6 dic. 2010

COMO LAS AVES...



Tu primer regalo fue un corazón dibujado,
para luego darme el tuyo envuelto con cariño,
y con la sonrisa de un niño,
me dijiste trátalo bien,
no le hagas sufrir.
Te contesté que no,
que lo cuidaría y lo haría vivir.

Hoy que el tiempo ha pasado,
te lo devuelvo,
no lo he arrugado,
sé que podrás usarlo de nuevo,
que podrá volver a latir,
porque es hora de que vuelva a sentir.

No importa cuánto demore en hacerlo,
el tiempo demostrará
que para el amor no hay final,
siempre es posible,
volver a empezar.

Esto no es un adiós,
es un hasta pronto,
quizás en otro momento
nos volvamos a encontrar.

Ahora no puedo quedarme a tu lado,
el tiempo me dice que tengo que volar
a otras tierras, a otros mundos,
en soledad.

Y eso no me asusta,
porque bien sabes,
soy como un ave
que va y viene
y nunca se detiene.

Pero si me necesitas,
solo tienes que gritar,
que aquí estaré
sin falta,
porque como dijiste un día,
todo se andará….

El amor es eterno mientras dura....