienen la habilidad de expresarse mejor que otras, pero todos tenemos derecho a expresarnos, porque por suerte, actualmente, expresarse y comunicar es un derecho, así que nadie debería coartar el derecho a expresarse de nadie, ya ha sido restringido ese derecho durante muchos años y vaya que la gente lo ha pasado mal.
Algún día, quizás, deje de escribir pero nunca dejaré de expresarme ni de pensar, cuando llegue ese día será porque ya no estaré en este mundo.

8 mar. 2010

PARA NOSOTRAS



A ti mujer, porque eres risa

Porque eres guía

Porque eres gracia

Porque eres bondad y esperanza

Porque eres paz e inteligencia

Porque eres tranquilidad

Porque eres justicia y generosidad

Porque eres canción

Porque cuidas

Porque alimentas

Porque trabajas

Porque alientas

Porque hablas

Porque comentas

Porque eres luz, sombra y arrullo

Porque eres verbo hecho pasión

Porque eres vida

Para ti, porque eres amor



Para todas nosotras...FELIZ DÍA DE LA MUJER TRABAJADORA....aunque lo hagamos todos los días.

Un beso para todas y para ellos gracias por apoyarnos

7 mar. 2010

AVATAR



El fin de semana pasado fui a ver la película “Avatar”, de James Cameron, una de las más taquilleras de los últimos tiempos.
Creo que en España no queda nadie por verla, y no pretendo hacer una crítica de si es buena la película o no, o si me gustó o no.
Pero hablaré un poco sobre que plantea, la historia transcurre en un futuro en que la Tierra está en decadencia, y los humanos buscan quedarse con las riquezas naturales de un planeta poblado por humanoides de tres metros de altura, delgados, fuertes, vistosos, azulados y que viven en medio de la naturaleza, una naturaleza amiga y que cuidan por sobre todas las cosas, porque están en comunicación con los elementos de ese mundo (plantas, árboles e incluso animales).
Esto ya lo veo como un llamado a respetar más el mundo en que vivimos, que visto los últimos acontecimientos en este planeta, más vale que nos ajustemos los cinturones porque me parece a mí que la Pachamama está enfadada y mucho por como la tratamos.
Continúo con el tema porque si no me voy por las ramas, el protagonista, que participa de la conquista del planeta Pandora, es un ex marine parapléjico. Por arte y magia de la ciencia, él y otros de su grupo, logran transformarse en un ser similar a los habitantes del planeta, el avatar, que en el caso del protagonista puede caminar. De esta manera, pasa de ser una persona incapacitada a ser un personaje gigantesco, al que le toca aprender todo lo que se cuece en ese nuevo mundo y lo hace muy bien, hasta hay un momento romántico cuando él elige esposa, la hija del jefe de la tribu, que es quien le enseñó a vivir en armonía con la naturaleza. Así que, al final y después de innumerables peripecias y guerra desatada, el prota tiene que elegir entre quedarse con su cuerpo tullido o pasar a ser para siempre su "avatar"…ya sabrán que ha elegido, me supongo?.
Y a este punto quería llegar porque la película pone en el tapete otra de las cuestiones muy discutidas en estos tiempos, el ansia que tiene la gente por vivir vidas mejores, y esto no lo veo mal, siempre es bueno querer mejorar, trascender el pequeño mundo que habitamos y conocer otras formas de pensar, otras formas de ver la vida, otras formas de vivir, en definitiva conocer mundo.
Pero, porque siempre hay uno, o más…jaja…y voy a plantear lo más preocupante, que es el crearse una vida totalmente diferente a la que vivimos y vivirla virtualmente y hacer creer a los demás integrantes de las redes en las que participamos que somos muy guays, o muy sensuales, o muy graciosos, porque en nuestra vida real somos todo lo contrario.
Es posiblemente el sueño de la mayoría de las personas que en internet se promocionan a través de blogs, chats, facebook y otras redes, con condiciones físicas y personales que se acercan más al ideal que ellas sueñan que a la realidad que viven. Ayer mismo lo hablaba con una amiga sobre cómo se miente en cuanto a la edad y la apariencia física escudados detrás de un monitor hasta que te piden la webcam.
Tal vez haya que preguntarse por qué las personas, desean vidas diferentes a las que viven. Será por inconformismo, será por inseguridad? Algo de eso habrá y quizás más cosas, y eso nos hace pensar, que es mejor lo que tiene el otro, que vivir una fantasía es mejor que la cruda y cruel realidad en que nos encontramos.
A mi entender sería mejor afrontar eso y tratar de mejorar en la vida real que inventarse “otro yo” en la virtualidad, cosa que me parece una locura…pero como dice el dicho.....de cuerdo y de loco cada uno tiene un poco.


6 mar. 2010

HOY

Hoy que estoy confusa
y no sé si esto es o no, amor,
Hoy que veo que son muchos los meses
en los que me perdí entre tus ojos y tus manos.
Hoy que creo que a veces
fuiste un espejismo,
Hoy que me falta coraje y me sobran lágrimas.
Hoy que el sol sale y no sale entre las nubes
y el viento arrastró todas las palabras de amor.
Hoy que te digo adiós y seco mis lágrimas.
Hoy me has llamado y me has dicho AMOR.


5 mar. 2010

ESCRIBE....

Lo encontré por internet…y lo comparto:

“Las únicas 12 reglas para escribir que siempre vas a necesitar:

1. Si escribes todos los días lo harás mejor cada día
2. Si es aburrido para vos es aburrido para el que lo lee
3. Adquiere un hábito de escritura y permanece con ella
4. La poesía no tiene que rimar, la poesía no tiene que rimar…
5. Resiste a los estereotipos, en tu vida y en lo que escribes
6. Los escritores leen. Los escritores leen mucho. Los escritores leen todo el tiempo.
7. Haz una lista de tus palabras favoritas y libros y lugares y cosas.
8. No tiene por qué haber siempre una moraleja en la historia.
9. Siempre lleva encima una libreta y una lapicera de repuesto.
10. Toma un paseo, una caminata. Baila. Lava los platos. Habla sobre eso!
11. No escribas solo con un estilo. Prueba algo nuevo.
12. Aprende a contar las dos partes de la historia”

1 mar. 2010

LA REAL REALIDAD

Hace unos meses leía no sé por dónde un artículo acerca de las relaciones adultas actuales.
Hablaba sobre algo que dieron en llamar las “monogamias seriadas” que son relaciones donde se tienen muchas parejas, con fidelidad incluida pero de a una por vez. Decía que hombres y mujeres están permanentemente en la búsqueda de ideales inexistentes y para lograrlo saltan de pareja en pareja. Algunos sueñan con el amor eterno, a otros no les preocupa demasiado ligarse o no a alguien durante toda la vida. Y también están los que les gusta más buscar que encontrar.
Pero en lo que más enfatizaba el artículo era en que el amor “dura lo que tiene que durar.” Cada final se vive sin congojas ni reproches, y tras el cual se embarcan en una nueva relación con idéntico desenlace.
La perdurabilidad y el amor eterno parecen ser cosa del pasado, pero que muy atrás, cosa en la que estoy a veces de acuerdo. El amor en los tiempos que corren, tiene fecha de caducidad y depende de nosotros cuán larga sea la “vida útil” de ese amor, porque una relación se construye todos los días, paso a paso, minuto a minuto.
Creo que lo importante es estar con alguien en la misma sintonía para evitar tener un vínculo con más problemas que placer, porque la pareja tiene que ser mutuamente beneficiosa para ambos miembros…sino…”cerrá y vámonos”.