24 nov. 2010

UNA NUEVA VIDA



Tenía dos niños y esa noche pensaba en ellos más que nunca. Lo único que cruzaba por su cabeza, era la carita asustada y suplicante de sus hijos y en hacer una maleta y salir de allí, de esa casa que ahora le parecía extraña, esa casa que le dolía en el alma. Había hecho tanto por construir un hogar y ahora eran solo cuatro paredes que la agobiaban y de las cuales quería huir, huir con sus hijos, lejos de ahí.

Cuanto tiempo había pasado desde aquellos días felices en los que hacía planes como una mujer joven y enamorada, de cuántos hijos tendría, cómo iba a amueblar su hogar, las plantas que adornarían el jardín, lo que cocinaría en esa cocina espaciosa, la gente que recibiría en el salón.

Todo el castillo que había construido en su mente y que era donde habitaba su futuro se había derrumbado con el primer golpe, ese que casi la envía al hospital pero que él curó con un poco de alcohol y con un “no quería hacerlo mi amor, perdóname”. Y desde ese momento se sucedieron, los reproches, gritos, golpes y las disculpas, los “te quieros”, los “no lo vuelvo a hacer”, el control, el aislamiento y el maltrato.

Llegaron los hijos, más responsabilidades, los golpes se habían detenido por un tiempo, pero un día regresaron, casi sin avisar y la descolocaron, pero también la hicieron pensar en que no podía seguir así, no más, ya no más, se lo debía a sus hijos, debía ser fuerte y por ellos decidir, y tener una vida normal lejos del maltrato, intentar algo que desde hacía mucho había olvidado, vivir tranquila, en paz y sin miedos y lo más importante tratar de ser feliz con los niños y olvidarse de todo lo demás.

Subió a sus niños al coche casi dormidos, y sin mirar atrás se marchó en busca de un nuevo lugar y una nueva vida …porque era lo que se merecía.

Dedicado a todas las mujeres que como la protagonista de esta historia se han decidido por un futuro por el que luchar…porque existe y se puede…por favor...digan…. NUNCA MÁS.... y por el recuerdo de las que ya no están...y escribir esto me apena cada día más.