15 sept. 2010

EL QUE PIERDE ERES TÚ...(IV)



Cuando Juan Francisco llegó a su casa y se conectó al Messenger, se le abrió una ventana con el siguiente mensaje instantáneo de Marina: “he pasado una tarde muy agradable contigo, que espero se repita. Un beso”.

Bien, yo también me he sentido muy a gusto con ella y claro que nos veremos, se dijo sonriendo.

Le contestó el mensaje: “ha sido un gusto conocerte y además saborearte guapa, eres encantadora. Claro que nos veremos. Un beso”.

Escrito eso, revisó sus otros mensajes y cerró la conexión. Ninguno de sus otros contactos estaba conectado, así que se puso a ver videos en youtube.

Encontró uno que le hizo recordar la tranquilidad que le transmitía Marina cuando le miraba, con esos ojos claros, realmente le había llegado al alma esa mirada que le parecía una caricia. Si eso era, ella acariciaba con su mirada, así como lo hacía con sus manos.


Espera, espera Juan Francisco, te estás dejando llevar muy rápido, pon el freno, se decía casi en voz alta mientras miraba el video. Si bien es verdad que te ha gustado, que es una chica increíble, que te has vuelto loco por tenerla esta tarde, que la deseaste muchísimo, tampoco es cuestión de dejarse llevar así a lo loco e ir directo al matadero. Te gusta, eso es verdad…y si quieres algo más, ….no estaría mal considerarlo. Puffff…nooo…en que estás pensando?, perderías tu libertad, perderías el poder hacer lo que te gusta, salir y entrar sin tenerle que darle razones a nadie, así que mejor no pienses en nada más, sigue el camino y disfruta, ya está. Pero ¿si me enamoro? Eso no puede ocurrir…no va a ocurrir…¿y si ella se enamora?...qué hago?...bueno, le dejaré las cosas claras, le diré que solo pretendo una amistad, que soy como un ave de paso…además es una mujer inteligente, no creo que se enamore de mi, seguro que no lo hará, habrá hombres mucho más listos que yo que le gustarán más y de los cuales se pueda enamorar. A esta altura de mi vida no quiero enamorarme, no quiero, pero, quien sabe?, cavilaba. Marina es una mujer muy guapa y me atrae, y yo a ella por lo que veo, pero no quiero hacerle daño y tengo que ser fuerte al estar con ella y recordar que no quiero enamorarme, que no se me olvide. ¿O lo que tengo que recordar es que soy un idiota?....

Continuará…..