3 abr. 2010

TE PARECE QUE SI?...(XV)



Clara estaba dispuesta a seguir los consejos de Carmen. No se conectaría en MSN y no contactaría con Juan.

Para cumplir con eso, pensaba en no acercarse al ordenador de su casa ni un centímetro. Ufff que difícil será!!!, con lo que me gusta chatear con él. Pero Carmen tiene razón, me he entusiasmado muy rápido, luego me he dejado llevar por los celos, he marcado presencia sin siquiera estar segura de lo que él siente por mí, estoy como los perros marcando territorio y no puede ser.

Cogió su cuadernito de notas y comenzó a escribir:

Debo abrir los ojos y esperar

Eso es lo que toca ahora. Debería haberlo hecho desde el principio y no apresurarme tanto. Tengo tanto que dar, pero no me puedo dejar llevar por mis sueños e ilusiones, porque eso me crea falsas expectativas, aunque soñar es gratis y siempre lo he hecho, pero esos sueños a veces me han llevado a malos puertos.

Para no sufrir una vez más, guapa, debes colocarte la coraza, y no quitártela hasta que estés segura que puedes dar batalla y salir victoriosa. Qué difícil es esto!!!! Él está tan cerca, pero ahora lo siento tan lejos.

Retirarme un poco no es perder, es la táctica a aplicar para tomar impulso y volver al ataque, así no puedo fallar.

Antes del siguiente paso tengo que saber si él está dispuesto a darlo conmigo también, si él está dispuesto a caminar junto a mí, tengo que saber más, porque si no será un riesgo que corra innecesariamente y no quiero eso.

Tiene razón Carmen, me he entusiasmado muy pronto, casi no le conozco, pero es que todo lo que hemos hablado ha sido tanto y tan intenso, que me ha parecido que le conozco de toda la vida, tenemos una conexión especial, hay "complicidad", es eso, es verdad!!!.

Estoy segura que pronto llegará el día en que pueda aclarar esto, el tiempo me demostrará que puede haber algo más entre nosotros, pero hasta que ese momento llegue, no dejaré vislumbrar ninguno de mis pensamientos ni de mis sentimientos.


Releyó lo escrito, que expresaba lo que iba a hacer desde ese momento y satisfecha cerró el cuadernito, lo guardó en el cajón de su mesa de noche y se acostó.

Escribir eso le serviría para tener la táctica presente y no desfallecer en su empresa.

Sonó su móvil, era Carmen.

- Hola Carmen, dime?, contestó.
- Hola guapa, qué tal estás?
- A punto de acostarme, bueno, en realidad, con un pie dentro de la cama casi, río Clara.
- Te notó de buen humor y me alegro, dijo Carmen.
- Si, he estado pensando en lo que hablamos y estoy mejor.
- Me parece muy bien. Oye, te llamaba para invitarte al Centro Comercial mañana por la tarde, que te parece?
- Vale Carmen, me parece estupendo. Nos vemos mañana, entonces?.
- Hasta mañana maja, descansa, un besillo
- Un besazo Carmen, hasta mañana.

Dejó su móvil en la mesa de noche, apoyó su cabeza en la almohada, y pensando en Juan se durmió con una sonrisa en los labios.

Continuará...