5 dic. 2010

NO SOS VOS...



- No puedo seguir con esto. Pero…. “no sos vos…. soy yo que no sé qué es lo que quiero”,- dijo ella con voz entrecortada.

- ¿Qué me dices?,- preguntó él con voz inquisidora.

- Te digo que no puedo seguir con esta relación porque no estoy segura de lo que siento,- replicó ella reafirmándose.

- ¿Cómo que no estás segura?. Sigo sin entender,- dijo él subiendo el tono de su voz.

- Aaaahhh,- dijo ella casi gritando,- Es así….y no es que no te quiera….pero…

- Pero qué?,- preguntó él a punto de perder los nervios.

- No sé qué es lo que quiero,- dijo ella continuando la frase,- No estoy segura si eres el hombre con el que quiero estar. Además a veces noto falta de interés por tu parte y eso me aleja.

- Aaaahhh….era eso,- dijo él con un tono de voz como el de alguien a quien le caen las fichas.

- Si,- afirmó ella. Y no le dijo que había más cosas, para no herirle.

- Es que soy así…no sé…no puedo estar todo el día a los besos y caricias,- dijo él extrañado.

- Pero no es eso….no pretendo estar así todo el día…yo tampoco podría…pero de vez en cuando y como no estamos juntos, podrías llamarme por teléfono, así como yo lo hago o conectarte al MSN y así hablamos a la noche, porque pasan los días y no sé nada de ti,- dijo ella.

- ¿Y por qué no te llamo quieres dejarme?,- preguntó él sorprendido.

- Bueno, no es eso….son más cosas,- dijo ella pensando que iba a tener que decir las verdaderas razones.

- ¿Qué más?,- preguntó él aún más extrañado.

- Al principio, creí estar enamorada y me gustaba estar contigo, compartir momentos. Te notaba interesado y eso me interesaba más, pero después te fuiste alejando, ya no teníamos tanta comunicación y eso me hizo dudar de tu amor y del mío, porque mi amor se reafirma cuando siento que me quieren,- dijo ella tratando de no herirle y guardándose para sí las verdaderas razones.

- Ya,- dijo él moviendo su cabeza imperceptiblemente.

- ¿Sólo eso vas a decirme?. ¿Sólo ya?,- dijo ella,- Ahora soy yo la que no entiende nada.

- Es que no sé qué decirte….que soy así….y no es que no te quiera…y en este momento estoy hecho polvo porque quieres dejarme y no sé qué hacer!!!,- dijo él tratando de explicarse sin lograrlo.

- No digas nada…no hace falta…ya está, las cosas son así….quizás no seamos compatibles,- dijo ella con voz decepcionada.

- Será eso,- dijo él muy triste, viendo como ella se alejaba.