9 may. 2010

ATADO A UN SENTIMIENTO (IX)


Julio se marchó dejando su corazón a 400 km de donde se encontraba. Esa noche recordaba los ojos de Noelia y el beso que se habían dado al salir de la cafetería. Su corazón palpitaba tan fuerte en ese momento que pensaba que se le iba a salir del pecho. Qué labios más cálidos tiene Noelia!!!. Cuando la volveré a ver?, se preguntaba, no lo sabía, tenía que instalarse, analizar cómo era la situación de la empresa donde lo habían destinado como Gerente. Esperaba poder ir a su casa al siguiente fin de semana pero no tenía muchas esperanzas. Esa lejanía de sus afectos, de sus amigos, de sus cosas y principalmente de ese rayo de luz que significaba Noelia para él, lo abatía y no lo podía soportar, aunque trataba de concentrarse en el trabajo.

Hacía mucho tiempo que no se sentía enamorado, qué bonito!!, se decía, siiii, estoy enamorado de Noelia, aunque hace poco que nos conocemos, pero siento que la amo.

Qué mal me siento!!!, que extraños sentimientos se entrecruzan en mi corazón, por un lado, amo a esa persona maravillosa que es Noelia, ha calado hondo en mi corazón y no estar a su lado, me llena a su vez de tristeza. Cuánto me gustaría en este momento abrazarla, besarla nuevamente, cuánto me gustaría escuchar su voz, hablar aunque solo fuera para decirle Te Quiero, verla sonreír, que me cogiera la mano como lo hizo al salir de la cafetería, sentir su calor, su perfume.

Lo malo pensaba, es la distancia, como cambiarían las cosas si ella estuviera aquí conmigo, a mi lado, pasear por la ciudad, llegar a casa y estar juntos, conversar hasta que nos den las tantas, mirarla a los ojos y adivinar que es lo que está pensando, que ella me hable con su mirada sin decirme nada, dormir abrazados y despertarnos así, abrazados. Quiero despertarla con un beso y desayunar juntos y los fines de semana pasear frente a la mar de la mano.

Y ahora me pregunto ¿ella sentirá lo mismo que yo?, ella me querrá…o solo es cariño de amigo, porque no he tenido oportunidad de preguntarle…no sé lo que siente ella por mí realmente. Uuuuyy Julio porque piensas tanto.

Hay que ser realista, Julio, pensaba, no puedes seguir entusiasmándote y que esto solo sea un sueño, un sueño del que no quiero despertar, porque de ilusiones no se vive, sino de realidades y mi realidad ahora es que ella está lejos y yo aquí, que ella no puede venir y que yo iré de vez en cuando, que no sé si ella me quiere como un amigo solamente o como algo más, que me estoy ilusionando con migajas y que eso no es bueno, aunque sea bonito soñar.

Abrió el MSN y contempló una vez más su foto, su sonrisa de niña buena, su mirada pícara…qué guapa eres por Dios, Noelia!!!

Te echo de menos guapa, dijo mirando la foto,….. más que nunca.

Continuará…