15 mar. 2010

TE PARECE QUE SI?...(III)



Clara estaba desolada, a Jesús se le había ocurrido la brillante idea o la puñetera idea de pedirle la parte que le correspondía de la casa, joder con el tío, me caga la vida y además ahora quiere arruinar la de sus hijos. Se ha quedado con el Mercedes y con el piso en Almerimar y ahora quiere la mitad de la casa, si ya habíamos conversado sobre eso, que la casa me la quedaba yo junto con el cortijo en Lanjarón. Es de no creer. Por suerte que mi abogado sabe pelearla, porque no le daré el gusto, además no quiero vender ni la casa ni el cortijo para darle su parte. Así le contaba a Carmen mientras tomaban café, ¿qué se cree este tío?¿no piensa en sus hijos?. Parece que ahora lo único que le interesa es el que va a nacer, ¡pobre niño o niña con semejante padre!, ¡pobres mis hijos con semejante padre!, no puedo creer que Jesús haya cambiado tanto, no es el hombre del que me enamoré hace 15 años.

Carmen intentaba calmar y consolar a su amiga y para cambiar de tema se le ocurrió preguntarle que le había parecido Juan.

- Muy bien, he pasado un rato hablando con él, bueno…dos noches…es muy agradable…gracias a Dios y no como mi ex.
- Bueno, bueno, Clara, le decía Carmen, cálmate. ¿Tienes algo que hacer esta tarde?. Pensaba ir al cine porque Fran se ha ido a Madrid por un curso y no vuelve hasta mañana. ¿qué tal si vamos juntas y desconectas un poco de todo esto?.
- Vale, pero tendría que avisarle a mi madre que pasara a buscar a los niños al colegio. Espera un minuto que la llamo.

Media hora después compraban las entradas, palomitas y refrescos y muy contentas entraban al cine.

- ¡Qué bien lo hemos pasado en el cine!, dijo Carmen cuando salían de la sala.
- Si, muy buena la película, le contestó Clara, me ha gustado. Te invito a unas tapillas, ¿ya es hora, no?. Mi madre me ha enviado un sms diciéndome que se queda con los niños esta noche, le hace ilusión y yo puedo descansar un poco. Mis hijos son amorosos, y se portan muy bien, desde que se fue Jesús los veo que me ayudan un montón y casi sin pedírselo, hacen sus camas, ordenan sus juguetes, hasta a veces me dicen, mami, no te preocupes que nosotros lavamos los platos, yo tiemblo por la integridad de la vajilla, pero por ahora no han roto ningún plato, jaja, son divinos. Pero de todas formas, con todas las actividades que tienen, los deberes del colegio, la casa, el curro, a veces termino a las 12 de la noche o más, agotadísima y lo único que me desconecta es escribir.
- ¿Aún sigues escribiendo Clara?. Recuerdo que lo hacías desde que teníamos más o menos 15 años.
- Si, aún lo hago, en mis famosos cuadernitos, jaja, aunque desde hace dos noches que chateo con Juan y no escribo nada. Había pensado en escribir en el ordenador, pero si me conecto y lo veo, me dan ganas de hablar con él y dejo la escritura para otro día.
- Aaaaahhh…te ha gustado el chateo…te ha gustado Juan, eeehh, pillina, que guardadito te lo tenías…jajaa
- No, no es eso…bueno….te diré Carmen que me parece un hombre muy interesante…es muy guapo y muy agradable su conversación.
- Has visto…has visto…te lo dije…te dije que podía haber algo bueno en el mundo cibernético.
- Por lo menos él es agradable, aunque no te entusiasmes….es solo un hombre con el que converso....el sábado nos vimos por la webcam.
- Bien, por algo se empieza….invítalo a tomar café.
- Estas loca….noooo….en todo caso que lo haga él….pero no….en este momento y con toda esta locura que estoy viviendo no quiero conocer a nadie, no personalmente….te voy a decir algo….lo he pensado…la otra noche se me ocurrió que podríamos conocernos, pero después descarté la idea.
- Siempre reprimiéndote….¡cómo eres!...tienes que darte la oportunidad de conocer gente, de sentir otra vez….¿cuánto hace que te has separado?...más de un año…tienes que salir de ese encierro y salir al mundo amiga mía….y más ahora que te vas a divorciar, no te digo que te tires a la piscina, pero sí que te asomes lentamente al borde…además sería solo conocerlo, no te estoy diciendo que tengas una aventura, ni una relación…no…solo que os conozcáis.
- Si, tienes razón Carmen….ya veremos.

Cuando Clara llegó a su casa, miró el ordenador que estaba encendido, seguramente alguno de sus hijos lo había dejado así y se conectó por si había alguien en el MSN, que tonta soy se decía, lo que quiero es ver si Juan se ha conectado.

- Hola guapa, le dijo Juan.
- Hola Juan, que tal?
- Pues muy bien y ahora más, porque puedo hablar contigo.
- Gracias, te diré que no me iba a conectar, pero al ver mi ordenador encendido y verte conectado, quise saludarte, pero ya me voy a la cama.
- Vale guapa, yo también me voy a dormir, oye…
- Dime
- No sé qué te parecerá y no quiero agobiarte….pero me gustaría invitarte a tomar un café…si no quieres, no hay problema…seguiremos conversando…pero me gustaría hacerlo algún día personalmente.
- Puede ser, contestó Clara….si…¿por qué, no?
- Bien….te repito que no te sientas obligada ni quiero agobiarte.
- Para nada Juan,…me encantará tomar un café contigo cuando quieras.
- Bien….si quieres, ¿puede ser mañana?. ¿Puedes?. ¿A qué hora podrías?.
- Si, creo que a las 3 y media está bien….tengo que llevar a Marina a danza a las 3 y Miguel y José Luis están en clase de inglés a esa hora, así que a las 3 y media estoy libre.
- Bien….nos vemos donde tú quieras.
- Te parece en la Cafetería Don Marcos en el Centro Comercial? Te viene bien allí?
- Si, estupendo, contestó Juan…nos vemos allí mañana. Hasta mañana preciosa…un besillo.
- Hasta mañana Juan…un beso.

Clara pensó en llamar a Carmen para contárselo, pero su amiga ya estaría durmiendo, así que se lo contaría en otro momento, pero le sorprendía que Juan la hubiera invitado a tomar café justo cuando lo había estado conversando con ella….sospechaba que su amiga podía estar involucrada en esa invitación…bueno…si era o no era así, da igual, la cuestión era que al día siguiente conocería a Juan personalmente. Preparó la ropa que se pondría para ir al trabajo y se acostó repasando todo lo que tenía que hacer, hasta quedarse dormida con una sonrisa en los labios.

Continuará…..